Páginas vistas en total

lunes, 20 de febrero de 2017

Vacaflor gozando de buen humor se refiere "a la orden de Evo" de pedir al Instituto de Estadística que el crecimiento sea del 4.7% algo que no puede ser, porque no depende de un mandato, sino del comportamiento de la Economía. y muestra Humberto los agujeros por los que fluyen los recursos a fondo perdido...

El presidente Evo Morales ha ordenado al INE que haga todo lo necesario para que este año el crecimiento del PIB sea del 4,7%, y no menos, porque él quiere pagar el segundo aguinaldo en su campaña.

Los técnicos del INE, que seguramente lo son, están en un aprieto porque deberán instruir a las computadoras que modifiquen las sumas y restas y terminen dando el resultado ordenado por el presidente. Una operación en que los factores tienen que acomodarse para dar un resultado definido de antemano. 

Esto pone en figurillas también a las empresas estatales. YPFB va a tener que ver cómo evita el pago de $us 160 millones por unos taladros que decidió comprar con sobreprecio, pero que tuvo que desistir, aunque la empresa que ganó la adjudicación dice que no se puede dar marcha atrás. YPFB también tendrá que explicar cómo es que ahora el país está importando gasolina de Brasil, además de la que llega de Chile, porque la producción interna no da abasto, incluso si se descontara el consumo que hacen los autos ‘chutos’. Pero la empresa estatal con mayores problemas será Comibol, que deberá resolver el problema de los robos de mineral en Huanuni que dan una pérdida de Bs 200.000 todos los días, según los cálculos sobre lo que se llevan los ladrones. Peor será cuando se proponga averiguar quiénes son los socios de los ladrones de mineral, porque en ese caso podría pisar muchos callos, con y sin uniforme.

Y deberá vérselas con el ingenio Lucianita, que se instaló después de pagar $us 50 millones, pero que no funciona porque alguien olvidó, cuando se estaba haciendo el encargo, que en Huanuni no hay agua ni siquiera para la población y menos habrá para la planta. Devolver ese ingenio a los proveedores sería un lío. La pesadilla continúa, porque el estaño que se extrae de Huanuni, con la ayuda de los ladrones, porque lo robado es vendido luego a la empresa, debe terminar en Vinto, la fundición que ahora está parada porque no tiene carbón mineral para operar.

Ya se sabe que el carbón no llega porque en noviembre un camión contratado por Vinto fue decomisado en Perú porque llevaba también droga. En fin, que entre la inoperancia, la corrupción y las complicaciones de la ‘industria madre’, la meta del 4,7% será un poco difícil 

viernes, 10 de febrero de 2017

Andrés Oppenheimer es uno de los más leídos columnistas que se ocupa de América del Sur, ahora comenta del Museo de Evo construído en una miserable aldea de 600 habitante casi 250 ninos en pleno Altiplano, al costo superior de 7 millones de dólares "no es el único viaje al Ego de Evo" sostiene. la nota en inglés se puede traducir con Google Traductor inglés, español.


El columnista Andrés Oppenheimer analiza desde el Miami Herald la creación del “Museo de la Revolución” en Orinoca dedicado al primer mandatario, indicando que “no es de extrañar que el presidente boliviano sea burlonamente llamado Ego Morales por sus críticos”.
El columnista Andrés Oppenheimer analiza desde el Miami Herald la creación del “Museo de la Revolución” en Orinoca dedicado al primer mandatario, indicando que “no es de extrañar que el presidente boliviano sea burlonamente llamado Ego Morales por sus críticos”.

