Páginas vistas en total

martes, 22 de noviembre de 2016

Gonzalo explaya en LT la historia del abastecimiento del agua y en el fiasco de las soluciones, encuentra la liturgia inspirada en Poncio Pilatos, "la de lavarse las manos y echarle la culpa al otro"

Poncio Pilatos abraza el proceso de cambio

La crisis de abastecimiento de agua en la ciudad de La Paz probablemente es el evento que mejor retrata el modelo de política pública populista de los últimos 10 años. Éste se caracteriza por atravesar tres etapas: 1) Se anuncia la política o programa de manera grandilocuente con una avalancha de propaganda. 2) El diseño es improvisado, la puesta en marcha es defectuosa e ineficiente y finalmente fracasa, algunas veces con sospechas de corrupción. 3) Cuando se “descubre” el fiasco o el acto de corrupción, comienza la liturgia inspirada en Poncio Pilatos. Los de arriba le echan la culpa a los de abajo. Veamos esta secuencia en el caso del racionamiento de agua en la sede de Gobierno.

A partir de la guerra de agua en Cochabamba en el año 2000, la escasez de agua se convirtió en un nacional y central de la agenda de la política pública y en una de las principales reivindicaciones de los movimientos sociales que se vincularon, posteriormente, al proceso de cambio. En concordancia con ello, el Gobierno actual organizó su estrategia nacional e internacional para hacer del servicio de agua un derecho humano. Así entró este tema a la nueva Constitución del Estado y se convirtió en una de las banderas internacionales de la administración Morales. Por supuesto, el anuncio de la política, creó una gran expectativa en la población, pero luego se ingresó en la etapa de la implementación.

Con esta consigna en mente se interviene y nacionaliza Aguas del Illimani, y se la rebautiza como Epsas y se anuncia una nueva era. Pero como en el pasado, la nueva empresa estatal del agua en La Paz, es otro ejemplo de libro texto del populismo improvisado. Epsas muy rápidamente se convirtió en un aparato de cooptación de grupos corporativos y en una fuente de empleo para la militancia. Según se ha denunciado en la prensa, el 50 por ciento de los gastos de la empresa se van en salarios. Así mismo, la gerencia técnica fue sustituida por entusiastas corta palos sin ninguna competencia, todo esto bajo el patrocinio y conocimiento de la cabeza de sector: El Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA).

Cabe recordar que Epsas es una empresa de distribución de agua. Pero las líneas estratégicas y la inversión en el sector aguas están bajo comando del Ministerio. Quien tiene que realizar el diagnóstico y la planificación de la política pública para el sector aguas es la cabeza de sector. De hecho, esta instancia elaboró un Plan Maestro Metropolitano La Paz - El Alto que costó Bs 11,1 millones, donde hay amplio diagnóstico sobre la actual situación de los recursos hídricos en los ocho municipios del área metropolitana del departamento de La Paz. El Plan establece metas, en el corto plazo hasta el 2023 y en el largo, hasta el 2036. La elaboración del Plan ciertamente fue un Woodstock de consultores y burócratas porque tiene  34 tomos. En este mar de informaciones, es de esperar que se hayan incluido, en el diagnóstico, temas como: el aumento de la demanda de agua en las ciudades de La Paz y El Alto debido a la rápida urbanización; el impacto del cambio climático, que es una problema muy conocido y de larga data, y los muy bien estudiados ciclos climáticos del Niño y la Niña que producen sequías e inundaciones.

Está claro que la responsabilidad es de MMAyA y es inadmisible que la cúpula del poder no conozca la política nacional de aguas. En este diagramado institucional, Epsas es una pieza operativa, que por supuesto no la libera de su incompetencia. El Plan fue presentado en mayo del 2015 y anunciaba una inversión de Bs 6 mil millones para La Paz. Una primera observación que se podría hacer es: ¿Por qué se tomaron 10 años para colocar en blanco y negro el problema del agua, que era uno de los puntos centrales de la agenda del proceso de cambio?

