Páginas vistas en total

miércoles, 19 de julio de 2017

el autor plantea al debate varios temas. qué hacer cuando el 90% de la población viva en las ciudades? cómo evitar el despoblamiento de lo rural? cómo suplir los servicios que no existen en las provincias? quién prooducirá el alimento que hoy ya estamos importando? hay Estados que hay ido resolviendo estos problemas con inteligencia, honestidad y planificación.


¿Qué haremos cuando el 90% viva en ciudades?


Para preparar el espíritu y adecuar nuestras acciones, comparto que la proyección matemática con ajustes señala que el año 2032 el 90% de los 15 millones de bolivianos viviremos en ciudades.
Los ajustes están dados por la ‘presión migratoria’ y que corresponde a las condiciones materiales que la población necesita para vivir en un territorio. De los 339 municipios bolivianos, 256 tienen una población menor a 20.000 habitantes y en ninguno de ellos hay un hospital de segundo nivel ni lo habrá por razones de economía de escala. La población de esos municipios está sometida a ‘presión migratoria’. Y si le sumamos indicadores como educación, oferta de servicios, oficinas públicas para realizar trámites, bancos, calidad de vida… la presión aumenta.
La extensión territorial juega un papel negativo, pues tenemos un país extenso para nuestra población, lo que encarece la provisión de servicios en los territorios. Si le sumamos la geografía que tenemos, extraordinaria por su belleza, complicada por su topografía, comprenderemos las dificultades que debemos superar.
Quizá la dificultad mayor esté en el imaginario boliviano. Hemos construido y el Estado Plurinacional lo refuerza, una sociedad que discursivamente se expresa como “originaria indígena campesina”. La narrativa, el discurso y la actitud están encontrando una complicación frente a la realidad que nos está señalando otra cosa. Tenemos ahora el 75% de nuestra población viviendo en ciudades, todavía por debajo de la media de América Latina, que está en el 80%. Y si consideramos que existen países como Uruguay, con el 95% de su población que ya lo hace, comprobaremos que lo que ocurrirá en Bolivia no será distinto a lo que ya están viviendo la mayoría de los países del continente.
Los números bolivianos en materia de población urbana nos afligen por su comparación con nosotros mismos, pues si realizáramos un análisis ampliado, podríamos señalar que en el DF mexicano y su área conurbana viven 22 millones de habitantes, el doble matemático de la actual población boliviana, que lo hacemos en un millón noventa mil km2. El compartir estos números solo busca que nuestro cerebro incorpore una realidad con la que estamos conviviendo, pero la estamos ignorando.
Nuestras conductas cotidianas no expresan responsabilidad ni consciencia urbana. Una frase de esta naturaleza puede verificarse con preguntas simples. ¿Qué ciudad boliviana tiene un sistema de bomberos para resolver un incendio de magnitud? Y va acompaña de otra pregunta, más complicada todavía. Y cuando sea el año 2032, ¿quién producirá la comida que consumiremos cuando ahora ya la estamos importando?
Propongo estos temas para la agenda. 

lunes, 17 de julio de 2017

los caraquenos apreciaron, aplaudieron y mostrar gran simpatía por el boliviano Tuto Quiroga designado por la oposición a Maduro como uno de los cinco expresidentes que particiaron del dia de fiesta que vivió Venezuela cuando millones de sus hijos repudiaron a Maduro y expresaron su su alegría por el proceso vivido las últimas horas.


Ex presidente Tuto Quiroga de Bolivia, “una estrella” en El Paraíso



sábado, 8 de julio de 2017

con dos mil dólares de inversión Nelson Galvarro construye un jeep en SC. bravo. es ingeniero disena y construye. fabrica dos modelos de vehículo y ha llamado la atención su tenacidad y habilidad. bravo.


Ensambla un jeep y sueña con montar su fábrica


Tras seis meses de arduo trabajo y una inversión de más de $us 2.000, el ingeniero electrónico y docente universitario Nelson Galvarro Montaño diseñó y fabricó íntegramente, con excepción del motor, un modelo reducido a escala del emblemático jeep Willy de 2,25 metros de ancho y 1,25 metros de largo. Es decir, un metro menos en altitud y longitud al original.