Oppenheimer: Morales construyó un museo de 7.1 millones de dólares y ese no es su mayor “viaje al ego”


Nota completa en inglés
Bolivia’s Morales built a $7.1 million museum to himself. That’s not his biggest ego trip
Andrés Oppenheimer
It’s no wonder that Bolivian President Evo Morales is mockingly referred to as “Ego” Morales by his critics: He has just built a $7.1 million museum to glorify his life story. And that may be one of his least scandalous ego trips.
Morales, a Venezuela-backed authoritarian populist who has grabbed near-absolute powers since he was elected in 2005, personally presided over the Feb. 2 inauguration of the museum built in his home village of Orinoca. It is named the Museum of the Democratic and Cultural Revolution, but everybody in Bolivia knows it as “Evo’s museum.”
The modernistic building, built with government funds, exhibits a life-size statue of Morales, portraits of him with world leaders, honorary doctorates from various universities — despite the fact that he never finished high school — soccer shirts worn by him or given to him by famous soccer players, and boyhood mementos including the trumpet he played as a child.
It is Bolivia’s “biggest and most modern museum,” Culture Minister Vilma Alanoca told reporters. Morales himself dedicated the museum with tears in his eyes, proclaiming: “This date will mark history. This museum is the patrimony of all who struggled for the liberation of our people.”
As if it weren’t obscene enough to spend $7.1 million for a self-aggrandizing museum in one of the world’s poorest countries, the village of Orinoca is in a remote area of the Altiplano highlands, and has only 900 inhabitants, of which 90 percent live in poverty, according to a Feb. 3 Associated Press report.
The new museum is only the latest of Morales’ ego trips. Last year, Bolivia’s Ministry of Communications published a book of poems dedicated to the president, written by students and their teachers.
The booklet, titled “The Process of Change in Verse,” came out shortly after the release of a hymn in praise of Morales, written by army officers. It was reportedly played in several military barracks, although the military high command clarified in a statement that it’s not an official song.
In 2014, the ministry of communications distributed a number of copies of a children’s book titled “Little Evo’s Adventures,” glorifying the president’s childhood. The book’s short stories included “Little Evo goes to school,” “Little Evo plays soccer” and “Little Evo and the three-color donkey.”
But Morales’ most scandalous — and important — ego trip is his blatant disregard for the rule of law as he tries to stay in office indefinitely.
According to the Bolivian Constitution, the country’s presidents can only serve for two consecutive terms. But Morales co-opted the Constitutional Tribunal to allow him to run for a third term in 2014, and last year held a referendum to allow him to run for a fourth term in 2019.
Unexpectedly, despite using massive state resources, sending top opposition leaders into exile and writing the referendum’s question in a way that most favored him, 51.3 percent of Bolivians voted “No,” and Morales lost the Feb. 21, 2016, referendum.
Now, Morales is trying to invalidate the referendum claiming that the opposition had won because of false news reports, and is seeking new ways to reform the constitution to be able to run for a fourth term. He was recently quoted by the daily La Razon online as saying — using a soccer analogy — that the 2016 referendum was only “the first half” of the game and that there will be a “second half.”
When asked by reporters whether he’s violating the constitution, Morales repeats the same mantra he started using when I interviewed him when he first ran for office: that his critics are racists paid by the CIA to conspire against Bolivia’s first Indian president and his revolution to restore the dignity of Bolivia’s Indian majority.
My opinion: Baloney. Morales has been playing the race card for too long. It may have sounded convincing to some when he first took office, because Bolivia’s election of an Indian president was long overdue.
But 11 years later, and after repeated violations of the constitution, allegations of massive corruption, repression of his political opponents and ego trips paid for by Bolivian taxpayers, his defense sounds increasingly hollow. Yes, Bolivia may want to elect an Indian leader in 2019, but it’s not Morales.

viernes, 3 de febrero de 2017

200 médicos bolivianos graduados en Cuba están desocupados en Cochabamba. no tienen competencias, porque no homologaron sus títulos con las materias exigidas en Bolivia. es todo un problema. OPINION diario Cooperativo de Cochabamba.

En Cochabamba, hay unos 200 médicos (29 por ciento ) que estudiaron en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) en Cuba que en la actualidad están sin trabajar. No tuvieron la misma suerte que 495 (71 por ciento ) profesionales que hoy forman parte del proyecto Mi Salud y prestan servicios en 44 de los 47 municipios del departamento.