Un segundo punto es que obviamente el MMAyA no estuvo de brazos cruzados durante estos años. En efecto hubo muchos proyectos, entre los más conocidos Mi Agua I, II y III a nivel nacional. En 10 años, la inversión pública en el sector fue Bs 9,295 millones, valor muy superior al periodo neoliberal. El presidente Morales nos refregó estos datos en cada informe a la nación, denunciando al capitalismo por los temas del calentamiento global y ciertamente, estuvo en la inauguración de muchas obras. Entonces, es fácil concluir que la cúpula del poder conocía del problema del agua en La Paz y en Bolivia.

Entonces, con todos estos antecedentes, ¿por qué diablos faltó agua en la ciudad de La Paz? ¿Por qué el único responsable del racionamiento es Epsas? ¿La empresa no estuvo bajo el control político del Gobierno? ¿Los grupos corporativos se independizaron y controlan la empresa? ¿Qué pasó con las inversiones? ¿Se las hizo tarde?

En este momento, cuando se presenta el racionamiento del agua en La Paz, surge la tercera etapa del populismo. Todos se lavan las manos. Poncio Pilatos se hace oficialista. Comienza el ritual de la culpología. Se comienzan a echar la culpa los unos a los otros y por supuesto los que siempre pagan por los platos rotos son los de abajo. El discurso oficial las frases están listas: Se rompió la cadena de mando, desconocíamos el problema, los gerentes o funcionarios fueron negligentes, se trata de saboteadores neoliberales, es la mafia de las alfombras voladoras, es una conspiración del imperio, cuando no, es una patraña más del cártel de la mentira y otras joyas del pretexto.

En el caso del agua, el Gobierno se lava las manos y echa la culpa a los ineptos de Epsas. El regulador se lava las manos y le echa la culpa a los municipios de La Paz que no se pusieron de acuerdo para crear una empresa de agua. La empresa se lava las manos y le echa la culpa al calentamiento global. ¡Patético! El resultado es que usted no tiene agua y no puede lavarse las manos.

Por supuesto, en todos los casos jamás es responsabilidad política de las cabezas del poder, quienes asumen carácter angelical y creen que todo se resuelve pidiendo disculpas. Bueno, aprovechando que están en el Olimpo, ¿qué tal convertir el vino en agua? Este sería el milagro populista que abriría las avenidas del perdón popular paceño, aunque enojaría a los que creen que: Si vino al mundo y no toma vino, ¿a qué vino?
El autor es economista.

martes, 18 de octubre de 2016

Hugo del Granado (su padre de igual nombre fue un gran amigo nuestro cuando atendió los asuntos jurídicos de Arturo Dabura quién reclamó sus derechos sobre la Fábrica de Llantas Zimeri) es ingeniero químico, uno de los mejor informados del país, se refiere a Huacaya un rico yacimiento de gas natural en plena explotación a cargo de Repsol (la petrolera de Espana) que tiene grandes inversiones en Bolivia. con tacto Del Granado asume que Chuquisaca y Tarija deben continuar debatiendo de cómo comparten la riqueza en el futuro.

Con el resultado exitoso de la perforación del pozo productor Huacaya II las autoridades de gobierno hicieron declaraciones apresuradas, al parecer con la intención de compensar al departamento de Chuquisaca después de haberse dado a conocer los estudios sobre el campo Incahuasi que establecieron que el mismo no era compartido porque estaba ubicado totalmente en Santa Cruz.

El presidente Morales en una conferencia de prensa realizada en la Gobernación de Chuquisaca anunció: “Tenemos un nuevo reservorio Huacaya II que va a incorporar al mercado interno y externo la producción de 3 millones de metros cúbicos por día (MMmcd), con eso vamos a subir 6.6 a 9.6 MMmcd en el departamento de Chuquisaca (…)”. Y añadió que: “Huacaya II no será ningún campo compartido con el departamento de Tarija, sin embargo, estudios definirán este asunto.” Precisó. (PS 05.10.2016)

Por su parte, el presidente de YPFB manifestó que: “El descubrimiento de los reservorios Icla y H1c en el pozo exploratorio Huacaya II (HCY-II) podrá aportar una nueva producción de 3 MMmcd de gas natural (…)”. En la misma nota de prensa de la Agencia de Noticias de YPFB se lee que: “Actualmente, se perfora el pozo HCY-II en el campo Margarita-Huacaya cuyo objetivo principal es desarrollar las reservas del reservorio H1b y los objetivos secundarios son la investigación y evaluación de los reservorios H1c y H2.”  (04.10.2016 AN YPFB).