La fabricación se encaró desde cero. Desde el chasis con sus respectivas soldaduras, la suspensión a muelles en las cuatro llantas, corona, cardan, caja quinta, retro, luces y guiñadores. La carrocería es metálica y fue moldeada de manera artesanal. Le incluyó un motor de 200 cilindradas y lo adaptó a tres pedales (acelerador, freno y embrague al piso).

Con esta experiencia el profesional cruceño se plantea un reto aún mayor: encarar la fabricación de dos prototipos de vehículos diseñados y ensamblados en Santa Cruz. Se trata de un jeep similar al modelo Wrangler, que denominó Tapir, y una camioneta similar al modelo Suzuki, pero de carrocería alta, que denominó Súper Mula. Ambos modelos se encuentran actualmente en fabricación. 


Adelantó que sus prototipos estarán en exposición en la Expocruz de este año con el objetivo de captar financiamiento para consolidar una fábrica de ensamblaje de vehículos a bajo costo con relación a los importados. “Estoy diseñando las partes y también encargué la adquisición de equipos. Imagínese un jeep que vale $us 60.000, podría costar menos de $us 10.000”, dijo.  


Destacan emprendimiento
El proyecto mereció el reconocimiento de ‘amantes de los fierros’. Tal es el caso de Osman Patzi, comunicador e integrante del Club de Willys Santa Cruz, que reconoció la calidad de este jeep fabricado a escala, pero advirtió que el desafío es conseguir financiamiento. 


El director del Organismo Operativo de Tránsito de Santa Cruz, coronel Constantino Sejas, manifestó que de concretarse el proyecto sería inédito y requeriría un nuevo marco normativo para esta institución.

Observó que antes debe trabajar en patentar sus diseños y legalizar su actividad. “Cuando concluya, sugiero que visite la dirección de Tránsito para recibir asesoramiento”, agregó. 

Hay antecedentes
Patzi recordó que dentro del Club de Willys, Roberto Michaski, llegó a exportar modelos de escala. Mencionó que en Cochabamba, en la década del 70, se ensamblaron vehículos Ford modelo Bronco.
“Los costos de producción son altos. Se requiere una cadena de montaje y máquinas grandes si se pretende abaratar estos costos”, agregó. 

lunes, 29 de mayo de 2017

debieron haber conservado "el amarillo" su color original, pero no, tenían que gastar dinero en nuevo diseno y en un nuevo logo, así somos de gastarates, lo importante es que ya el servicio del teleférico está en funcionamiento y ojalá no necesite parar nada menos que dos meses para su mantenimiento. cuidar que los ladrones despejen la zona y dejen en paz a los turistas.


Cabinas del teleférico funcionan después de dos meses y medio de mantenimiento. | Fernando Balderrama
Cabinas del teleférico funcionan después de dos meses y medio de mantenimiento. | Fernando Balderrama

Habilitan teleférico con más de mil visitantes

Instalaciones del teleférico, ayer. | Fernando Balderrama
Turistas esperan abordar las cabinas. | Fernando Balderrama
Después de dos meses y medio, el teleférico nuevamente entró en funcionamiento desde ayer y recibió a más de mil visitantes que llegaron para subir, a través de este transporte, hasta los pies del Cristo de la Concordia.

El encargado de mantenimiento y operaciones del teleférico, José Saldias, señaló que se hizo el cambio de varios componentes que eran antiguos y necesitaban ser renovados. “Se hizo la migración del variador de frecuencia, un controlador de velocidad, generador de tacómetro y fusibles de acción rápida”, mencionó.

Señaló que la demora en la habilitación de este transporte responde a que estos equipos deben ser traídos del exterior porque no existen en el país, también explicó que en este tiempo se hicieron otras tareas de mantenimiento como el cambio de rodamiento de dos ruedas, el cambio y engrase de chicotillos de apertura de puertas y el mantenimiento al motor eléctrico.

Asimismo se realizó el pintado de ambas terminales, mejoras en el parque y otros aspectos de ornamentación.

Desde la pasada semana se hicieron las pruebas de carga en las cabinas con el apoyo de bolsas de cemento para simular el peso y comprobar la capacidad de cada cabina.