Fuentes del programa de Salud Familiar Comunitaria Intercultural (SAFCI) explicaron que de acuerdo al organigrama del área en el que se desempeñan los denominados médicos Mi Salud o médicos ELAM, primero está el Coordinador Nacional SAFCI, luego los coordinadores departamentales y los municipales. En estas tres instancias trabajan médicos bolivianos. Los que estudiaron en Cuba están a cargo de los coordinadores municipales.

La presidenta de la Asociación de Médicos de la ELAM en
Cochabamba, María Nela Pérez Zambrana, dijo que están presentes en todos los municipios, excepto en Cocapata, Independencia y uno del Valle Alto, donde todavía no se inauguró el proyecto Mi Salud.

La formación en Cuba de estos profesionales médicos fue puesta en duda por los representantes del Colegio Médico de
Bolivia, quienes no avalan los títulos de estos becados.

Pérez recordó que Cuba da becas desde muchos años atrás. Sin embargo, entre 2004 y 2005 la convocatoria fue masiva, como no ocurría antes. La profesional agregó que los cuestionamientos que reciben no son recientes y que se intensificaron desde que Ariana Campero, que también es médica ELAM, es Ministra de Salud.

Desde el programa SAFCI informaron que hay un total de 582 médicos en el proyecto Mi Salud. Zambrana precisó que, de ese grupo, los que se formaron en Cuba son 495, distribuidos en 44 municipios.

SIN TRABAJO El proyecto Mi Salud benefició con trabajo a los formados en Cuba, pero no a todos. Zambrana dijo que en
Cochabamba hay alrededor de 200 personas de estos profesionales sin inserción laboral.

“Algunos logran trabajar de forma particular o por contrato en algunas clínicas u hospitales”.

Algunos médicos de este grupo fueron contactados, pero se mostraron susceptibles a entrevistas y evitaron dar información sobre su formación y su trabajo.

Fuentes cercanas a estos profesionales explicaron que “por las trabas” de no poder acceder al campo laboral se da la migración a países como Brasil.

Pérez explicó que varios encontraron mejores opciones fuera de
Bolivia. “Se han postulado para las residencias y han hecho especialidades en otros países también”.

Antes de la inauguración del proyecto estatal Mi Salud, los egresados en Cuba trabajaban a contrato, en centros médicos privados y “cubriendo emergencias” en el hospital Viedma.

CON TRABAJO En todo el país, la mayor cantidad de estos profesionales del área médica está en
Cochabamba y Santa Cruz. Hay menos médicos Mi Salud en Potosí, Tarija, Sucre y Pando, donde son algo más de 100.

La Presidenta de la Asociación de Médicos de la ELAM expresó que hay presencia en los departamentos. Y aunque no están en todos los municipios, sí trabajan en los lugares donde más los necesitan.

EN BOLIVIA La representante de los médicos ELAM recordó que retornaron al país en 2012. El proyecto Mi Salud se inauguró, en El Alto de
La Paz, en 2013. A finales de ese año también se inició en Quillacollo, Cochabamba, con 50 profesionales.

La característica de los médicos Mi Salud es el trabajo “casa por casa”, es decir con visitas a domicilio, priorizando la prevención.

Desde el programa SAFCI informaron que el salario de los médicos ELAM es como el de un médico general, alrededor de 5 mil bolivianos.

La formación de estas personas fue cuestionada por los profesionales que estudiaron en el país. El presidente del Colegio Médico de
Bolivia, Aníbal Cruz, manifestó que el contenido programático, que tuvieron quienes se formaron en Cuba, no es el suficiente para dar la titulación de médico.

Agregó que hay estudiantes que no fueron a la ELAM, bajo el programa de ALBA, sino que fueron distribuidos en distintas ciudades de Cuba.

Organigrama

Los médicos ELAM dependen de los coordinadores municipales del programa SAFCI, que son médicos bolivianos, respon-sables de área.

5.000 Bolivianos

El salario de los denominados médicos ELAM o Mi Salud es el de un médico

general, alrededor de 5 mil

bolivianos. Trabajan en diferentes municipios visitando domicilios con el objetivo de prevenir enfermedades.