En términos simples, se puede señalar que en la formación Huamampampa se encuentran los bloques Margarita y Huacaya, y al interior de estos bloques existen los reservorios conocidos con los nombres de H1a, H1c, H1b y H2. Icla no es un reservorio sino una formación al igual que Santa Rosa o Huamampampa. El pozo Huacaya II no es un reservorio, no es un pozo exploratorio, no es descubridor de nuevo reservorio; es un pozo de desarrollo del campo Huacaya.

Este criterio es totalmente coincidente con lo sostenido por el Director de Repsol en Bolivia Diego Díaz Baldasso (ED 01.10.2015), quien sostuvo que la empresa tenía un plan que comprendía cuatro pozos en Caipipendi, uno de ellos estaba empezando entonces, (se trataba del Huacaya II), porque Repsol creía tener un importante potencial en zonas que todavía no han sido explotadas dentro del área de contrato de Caipipendi. Por lo dicho hace un año atrás, se entiende que el pozo Huacaya II es de desarrollo y no de exploración.

Una vez que fueron descubiertos los campos Margarita y Huacaya al norte, se constató mediante análisis cromatográficos que eran yacimientos compartidos y, como se extendían entre los departamentos de Tarija y Chuquisaca, era necesario determinar la cifra repartidora para calcular las regalías de cada departamento.

Para tal efecto y después de mucha polémica, el año 2011 YPFB contrató a la empresa Gaffney, Cline & Associates para que determine el grado de participación de los departamentos de Tarija y Chuquisaca en las regalías de los campos Margarita - Huacaya. En marzo de 2012, Gaffney presentó los resultados del estudio estableciendo que “Los reservorios H1a y H2 pertenecen íntegramente al departamento de Tarija y sólo el H1b es compartido con Chuquisaca”. La consultora determinó que el 75.1% de las reservas del reservorio H1b ubicado en el campo Margarita-Huacaya pertenecen a Tarija y el 24.9% a Chuquisaca. Las autoridades y representantes de Tarija ya han afirmado ahora también se trata de un reservorio compartido.

Con este antecedente, fue muy arriesgada la afirmación del presidente Morales, en sentido que el Huacaya II “no será ningún campo compartido con el departamento de Tarija (…)”; aun condicionándolo a estudios posteriores, porque ya está definido por el estudio de Gaffney que el reservorio H1b es compartido y el reservorio H1c que será evaluado e investigado mediante este nuevo pozo con una alta probabilidad, dado este antecedente, de que también sea compartido. También ha ido apresurada la afirmación del volumen que producirá el pozo porque días después Repsol mediante nota de prensa, comunicó que esperaba concluir la perforación del pozo Huacaya II durante el primer semestre de 2017 y solo entonces se podrán hacer las pruebas de producción para determinar su caudal definitivo. (LT 11.10.2016).
En opinión del prestigioso geólogo tarijeño Daniel Centeno, “(…) las regalías del campo Huacaya deben compartirse entre Tarija y Chuquisaca, los del gobierno poco a poco se han ido enredando y cada vez se enredan más (…)  no van a saber cómo salir del problema, no es correcto lo que se está haciendo (…)”. (06.10.2016 Nuevo Sur).

Como se puede observar la información publicada de los primeros resultados obtenidos en el pozo Huacaya II ha tenido muchos errores conceptuales y desde el punto de vista regional e institucional está sentando un mal precedente que puede ocasionar un conflicto interdepartamental por la distribución de regalías entre Tarija y Chuquisaca.

El autor es ingeniero químico y petroquímico.

miércoles, 5 de octubre de 2016

caos en el Transporte público. un Reglamento de Ley que está demorando ya cinco anos en salir a luz. qué pasa! a quién beneficia este desorden?

Una serie de amagos de enfrentamiento entre transportistas de Oruro y Cochabamba, enfrentados por los derechos de uso de paradas en las terminales de buses de ambas ciudades, entre otros conflictos de intereses, ha vuelto a poner en evidencia que uno de los más grandes vacíos legales en nuestro país es el relativo a la regulación de los servicios de transporte público.