Existen algunas mejoras que todavía deben desarrollarse en el teleférico. Aseguró que éstas se realizarán antes de fin de año.

“Tenemos programado el acortamiento del cable del teleférico, debido a que tiene 1.720 metros y 42 milímetros de espesor y se ha estirado 4,30 metros y tiene que jalarse 4,50 metros. Al jalarse eso, el contrapeso iría al fondo, entonces no habría tracción en la rueda de propulsión y el teleférico no gira, por eso hay que hacer el acortamiento o estiramiento”, dijo.

Es importante realizar este trabajo este año por temas de seguridad, mencionó, “pero también se debe programar en el POA de la siguiente gestión la lubricación del cable, con esto se logrará alargar la vida del cable por lo menos 20 años más”, aseveró.

Una vez abierto el teleférico, familias integras y turistas llegaron para hacer filas y subir hasta el Cristo de la Concordia. Muchos subieron por primera vez, mientras que otros extrañaban dar estos paseos por uno de los lugares más turísticos con los que cuenta el municipio del Cercado.

PÉRDIDAS ECONÓMICAS
En estos dos meses y medio de trabajos de mantenimiento que se hicieron en el teleférico, se cuantifican por los menos pérdidas económicas de casi 350 mil bolivianos, señaló el encargado de mantenimiento y operaciones del teleférico, José Saldias.

En época baja, se registra por lo menos 5 a 6 mil bolivianos por día como ingresos al teleférico; mientras que, en época alta, ingresan entre 12 a 20 mil bolivianos diarios, en las 130 vueltas que dan las seis cabinas, indicó.

Se considera como épocas altas las vacaciones de invierno y de fin de año, en las que ingresan por lo menos 3 mil turistas tanto del exterior como del interior del país, y las bajas son el inicio de clases hasta las vacaciones, en las que ingresan aproximadamente mil a 1.500 personas por día.

Por otro lado, también se registraron algunos incidentes con turistas que, a falta del teleférico, se aventuraron a subir a pie al Cristo de la Concordia y fueron víctimas de antisociales que salieron de la malesa y les quitaron sus pertenencias, según denuncias hechas en la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (Felcc).


domingo, 21 de mayo de 2017

sin mayor comentario el grito de Paulo..."queremos pegas" las más apetecidas..."queremos pegas" con poco esfuerzo, sin nada de cabeza, con mucha ganancia...


¡Queremos pegas!

Entusiasmada mi comadre Macacha por todas las noticias que se originan en el palacio real de la plaza Murillo, me manifestó que los planes del presidente vitalicio son de largo alcance y gran significación social, pues en todas partes se cree que la felicidad tiene algo que ver con el laburo, algo que no es verdad, ya que la dicha es plena cuando tienes una ‘pega’ donde se labura poco y hay facilidades para meter la mano en la lata. Es bien sabido que las pegas más apetecidas son aquellas encabezadas por hombres sabios que hacen florecer el dinero con solo el prestigio de su nombre y su título universitario, aunque sea falso. 

Así comencé a percibir que muy poco podría esperar yo de los planes gubernamentales de empleo, pues confieso honradamente que me importa más el sueldo que podría ganar que mis satisfacciones patrióticas de contribuir a rebajar el índice de desocupación, que inquieta tanto a los propagandistas del actual régimen. Para que vean que soy sincero, hago pública mi solicitud de trabajo en cualquiera de las aduanas del país, no importándome si se hallan en zonas alejadas como Roboré, pues podría presentarme ante propios y extraños como experto en comercio exterior sin necesidad de conocer por el forro el llenado de una declaración aduanera. 
Está visto que Evo no ha pensado nunca cambiar de autoridades aduaneras, por lo que imagino que el crecimiento de esta actividad es de satisfacción gubernamental y del pueblo mismo.