Apuntes

Observación

El presidente del Colegio Médico de
Cochabamba, Rolando Herrera, expresó que, en relación a los médicos bolivianos que estudiaron en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) de Cuba, es probable que tengan competencias, pero no son oficiales, porque, argumentó, no han sido revalidadas u homologadas mediante un proceso de evaluación en el sistema universitario boliviano. “Entonces, las titulaciones expedidas por el Ministerio de Educación, al parecer, no cuentan con el aval correspondiente a una circunstancia que haga a su verdadera profesionalidad”.

Internado

La presidenta de la Asociación de Médicos de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), María Nela Pérez Zambrana, aseguró que retornaron al concluir la carrera de Medicina y, en
Bolivia, cumplieron con un año de internado, como el que realizan las universidades en Bolivia.

Servicio Social

Pérez agregó que, además del internado, realizaron el servicio social. "Por ser médicos graduados en el extranjero, hicimos seis meses de servicio social". Describió que el Servicio Departamental de Salud (SEDES) les designó a diferentes municipios del departamento.

El proyecto

Luego de realizar el internado y el servicio social, los profesionales médicos formados en Cuba presentaron su currículo al Ministerio de Salud.

"El Ministerio estaba con el nuevo programa del Presidente que es Mi Salud, que es la atención del médico casa por casa".

La presidenta de la Asociación de Médicos de la ELAM defendió el compromiso de los médicos, "sin importar dónde van a trabajar".

Zambrana dijo que estos profesionales aceptan ese trabajo, aunque no todos están incluidos. “Estamos como invitados, quiere decir que los ítemes no son nuestros. Estamos trabajando mientras siga el programa Mi Salud”.

lunes, 30 de enero de 2017

agradecer a Jimmy Cristie que desde EEUU reconstruye la historia de una carretera de 503 kilómetros la primera asfalta de Cochabamba a Santa Cruz y nos recuerda a sus actores. Gracias Jimmy un invalorable aporte.


 
McGRAW WARREN. MACCO PANPACIFIC, THOMPSON& CORNWALL, CBF
 

HISTORIA DE 503 KILOMETROS DE LA CARRETERA  “ANTIGUA” COCHABAMBA-SANTA CRUZ

 

El titulo de esta nota talvez de a preguntarse por la mayoria de quienes aun estamos en esta sociedad, Que significan esos nombres “gringos”, se trata de las Empresas norteamericanas que tomaron a su cargo la construccion de la primera carretera asfaltada que vincula el occidente con el oriente bolivianos; ahora re-bautisada como “la vieja o Antigua” ruta .

Todo empezó a fines del año 1945 cuando comezaron a circular vehiculos con la identificacion de McGraw-Warren en Cochabamba y que hacian? Eran vehiculos que empezaban a movilizarse hacia la Angostura y el Valle Alto para la instalacion de campamentos e iniciar la construccion de dicha ruta interdepartamental.  El primero estuvo a 12 kms de la ciudad de Cochabamba y el Segundo a 45 kms de Cochabamba.. Luego de ello se empezaron los trabajos de movimiento de tierras y se llego aproximadamente hasta el Km 127.

Se entrego el primer tramo de 48 kilometros completamente asfaltado a fines del año 1949 y quedaron aproximadamente 80 kilometros en capa base ; el gobierno norteamaricano (Truman)) paro la financiacion momentaneamente. Como consecuencia. la empresa estadounidence se retiro del pais y el gobierno nacional delego a la CBF como encargada para su conservacion.

Se reinicio la construccion a fines del año 1950 con la empresa MACCO PANPACIFIC, consorcio estadounifense fundado el año 1937 en el Estado de Nevada pero con oficinas centrales en el Estado de California con la llegada al pais de maquinaria nunca antes conocida en Bolivia y de personal norteamericano que llego no solamente para ofrecer su trabajo especializazo sino para preparar elemento nacional , asi fue que, conforme se fue clasificando al personal se fueron formando a tractoristas, mecanicos tanto de equipo pesado como liviano,  soldadores, choferes de trailers, personal administrativo, cocineros, etc. tomando fuerza para mediados del año 1951.