Tal situación no es nueva, pues el caos en que está sumido todo el sistema de transporte público a escala nacional, departamental y municipal tiene como causa principal el vacío legal que quedó abierto desde agosto de 2011, cuando se puso en vigencia la Ley General del Transporte No. 165, la que distribuye atribuciones, deberes y obligaciones con alcances muy específicos al Gobierno nacional y a los departamental y municipales.

Según lo que manda la Ley 165, el Gobierno central se debe encargar de todo lo relativo al transporte interdepartamental, los gobiernos departamentales al interprovincial y los municipales del transporte urbano. Distribución de roles diseñada con muy buen criterio para evitar sobreposiciones.

Sin embargo, la aplicación de tan razonable disposición legal quedó condicionada a la reglamentación de la Ley, tarea para la que se fijó un plazo de 120 días. Más de cinco años han pasado desde entonces y todavía nadie sabe qué tareas corresponden a cuál autoridad. Consecuencia obvia de ello es el estado de caos y anomia en el que los transportistas se mueven a sus anchas.

viernes, 16 de septiembre de 2016

manos a la obra. interesar con artículos como el de C. Klaric a las organizaciones de emprendedores como la Cámara de Industria, de Comercio de Empresarios Privados y otros para oficiar ante la Cancillería su merecida distinción. El Cóndor de los Andes bien merece lucir en el pecho de los bolivianos Efromovich en cambio de tanto papanatas a los que EMA distingue.


 

GERMAN EFROMOVICH ORGULLO BOLIVIANO

POR CONSTANTINO KLARIC F
klariclab@yahoo.com

Hace unos días en un vuelo de La Paz a Washington donde existe la mayor colectividad boliviana de residentes se calcula más de 850 mil durante el vuelo una pareja ya residentes y ciudadanos  bolivianos norteamericanos que hablaban castellano y algo de quechua que me gusto escuchar ya que  el quechua es un idioma dulce. Uno de ellos le decía al otro desde que dejo de volar el LAB yo solo vuelo en Avianca ya que su servicio es excelente y ojala los bolivianos aprenderíamos de este colombiano dueño del grupo vuelen sus usuarios felices y contentos Avianca  se fija en el mínimo de los detalles para que  sus pasajeros viajen felices y cómodos sabiendo que saldrán y llegarán en las horas indicadas en fin como buenos bolivianos criticábamos a lo nuestro y alabábamos a lo extranjero  pero durante la escala en Bogota se me acercó un funcionario de Avianca para saludarme e indicarme que mi paisano el Boliviano Germán Efromovich dueño del Grupo Avianca estaba en Bogota los 2 paisanos bolivianos que estaban casi cerca mío me dijeron es de un Boliviano Avianca?Y cuando les dije que si quedaron sorprendidos como muchos quedan al ver los múltiples negocios que tiene la Familia Efromovich Empresas aéreas en varios países incluyendo  Brasil. Empresas petroleras hoteleras y muchas otras  cuyos empleados llegan casi a 45 mil en todo el mundo su grupo aéreo cuenta con casi 145 aeronaves de alta capacidad. Germán Efromovich es un personaje  en casi todo el mundo que lo respeta y lo admira por su capacidad para formar empresa la prueba es que  Avianca de estar en quiebra desde que él se hizo cargo la sacó y debe ser una de las  10 empresas que tienen utilidad en sus operaciones a nivel mundial de las mas de 28oo que hay en el mundo. Germán es un honor y orgullo para Bolivia porque el lo primero que dice a pesar de tener varias ciudadanías por ser un gran inversor SOY BOLIVIANO CHUTA por que el cómo su hermano José nacieron en La Paz. José maneja la parte de inversiones en Brasil como Avianca Brasil (air Ocean). Quizás muchos bolivianos ignoramos que uno de sus empleados fue el ex presidente Lula Da silva de Brasil que en una de sus empresas de Germán perdió un dedo y el fue que le enseno a leer al que un día seria el primer mandatario de la nación más grande de América latina Brasil. gran parte de sus ejecutivos en Avianca  en aeropuertos son bolivianos o de originen Seguramente  usted estimado lector que nos honra con su lectura quedo admirado que existen bolivianos que nos orgullecen en el exterior y en silencio.Creo que el gobierno debería invitarlo y distinguirlo a este ilustre Boliviano Esto es como la serie aunque usted no lo crea pero es asi la realidad

manos a la obra. interesar con artículos como el de C. Klaric a las organizaciones de emprendedores como la Cámara de Industria, de Comercio de Empresarios Privados y otros para oficiar ante la Cancillería su merecida distinción. El Cóndor de los Andes bien merece lucir en el pecho de los bolivianos Efromovich en cambio de tanto papanatas a los que EMA distingue.