Así lo encaré a mi discípula periodística, que de forma inocente quiso encandilarme con los planes de empleo que ha sacado a luz el mandatario, haciéndonos ver que se trata de una medida social pensando en los ciudadanos, mientras nosotros sospechamos que solo nos está adelantando políticas que lo harán crecer para futuras temporadas. Con un poco de esfuerzo logré convencer a la cochabambina que más vale ser contrabandista o aduanero;

es mucho más rentable que un miserable sueldo que mejorará las estadísticas oficiales, pero no hará más felices a quienes sabemos que no hay nada más triste que un afligido empleado, público o privado, cuya única obligación es inclinar la cerviz ante los afortunados jefes, que son los que cuentan los billetes. 

lunes, 15 de mayo de 2017

bien documentado Murillo se refiere a las acciones "vengativas de Evo en contra de los médicos" detalla con método y cronología puntual, los pasos que Evo ha venido dando para doblar el brazo a los galenos y tenerlos a raya, aunque los médicos con gran paciencia han venido resistiendo la andanada de ataques masistas.


“Evo y la venganza contra médicos”

               
Arturo Murillo P.

Sin Anestesia
El único gremio de profesionales que el gobierno no pudo someter es de los médicos, desde 2005, Evo Morales mediante la estrategia de la división doblegó a varios sectores y prefirió realizar campañas de salud con galenos y técnicos cubanos, excluyendo la participación del Colegio Médico de Bolivia.

Es de conocimiento público que el Presidente Morales y los jerarcas del MAS no acuden a centros médicos públicos; ellos tienen a su servicio una clínica exclusiva en Achumani, atendida estrictamente por médicos y enfermeras cubanas. Allí prefieren ir para la atención de sus problemas de salud, la oligarquía masista, y cuando sus males son más graves se van a Cuba.

El gobierno de Morales tiene enemistad permanente contra los profesionales de la salud. El 2011, aprobó una medida para “quitarles privilegios a los médicos”, beneficios que fueron conquistados décadas atrás, el trabajo de seis horas, e intentó prohibir que los profesionales en salud que trabajen en hospitales públicos también desempeñen labores en consultorios privados. Pero, tras casi 50 días de huelga de los salubristas el Ejecutivo tuvo que retirar la medida.

El 2015, la administración de Morales lanzó el plan de implementación de “hospitales para Bolivia”, con la inversión de 1.624 millones de dólares para 46 hospitales en todo el país. Según la promesa de Evo deberían ir entregándose este 2017, (www.la-razon.com/sociedad/Salud-gobierno-construira-hospitales-millones_0_2337966223.html) por supuesto, tampoco las obras a ser implementadas coordinó ni consultó con el Colegio Médico.

Como parte de su “guerra” contra los profesionales de la salud, el gobierno del MAS, la semana pasada, aprobó los decretos supremos 3091 y 3092 otra vez para restarles beneficios al gremio de los médicos bolivianos. La medida más cuestionada fue declarar la gratuidad del certificado médico que por el mismo el Colegio Médico cobraba 30 bolivianos. Ante los reclamos y las críticas del sector, la ministra de Salud, Ariana Campero, amenazó con investigar las cuentas del Colegio Médico para ver a dónde fue el dinero por la emisión de los certificados, desde hace 47 años; ésta medida odiosa y revanchista es la venganza del MAS. La Ministra Campero miente cuando asegura que el certificado médico será gratuito, completamente falso, porque sólo se anula el costo del papel pero los médicos seguirán cobrando por su trabajo profesional.

Obviamente, las medidas odiosas y amenazas de tal magnitud solamente generan más confrontación. El Colegio Médico de Bolivia anunció, después de la reunión de emergencia en Cochabamba, el paro de los servicios y la realización de protestas los días 17 y 18 de mayo.
Sin embargo, los decretos 3091 y 3092, en esencia, son más controvertidos porque autorizan la creación de la Autoridad de Control y Fiscalización del Sistema de la Salud y promueve la desafiliación y libre afiliación en la seguridad social, medida similar que hicieron con el rubro de los abogados, que le permitió al MAS arremeter con los juristas para controlar e instrumentalizar la justicia, en favor de sus políticas de persecución a críticos al régimen e impunidad para los masistas denunciados de corrupción.

Las medidas del gobierno del MAS en contra del sector de salud en esencia no son para mejorar el sistema y la atención médica de los bolivianos sino son parte de las tácticas políticas para arremeter y controlar al gremio de los profesionales salubristas. Esta estrategia ya es habitual en el gobierno del MAS, cuando no logra tener de servil a un sector lo divide y persigue mediante procesos político-judiciales, lo ataca y asume decisiones vengativas incluso vulnerando normas, sin que le importe si afecta la institucionalidad y el servicio.