El personal boliviano sobrepaso facilmente los 3000 empleados .y se desplazo a esa fuerza laboral a lo largo de la construccion a campamentos que contaban con oficinas, maestranzas, dormitorios, comedores, cocinas, postas medicas y hasta un hospital (Comarapa)  etc. cada uno de los cuales acomodaba a mas de 200 trabajadores.  De ellos una gran mayoria llevaron su experiencia a  otras obras viales como ser la carretera al norte en Santa Cruz, el Proyecto 1-4 (Actual carretera nueva a Santa Cruz), La Paz-Oruro, Autopista La Paz-El Alto, Quillacollo-Confital, etc

Macco Panpacific cumplio su contrato  en los plazos establecidos y su subsidaria Thompson Cornwall Inc a partir de 1957 tomo a su cargo el asfaltado y manteniemiento de la obra hasta fines del año 1959; dejando de ahi en adelante y hasta su desaparicion a la Corporacion Boliviana de Fomento  encargada del manteniniento que fue finalmente traspasado al Sevicio Nacional de Caminos..

Esas fueron las empresas del Imperio Norteamericano que dejaron huella en el pais  que se conozca ademas sin problermas sociales . Que direrencia con las Empresas del Imperio Chino que ahora estan en Bolivia CAMC, Sinopec, Sinohydro, etc  que amen de falta de cumplimiento  a contratos,  leyes sociales, bajos salaries, falta de ropa de trabajo, explotacion, mala alimentacion, nula atencion medica, etc

jueves, 12 de enero de 2017

dedicado a mi ahijado de bachillerato Emilio (+) que sirvió a la Radiodifusión durante muchos años y fue finalmente víctima de un homicidio que dejó huérfanos a sus hijos. El Portero es importante en la Reforma Educacional, lástima que Bolivia tarda tanto en poner en marcha las nuevas normas.





Reivindicación del portero de escuelas y colegios



Mauricio Aira

El inicio próximo del ciclo escolar nos da pie para algunas reflexiones en torno al rol de los porteros.

Asistir al directorio de una escuela en Suecia y ver sentado a la mesa al “portero” llamado aquí “vakmästare” junto al Director nos llamó la atención, acostumbrados como estamos a considerar al portero el último de los asalariados muy por detrás de maestros, funcionarios y asistentes. Pronto supimos las razones es que “el portero” resulta imprescindible en la buena marcha de una escuela o de un colegio, en lugar de ser el simple peón, apto para toda labor sin categoría profesional que de él requieren los directivos, los maestros, los padres de familia y hasta los alumnos.

Al portero se le asigna, como una compensación aprobada por todos, la venta de golosinas, refrescos, salteñas, y un sueldo el más bajo posible y una vivienda, es decir una habitación la más estrecha e insignificante del entorno, para que vigile, cuide, se preocupe por la seguridad, especialmente por las noches, los fines de semana, los largos periodos de las vacaciones escolares. El portero es la última pieza del engranaje técnico administrativo del local, del edificio, a veces de todo un complejo educacional. Se le entregan las llaves y frecuentemente la responsabilidad del buen andar de la instalación eléctrica, sanitaria, provisión de agua y desagües fluviales, o sea el portero carga sobre sus espaldas toda una suerte de tareas, al punto que muchos ignoran hasta donde llega su responsabilidad, aparte del cuidado físico de muebles, enseres, vehículos, cerrojos y hasta de las banderas y en muchos casos los instrumentos de la banda.

Por todo ello y pensándolo bien, el portero había sido una pieza clave en el andamiaje educacional. De su cuidado personal, de su habilidad, de su responsabilidad dependen muchas cosas, por tanto, se justifica plenamente que ocupe “una silla en el directorio” y que responda a la altura de los otros directores por las áreas encomendadas a su cuidado.
La Reforma Educacional que muchos Estados han copiado de los Escandinavos incluye la valoración del portero y el rol de la portería que en realidad es la Administración y no tan sólo el resguardo físico de las puertas de entrada y de salida.