 

GERMAN EFROMOVICH ORGULLO BOLIVIANO

POR CONSTANTINO KLARIC F
klariclab@yahoo.com

Hace unos días en un vuelo de La Paz a Washington donde existe la mayor colectividad boliviana de residentes se calcula más de 850 mil durante el vuelo una pareja ya residentes y ciudadanos  bolivianos norteamericanos que hablaban castellano y algo de quechua que me gusto escuchar ya que  el quechua es un idioma dulce. Uno de ellos le decía al otro desde que dejo de volar el LAB yo solo vuelo en Avianca ya que su servicio es excelente y ojala los bolivianos aprenderíamos de este colombiano dueño del grupo vuelen sus usuarios felices y contentos Avianca  se fija en el mínimo de los detalles para que  sus pasajeros viajen felices y cómodos sabiendo que saldrán y llegarán en las horas indicadas en fin como buenos bolivianos criticábamos a lo nuestro y alabábamos a lo extranjero  pero durante la escala en Bogota se me acercó un funcionario de Avianca para saludarme e indicarme que mi paisano el Boliviano Germán Efromovich dueño del Grupo Avianca estaba en Bogota los 2 paisanos bolivianos que estaban casi cerca mío me dijeron es de un Boliviano Avianca?Y cuando les dije que si quedaron sorprendidos como muchos quedan al ver los múltiples negocios que tiene la Familia Efromovich Empresas aéreas en varios países incluyendo  Brasil. Empresas petroleras hoteleras y muchas otras  cuyos empleados llegan casi a 45 mil en todo el mundo su grupo aéreo cuenta con casi 145 aeronaves de alta capacidad. Germán Efromovich es un personaje  en casi todo el mundo que lo respeta y lo admira por su capacidad para formar empresa la prueba es que  Avianca de estar en quiebra desde que él se hizo cargo la sacó y debe ser una de las  10 empresas que tienen utilidad en sus operaciones a nivel mundial de las mas de 28oo que hay en el mundo. Germán es un honor y orgullo para Bolivia porque el lo primero que dice a pesar de tener varias ciudadanías por ser un gran inversor SOY BOLIVIANO CHUTA por que el cómo su hermano José nacieron en La Paz. José maneja la parte de inversiones en Brasil como Avianca Brasil (air Ocean). Quizás muchos bolivianos ignoramos que uno de sus empleados fue el ex presidente Lula Da silva de Brasil que en una de sus empresas de Germán perdió un dedo y el fue que le enseno a leer al que un día seria el primer mandatario de la nación más grande de América latina Brasil. gran parte de sus ejecutivos en Avianca  en aeropuertos son bolivianos o de originen Seguramente  usted estimado lector que nos honra con su lectura quedo admirado que existen bolivianos que nos orgullecen en el exterior y en silencio.Creo que el gobierno debería invitarlo y distinguirlo a este ilustre Boliviano Esto es como la serie aunque usted no lo crea pero es asi la realidad

jueves, 7 de julio de 2016

Francesco Zarratti repite sus dudas de no saber cuántos consumen coca en Bolivia. el informe pendiente de varios anos, por el que la Unión Europea pagó por adelantado no aparece. El Gobierno de Evo se niega, con disimulo a ofrecer el estudio. el profesor ofrece cifras del informe de la ONU que ayudan a entender el intríngulis que oculta el Gobierno de todas maneras.

El informe 2015 de la UNODC, que se circunscribe a medir la superficie que en Bolivia se destina a cultivar coca y no, como muchos quisieran, a determinar la cantidad de cocaína que se produce en el país, es relevante y sumamente útil  por lo que muestra, por lo que insinúa y por lo que se puede especular a partir de sus datos.