El 2015, el Padre Mateo propuso que la administración de Evo Morales otorgue el 10% del PIB para el sector de salud, pero todos los ministros y el propio Morales salieron a combatirlo y desprestigiarlo en los medios de comunicación, presionaron y lograron que el sacerdote católico se fuera del país; sin embargo, el gobierno prefirió hacer un incremento millonario en el Ministerio de Comunicación para la propaganda política gubernamental del MAS.
Así opera el masismo, no hay contemplación con los críticos al régimen y quienes no se alinean con sus políticas y tácticas sutiles de perpetuación de Morales en el poder. La venganza es despiadada y odiosa con quienes denuncian la corrupción de los miembros del gobierno, el diputado Rafael Quispe quien fiscalizó y alentó el avance de los procesos judiciales de corrupción en el Fondo Indígena fue golpeado físicamente, enjuiciado con artilugios y suspendido por seis meses sin goce de haberes; lo mismo pasa con todos los senadores y diputados que revelan y denuncian con documentos la corrupción masista, todos fueron enjuiciados y amedrentados por el régimen.

Es de conocimiento de la ciudadanía, los hospitales públicos del país colapsan diariamente y los enfermos yacen en los pasillos, por falta de infraestructura y camas, a la espera de recibir la atención, los pacientes van a dormir desde noche anterior sino es de madrugada para conseguir una ficha porque falta más ítemes de médicos especialistas; todos sabemos que el gobierno promete pero no cumple, peor en el área de salud sino es asumir medidas odiosas con los galenos.

Los enfermos de cáncer tuvieron que organizarse, movilizarse y rogar de rodillas a la Ministra Campero para que compren equipos para su tratamiento. En Cochabamba, hace un año se puso la piedra fundamental para la construcción del hospital oncológico de cuarto nivel; sin embargo, hace unos días denunciaron que no hay ningún avance en la obra.

(www.lostiempos.com/actualidad/local/20170506/oncologico-tolata-avances-ano) Ésta situación demuestra de cómo es tratada la llajta, la semana pasada hubo crisis de salud en la capital valluna porque 300 niñas y niños esperaron más de un año para ser operados, pero sólo contamos con un centro médico de tercer nivel, el Hospital Viedma, construido hace 30 años con limosnas de los ciudadanos. Actualmente, tenemos un hospital de segundo nivel que no funciona porque el gobierno no asigna ítemes a Cochabamba, tenemos otros cuatro maternológicos que prestan servicio un sólo turno por falta de médicos y enfermeras, ésa es una pequeña muestra de la situación crítica de la  salud.

Presentamos una propuesta para que se conforme un comité interinstitucional en Cochabamba para enfrentar el gran problema que aqueja la salud de los vallunos, el alcalde José María Leyes, el médico y senador del MAS, Ciro Zabala, y el Colegio Médico aceptaron y se sumaron al planteamiento del trabajo de búsqueda coordinada de solución a la situación crítica del servicio de salud, pero lamentablemente el gobernador Iván Canelas no se pronunció; lo único que se le ocurre al gobierno del MAS es aprobar medidas vengativas en contra de los profesionales en salud que se resisten al control político, hasta hoy. Además, los médicos bolivianos son los peor pagados de la región.

Por favor, hay muchos temas en los cuales podemos “sacarnos los ojos”, no haga política con la vida de la ciudadanía. Presidente Morales el pueblo clama, en los pasillos, en las madrugadas e incluso de rodillas en algunas plazas, por la salud; escúchelos y priorice inversiones planificadas y coordinadas. Sin salud no hay vida, menos el “vivir bien”.
Senador de la República.

viernes, 12 de mayo de 2017

Manfredo se pregunta, qué hacer para no aburrir a los lectores. hoy mismo los temas son repetidos y tienen un cierto morbo especialmente los referidos al MAS, a Evo, a los masistas y los opositores. los canales tienen colores y paisajes aunque los textos son parecidos y chicas bonitas y deportes, aparte de la crónica roja que tanto gusta a muchos.