Recuerdo bien a Emilio, mi ahijado de bachillerato en Llallagua, aprendió el periodismo y la radialización de un espacio en quichua que dominaba a la perfección “Ríase en Quichua” de la afamada Pio XII de Siglo XX, trasladado a Cochabamba, su esposa consiguió un empleo como “portera de un Liceo Central”. En confidencia de amigos Emilio se quejó del excesivo trabajo que suponía tal labor, en el aseo de las aulas, los patios, gradas y corredores, la conservación de la batería de baños y la provisión de servicios, se quejó mi ahijado “se nos va todo nuestro tiempo y nada queda para el trabajo extra” que le exigía su desempeño periodístico. Ahora varias décadas después comprendo las quejas de la portería que trataba de encontrar compensación en el negocio de reventa de una larga sarta de productos a más de 450 alumnos del Liceo.

Es que la tarea de “un portero” tomando siempre el caso de un centro de estudios, conlleva la gran responsabilidad del cuidado físico del edificio, de su seguridad, si cabe de su integridad y una dedicación a tiempo completo “cama adentro” llamamos a la forma de contratación que reivindicamos al punto que en los reglamentos escolares se dedique un capítulo especial y se asignen las remuneraciones justas a la proporción y responsabilidad del trabajo exigido

domingo, 25 de diciembre de 2016

hermosa realidad que sale a luz en Santa Cruz, región del Urubó, dos torres de vidrio, rascacielos que embellecen la ciiudad oriental, un complejo que es hotel, galería comercial, recreo y complejo moderno para actualizar la ciudad con otras del continente. maravilloso!