Empecemos por lo que muestra. A mi criterio hay tres datos irrefutables: la superficie de cocales, que  asciende a 20,200 Hectáreas (Has); la cantidad de coca entregada a los dos mercados legales (21,210 toneladas métricas, TM) y el precio del kilogramo de hoja de coca en ambos mercados legales (9.58 $/kg en Villa Fátima y 6.86 $/kg en Sacaba). Adicionalmente, el informe cuantifica la distribución de los cocales por región (70% Yungas y 30% Chapare) y revela que la hoja de coca entregada a los mercados legales proviene 93% de Yungas y 7% del Chapare. Se confirma así una dolorosa verdad: la coca del Chapare definitivamente no pasa por el mercado legal.  

Asimismo, con base en el precio del kilo de hojas de coca, se deduce que el movimiento económico de la coca legal alcanza a 200 M$, un monto nada despreciable. En suma, el cultivo legal de coca (en los Yungas) requiere poco esfuerzo, da buenas ganancias y, por añadidura, no paga impuestos. 

Vamos ahora a lo que insinúa el informe. En efecto, conociendo el número de Has, podemos preguntarnos: ¿cuánta coca se produce?  El informe, como no puede hacer diversamente, utiliza el factor de conversión oficial que es 1.6, promedio de las dos regiones: cada hectárea rinde 1.6 TM de coca seca. Sin embargo, UNODC parece dudar de ese factor y aboga por un estudio objetivo y científico de la productividad de los cocales. ¿Se hará? Cabe señalar que en el ámbito internacional se manejan factores entre 2.3 y 3. Tomando un factor prudente de 2.5, la producción estimada de hoja de coca subiría de 32,500 TM (factor 1.6) del informe a 50,000 TM y el porcentaje de la coca legalizada bajaría del 65% al 42% de la producción: ¡una gran diferencia! Adicionalmente, ¿quién garantiza que toda la coca “legal” termine siendo utilizada para ese fin? El frecuente hallazgo de mini-fábricas de cocaína en El Alto y en el Altiplano indica todo lo contrario.

Finalmente, ¿qué se puede especular, a partir de los datos del informe, acerca de la cocaína producida con la coca desviada al narcotráfico? Acá interviene un segundo factor cuyas fuentes son dos: informantes y pruebas de laboratorio. Por alguna extraña razón ese factor es un “tabú” para el Gobierno boliviano, de modo que usaré datos de otros países productores para estimar un valor actualizado de 150 Kg de coca por kg de cocaína, consecuencia de la mejor eficiencia de los procesos químicos involucrados. Con ese dato llegamos a la conclusión que la cantidad de cocaína producida en el país debe estar por las 200 TM, incluyendo las 25 TM de cocaína  (no toda boliviana) que suelen incautarse anualmente. Por otro lado, según fuentes peruanas, el precio de la cocaína en Bolivia está por los 2,000 $/kg, de modo que, al final del día, la renta de la coca ilegal llegaría a 400 M$, sin contar el “peaje” aplicado a la cocaína peruana que transita por Bolivia.

Si bien seguimos a la cola de los cultivadores de coca: 15%, contra 32% del Perú y 53% de Colombia, el esfuerzo de Sísifo (constante e inútil) que representa la reducción de los cocales obliga a intentar algo nuevo. De hecho, se superarían varios problemas ligados a la temática cocalera si el Estado monopolizara (o nacionalizara) el comercio de la coca, recogiendo “in situ” oportunamente toda la cosecha de los cocales estrictamente necesarios para satisfacer la demanda legal.    ¿Lo hará?

viernes, 17 de junio de 2016

Gastón Cornejo Bascopé con lenguaje claro y contundente nos cuenta la historia del Club Hípico y las acciones del oficialismo para construir "dizque" un mastodóntico estadio para 70 mil personas basado en "los suenos de Evo" y sin importarle la voluntad de los cochabambinos que reaccionan en contra de la locura



CLUB HÍPICO DE COCHABAMBA.