¿Cómo no aburrir a los lectores?

Manfredo Kempff Suárez

No sé si en Finlandia, Noruega o Dinamarca, los comentaristas de prensa tendrán tal caudal de novedades políticas diarias, que les sobre material para escribir. Seguramente que países así se preocupan más de lo que acontece en el universo, en el gran mundo, de cómo protegerse de maniáticos que gobiernan potencias atómicas, de la marcha de su educación y salud, de cuál es el futuro de sus nietos, bisnietos  y tataranietos a un siglo de plazo, y también cómo ayudar a las naciones más pobres, a los millones de hambrientos de África y hasta a los derrochadores y pillastres de Latinoamérica.

Seguro que los columnistas en periódicos de Helsinki, Oslo o Copenhaguen – estamos hablando de las naciones más desarrolladas  de Europa-, dedican varios días a la semana a comentar sobre literatura, filosofía, temas históricos, ciencia, deportes, y por supuesto que también de política interna e internacional. Aquí, en Bolivia, con que sólo el titular tenga que ver con literatura, historia, filosofía o ciencia, es hoja pasada. Lo deportivo, la farándula y la delincuencia tienen muchos adeptos, pero es la política interna, son las acusaciones, las provocaciones, los escándalos, lo que produce inmenso placer y satisfacen la morbosidad congénita de nuestra gente.

En mi caso – imagino que también en muchos de mis colegas -, lo de la política me tiene hasta las narices, como diría un español. Pero no es la primera vez que desde estas páginas me hago la misma pregunta: ¿sobre qué escribir, entonces? ¿Qué puede gustar al público que no sea señalar los desmanes del Gobierno y pincharlo hasta hacerlo sangrar? Porque eso es lo que le gusta a la gente: leer disfrutando de palizas. Y no es que las tundas no se las merezca el Gobierno, porque entre taladros, nepotismo, venta de gas a la Argentina, YPFB, el hotel Las Américas, los nueve presos en Chile, elecciones judiciales amañadas, ya está. Ahí están los episodios servidos. No hay que elucubrar demasiado para tener un tema. No se trata por tanto de fastidiar al Gobierno porque sí, por manía; eso sería algo enfermizo.  Lo que sucede es que nuestros gobernantes se merecen palos y pinchazos; tal vez no tan seguido, ni con tanta devoción, diría yo.

Seguramente que los bolivianos hemos sido así toda la vida porque siempre el centro de la atención han sido los políticos, por ser fuente de sueldos y también de negocios turbios para muchísima gente. Eso, más en La Paz que en resto del país, en vista de que donde está instalado el poder reina el grueso de las “pegas” de la administración pública. En Santa Cruz hasta hace poco la política interesaba menos, pero su interés va creciendo año a año y día a día, porque ya no soportamos el discurso etnocentrista que nos agobia. Y crece porque ya tenemos muchos más cargos codiciados que dependen del presupuesto del Estado o del Departamento, pero también porque el MAS se ha incrustado a fondo en la sociedad cruceña y ha hecho que los cruceños – los empresarios esencialmente – dependan del dedo pulgar de S.E., que puesto hacia abajo, como en el circo romano, significa no exportar los excedentes de las cosechas y quedar desamparados ante el avasallamiento tierras o las pesquisas caprichosas del INRA, que es una amenaza latente.

¿Cómo no aburrir a los lectores, entonces? ¿Sobre qué escribir? ¿Qué puede reemplazar el placer de deleitarse que tiene el público en el intercambio de garrotazos entre oficialismo y oposición? Vemos que, sobre el particular, muy poco se puede hacer con la prensa escrita. No sucede lo mismo con la televisión, que además de sentar a los políticos en banquillos inquisistoriales el rato que les da la gana, tienen un amplio campo de visiones directas y a colores que no existe en los periódicos; la farándula, las chicas hermosas, y los deportes, por ejemplo. Y provoca la experiencia de vivir casi en medio del tiroteo en cuanto atraco o ajuste de cuentas se producen en la ciudad, que son innumerables. Eso de que una imagen vale por mil palabras es cierto. Ni el más diestro columnista podría con su pluma, describir, por decir algo, la belleza y gracia de tantas mujeres que abundan en la televisión.