PEATONAL ACCESO noche | Cortesía WTC
PEATONAL ACCESO noche | Cortesía WTC

World Trade Center, nuevo ícono para la Santa Cruz empresarial

El proyecto está constituido por dos torres gemelas, de 27 pisos, revestidas de vidrio. | Cortesía WTC
Así como el primer WTC boliviano se construye en Santa Cruz, ya se anuncia el segundo: será edificado en La Paz. | Cortesía WTC
Fotos: Cortesía WTC
EMPRENDIMIENTO | LA MARCA DE OFICINAS MÁS EXTENDIDA EN EL PLANETA LLEGÓ A SANTA CRUZ. GRACIAS A UNA INVERSIÓN ARGENTINO – BOLIVIANA SE INICIÓ LA CONSTRUCCIÓN DE DOS TORRES GEMELAS QUE COnSTITUIRÁN UNA CIUDADELA COMERCIAL EN LA ZONA DEL URUBÓ.
Paradójicamente, el nombre de la marca incrementó su fama tras los atentados que sufrieron en septiembre de 2001 los edificios que erigió en Nueva York. Sin embargo –tal cual explican sus ejecutivos- su historia es apolítica y se destaca por la intención de promover la integración de los pueblos a través del comercio y el desarrollo económico.
Es más, el fundador de la WTC, Guy Tozzoli, promovió el acercamiento comercial entre las dos coreas y entre China y Taiwán. Entre los años 70 y 80, en plena la Guerra Fría, abrió a las empresas de medio mundo las puertas comerciales de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, China, Cuba y otros países hasta entonces considerados tabú. No por nada Tozzoli fue nominado al Premio Nobel de la Paz en cuatro oportunidades.
Los World Trade Center, tal cual su traducción lo indica, constituyen centros de negocios mundiales. En ellos se encuentran y articulan los servicios que en el planeta ya se prestan a 750.000 empresas, organizaciones académicas, instituciones gubernamentales y legaciones diplomáticas. La asociación WTC sólo permite la construcción de un complejo por zona metropolitana y el primero de Bolivia se erige desde hace dos semanas en Santa Cruz. Más exactamente, en el municipio de Porongo, en la urbanización Colinas del Urubó, a 700 metros del río Piraí.     
Este 1 de diciembre, autoridades cruceñas, los inversores que adquirieron la franquicia y ejecutivos de WTC para Latinoamérica realizaron el simbólico inicio de obras. Tres empresarios bolivianos y dos argentinos constituyeron el grupo El Doral S.A. para desarrollar la licencia del WTC en Santa Cruz. Una inversión inicial cercana a los 40 millones de dólares  permitirá completar la primera fase de este proyecto.
El proyecto está constituido por dos torres gemelas, de 27 pisos, revestidas de vidrio. Las torres contarán con 21 pisos de oficinas de 700 metros cuadrados cada una. Un puente conectará ambos edificios. En la parte superior, habrá cinco pisos de entre 300 y 500 metros cuadrados construidos especialmente para brindar una vista privilegiada. Esto implicará un total de 48.000 metros cuadrados de oficinas VIP, clase triple A.
El WTC Santa Cruz contará, además, con 1.400 metros cuadrados de tiendas comerciales y cerca de 800 estacionamientos. En la presentación se informó que se calcula tener esta primera fase de la obra concluida en diciembre de 2019. Luego se prevé iniciar una segunda fase en la que se proyecta construir un hotel cinco estrellas y un centro internacional de convenciones. El arquitecto argentino Eduardo Groisman estuvo a cargo del diseño de la obra.
Tres empresarios bolivianos y dos argentinos constituyeron el grupo El Doral S.A. para desarrollar la licencia del WTC en Santa Cruz.
Cortesía WTC
LOS INVERSIONISTAS
Damián Bacman es uno de los inversionistas argentinos que, además del WTC Santa Cruz, desarrolla otros proyectos audiovisuales e inmobiliarios, tanto en Bolivia como en el vecino país. En Argentina se ha constituido en una reconocida figura de la producción televisiva donde incluso ha ganado premios internacionales.
El otro inversor argentino es Alejandro Ginevra, dueño de Gnvgroup. En el célebre barrio de Puerto Madero, en Buenos Aires, la familia Ginevra lleva dos generaciones apostando por la marca WTC. "La historia del WTC en Argentina data de 1992, cuando mi padre visitó el TWC de la capital de Taiwán y volvió con la idea de instalarla en Buenos Aires", explicó a la revista Sputnik Nóvosti Alejandro Ginevra, en 2013. Es el actual responsable de la marca Argentina. Philips Lichtenfeld, gestor del grupo Ravi, una fábrica de botellas, tapas y envases con presencia en siete países y con sede principal en Cochabamba, es otro de los inversionistas.
EJES DE CIUDADES EMPRESARIALES
En julio de 2015, un estudio de la revista Foreign Direct Investment estableció el ranking de las ciudades latinoamericanas con mayor futuro para las inversiones. Aquel balance fue publicado por el diario Financial Times y reveló que Santa Cruz encabezaba la tabla. La sorpresa resultó mayor pues el segundo lugar correspondió a La Paz. Como referencias baste citar que en tercer lugar se hallaba Quito y en el décimo Lima.
Y en correspondencia a aquella evaluación, así como el primer WTC boliviano se construye en Santa Cruz, ya se anuncia el segundo: será edificado en La Paz. Otro grupo de inversores, liderizado por el empresario cochabambino Edwin Saavedra, logró la franquicia. Se inscribe en el proyecto “ciudad Toyosa” que estará constituido por siete edificios, uno de más de 50 pisos, e iniciará obras el próximo semestre. El WTC paceño estará ubicado en el barrio de Obrajes, cabecera de la zona sur de la sede de gobierno.   
Carlos Rondero, el gerente de desarrollo de nuevos proyectos WTC para Latinoamérica explicó a los medios que Santa Cruz es una de las ciudades de mayor crecimiento en Latinoamérica. Aseguró que para que un aspirante gane la licencia debe cumplir con definidos requisitos básicos. Entre ellos citó al apoyo de autoridades locales, idoneidad profesional y financiera del grupo y una clara proyección del aporte que el proyecto tendrá. Informó además que en la región ya existen 50 licenciatarios, de los cuales 30 la recibieron en los últimos cinco años.
Cortesía WTC
EL BOOM WTC TRAS EL 11-S
Cosas de la vida, la ahora mítica marca llega a Bolivia. Tras los atentados del 11-S se volvieron una especie de moda para mega empresas y multiplicaron imparablemente su presencia. Así lo declaró el propio fundador del WTC en una entrevista que concedió al diario español ABC en 2002. Por entonces se pensaba en un colapso para la marca.
“Al margen de los 2.824 muertos o desaparecidos, de la destrucción, del inmenso dolor ¿cuál ha sido el coste económico del desastre para su organización?”, le preguntó el periodista Antonio Polo.
Guy Tozzoli, quien falleció en 2013,  respondió: “Lo más importante ha sido la pérdida de vidas humanas. Las Torres Gemelas eran el buque insignia de la asociación. Pese a todo, a los dos días abrimos las oficinas en otro lugar de Nueva York y sin perder nada de información, gracias a que toda estaba volcada en discos de seguridad. Tengo que decir que del atentado ha salido algo bueno: la asociación era prácticamente desconocida y ahora no lo es. Hemos recibido muchas peticiones para formar parte de la WTC Association…”.
-Un viajero profesional como usted, amigo del presidente de China, y que ahora desea instalar la asociación en Corea del Norte ¿Qué opina de la controvertida globalización?
--La apoyo más que nunca. Cuando empecé con el proyecto WTC el comercio exterior de Estados Unidos representaba el 2,7 por ciento del PIB y ahora supera el 22 por ciento. Cada vez hay más joint ventures entre los países. Desde el 11 de septiembre hemos recibido más proyectos de inversión que en toda nuestra historia.
En México DF, Buenos Aires, Sao Paulo, Bogotá y en gran parte del mundo las ciudadelas WTC constituyen ejes comerciales urbanos. Y conforme a los ritmos cruceños hoy apuesta por ser el centro de una clara vez más definida Santa Cruz empresarial.  