Veamos la historia de este emprendimiento deportivo, vital para la convivencia social en la antigua Villa de nuestras nostalgias vallunas.
En el diario cochabambino de Juan Francisco Velarde “El Heraldo”, fechado el 10 de Febrero del año 1889 (127 años) es posible leer: “El entusiasmo con que se concurrió á las carreras el día 7 en el Prado y a las que asistió casi toda la población en masa, ha formalizado el pensamiento en Cochabamba de establecer un centro apropiado para esta clase de espectáculos. Se trata de organizar un Club Hípico, institución que no sólo proporciona momentos de solaz  y reunión á los aficionados sino que sirve al mismo tiempo como un estímulo y motivo de adelanto y mejora para la raza caballar.
Cochabamba conserva sólo la fama de lo que en tiempos no lejanos, eran los caballos de sus praderas. La raza de los caballos de silla, falta de un método que propenda á su mejora va degenerando rápidamente y apenas sí se conservan en Mizque esos rarísimos ejemplares de animales de fortaleza y nobleza.
No se ha parado mientes en que la ganadería en cualquiera de sus divisiones es una riqueza que debe explotarse. Estamos en condiciones de no despreciar esa industria lucrativa y fácil; pero es necesario fomentarla convenientemente. Nuestras hermosas praderas y pastizales, al mismo tiempo que una iniciativa eficaz asegurarán en éste orden á Cochabamba un predominio indisputable. El Club Hípico en proyecto viene á llenar una necesidad sentida; ójala que no fracase tan importante pensamiento. Sabemos que ya se hallan suscritas muchas acciones”
Pasaron esos años primigenios hasta el tiempo de las vivencias personales. Al evocar mi niñez, recuerdo que cada uno de los miembros de la familia compramos acciones del iniciado “Club Hípico Cochabamba”, pues en conjunto teníamos gozo y experiencia en montar esos bellos animales cargados de inteligencia y amistad por los caminos de herradura partiendo de Huayllani hacia las estancias de Palca y Caluyo en las alturas de la cordillera del Tunari.
Fueron pagadas puntualmente todas los mensualidades hasta tener invertido un buen capital familiar. Próximos los años de la quinta década del pasado siglo, el Tesorero del Club fugó con el dinero de la totalidad de los socios. Quebró el proyecto, pero pudo más el esfuerzo tradicional y la férrea voluntad de los cochabambinos, empeñosos por reactivar las carreras dominicales de caballos importados de Argentina, Perú y Chile; hermosos ejemplares montados por jinetes extranjeros y locales, entre éstos distinguí y aposté siempre a “Huacho” Zamorano, el condiscípulo recio en merecimientos y en obras de progreso, como su padre, el señor Alcalde, Don Aníbal Zamorano.
Mayo 2016. El Club Hípico actual tiene más de 70 años. Ya no existen las carreras tradicionales, pero aún estaban vigentes las competencias hípicas de salto y las escuelas de Natación, Futbol, Tenis, Tiro con Arco,  Equitación. El área social en un hermoso inmueble con piscina, y una extensa área verde, envidia de gente sin escrúpulos; para ella se diseñaban vitales proyectos educativos y ambientales que debían mitigar la polución de la ciudad campeona de polvo y mugre.
Afirmo en pretérito, pues esta mañana fue tomado el predio con cien policías bien armados contra pequeños niños deportistas solamente armados de inocencia y amor al deporte; hasta que un Tribunal Internacional de Justicia ordene el respeto a la propiedad privada en Bolivia conculcada por una anti-ley promulgada por los dos tercios prepotentes.
La norma inconstitucional disparó la corrupción jurídica, la misma que será continuada por otras similares de corrupción administrativa, técnica, social y política; mismas que serán multiplicadas en distintas áreas de la vida orgánica de nuestro Cochabamba, ex-Ciudad jardín, ex-Suiza del continente, permutada y caracterizada como la productora de coca-cocaína en el corazón del TIPNIS con pista de aterrizaje incluida. 

El rancio objetivo de la ilegal expropiación es construir un enorme estadio para setenta mil personas aficionadas al futbol que se titulará “El Batán”. Sí, el batán demoledor de la CPE, de la atmósfera del valle central, y elefante blanco que servirá, como en Santiago de Chile, para concentrar, torturar y matar a los enemigos políticos del pinochetismo populista.