martes, 20 de diciembre de 2016

sostenido muchas veces por nuestro editor, el tema de "la inspección vehicular" un show para "extorsionar oficialmente a la ciudadanía" y que no tiene ningún valor real ni efectivo y que debe desaparecer. LT

Una vez más, como es habitual a estas alturas del año, hace unos días se ha iniciado la “Inspección Técnica Vehicular”, una especie de  rito de martirio anual al que son sometidos quienes son propietarios de un vehículo en nuestro país.  Es, como ya está demostrado hasta el cansancio, una verdadera impostura, una especie de simulacro que se escenifica en nombre de la seguridad ciudadana.
Es tan evidente la falsedad que se esconde tras esta práctica, que ya nadie la toma en serio. Todo el mundo sabe que la tal inspección no sirve para ninguno de los propósitos con los que se pretende justificarla, pero incluso así, haciendo gala de una paciencia admirable, son decenas de miles las personas que, disciplinada y sumisamente, se someten a las exigencias del ritual. Y otras tantas las que resignadamente pagan multas o sobornos por negarse a hacerlo.
Probablemente por eso mismo, dando por supuesto que la capacidad de tolerancia de la gente no tiene límite, quienes tienen a su cargo la ejecución de la ficción lo hacen cada vez con menos cuidado por conservar por lo menos las apariencias. Tratan mal a quienes tratan de cumplir la norma y buscan sin disimulo pretextos para exaccionar, mientras en el mercado informal las rosetas son transadas sin reconocer más ley que la de la oferta y la demanda.
No es fácil explicar por qué se insiste en mantener vigente una práctica tan irracional, aunque los montos recaudados pueden dar alguna pista. Sin embargo, la paciencia de la ciudadanía está empezando a dar muestras de agotamiento. Bueno sería que empiece a considerarse seriamente la posibilidad de buscar una fórmula mejor para financiar las actividades policiales y para verificar el buen estado de los vehículos que circulan por los caminos de nuestro país.