Páginas vistas en total

viernes, 14 de noviembre de 2014

algo huela mal al reventar el puchichi (la ampolla cargada de pús) Misicuni naufraga, sostiene Estremadoiro cuando reclama premio para Los Tiempos y sus periodistas que corren el telón del escandalete de MISICUNI

Misicuni es una zanahoria que viene engañando a un pueblo “en cuyas espaldas se pueden sembrar nabos”
Reventó el puchichi y algo huele mal en Cochabamba. El Proyecto Múltiple Misicuni naufraga en arrecifes de una estafa al Estado de más de 23 millones de dólares. Misicuni es una zanahoria que viene engañando a un pueblo “en cuyas espaldas se pueden sembrar nabos”, alusión de un primer mandatario ‘cochala’ no tanto a la falta de agua, sino a la pasividad valluna. Tanto que el vulgo lo ha bautizado de ‘asicuni’, que en quechua me dicen significa ‘que hace reír’. Cómo no, si ya era panacea regional cuando retomamos nuestra residencia en la Llajta, hace treinta y tantos años.
Los Tiempos merecería un premio. Con mayor razón se debería honrar a los periodistas que hace varios domingos desgranan este escandalete, sin que los ‘llajtamasis’ se preocupen del tema, tal vez porque están digiriendo su caldito de ‘k’awi’ o toca a algún conocido la penosa cuestión de aporrear a las mujeres, cuando no algún feminicidio. El que quizá la pasa mal es el Gobernador Novillo, a quien la reta del Presidente por la baja ejecución de presupuesto y, quisiera pensar, la comedia de Misicuni, provocaron un infarto cerebral. Si dejan libres de pena y culpa a fiscales y actores claves del atropello de Chaparina, de seguro mediante preocupadas llamadas telefónicas o convocatorias amenazantes, ¿cómo se les escurrió entre las piernas semejante pelotazo?
Dicen los periodistas que la pregunta grande es: ¿cómo un grupo de constructoras eludió el control estatal, tan eficaz en otros casos, principalmente de acoso a opositores? Surgen otros cuestionamientos, quizá menudos pero no menos urticantes, intrigantes y sugestivos.
El grupo de constructores estaba constituido por una empresa italiana que puso la cara –léase el currículo–, dos empresas colombianas, dos venezolanas y una boliviana. Mediante un contradocumento, el Anexo 16, resulta que la empresa italiana que poseía el know-how renuncia a las utilidades a cambio de una ‘prestación’ –léase ‘coimision’– de 4 millones y medio de verdes, comprometiéndose “a otorgar el currículo y toda la documentación requerida en el pliego de especificaciones de la licitación señalada”. ¿No es esto urticante, cuando no ilegal? Si para montos menudos de cientos de miles los bancos exigen ser notificados de cambios en la composición accionaria, ¿no es intrigante que tratándose de decenas de millones de dólares el Estado siguió ignorando el Anexo 16, si es que le notificaron?
¿Cómo es que una empresa boliviana entra a un negocio, –léase negociado– de 84 millones de dólares con un capital de 10.000 bolivianos, menos de 1.500 dólares, recibiría el 30 por ciento de la ganancia, el mayor pedazo de la torta? El accionista boliviano ni siquiera entró en el pago de la ‘prestación’ a la empresa italiana que puso el currículo… ¿No es esto sugestivo? En su informe la Contraloría señala que los ejecutivos de la Empresa Misicuni conocían de los acuerdos internos del consorcio de maleantes. No se menciona la responsabilidad de un expresidente de la Empresa Misicuni (hasta 2013), que incluso aseveró que la salida de la constructora italiana no afectaría al proyecto, agüita fresca y la sed de lucro que motivaba a los restantes del Consorcio, que quizá no sabían distinguir un fierro de una de uno de media. Sugestivo.  
Si bien los portales de las empresas del Consorcio estaban inactivos desde 2012, bastaba una revisión por Internet para tomar cuenta del sórdido desempeño de algunas, incluyendo la italiana, en obras en Venezuela y Colombia. ¿Acaso no intriga que no se hayan dado cuenta al revisar pliegos en la Empresa Misicuni? Si en 2011 la Empresa Misicuni fue alertada de la “total iliquidez” del consorcio, sugestivo, que además incumplía con la incorporación de equipos, provisión de materiales, se notaba baja productividad, y cuando sus planillas deberían ser de 2 millones ni llegaban a menos de la mitad. Urticante.
Un notable ingeniero cuestiona el informe de la Contraloría, entre otras cosas, por no establecer indicios de responsabilidad civil, penal, administrativa y ejecutiva por el daño económico causado por el consorcio de vivillos. A mí me late que la razón es que hay que buscar beneficiarios de la estafa más arriba. Al cabo se usaron 5 millones de dólares para comprar maquinaria que las empresas ya tenían. ¿No sería otra ‘maquinaria’?  
Megaproyecto múltiple el de Misicuni –riego, agua potable y electricidad, a los que se podría añadir turismo y pesca–quizá será realidad cuando no hayan predios que regar, salvo minúsculos jardines; cuando el agua potable llegue y los munícipes despierten a la realidad de que no hay conductos, que las cañerías están tan viejas que se pierde la mayor parte del líquido elemento; que los aguateros se declararán en huelga de hambre por la pérdida de ‘sus fuentes de trabajo’. La energía eléctrica, bueno, se la exportaría a Brasil; si es que el Canciller deja de organizar ‘ajtapis’ y se acuerda de que no hay convenios bilaterales y así patalee su pachamamismo, las represas hidroeléctricas del río Madeira van viento en popa a toda vela.
¿Acaso Bolivia no es un país corroído por la imprevisión, la impostura y la corrupción?
El autor es antropólogo.

martes, 11 de noviembre de 2014

alega Chile. estamos cumpliendo el Tratado de 1904 al mejorar la comunicación férrea Arica La Paz, declaró el Canciller Riveros quién recorrió un trecho de la vía con locomotoras modernas. Fides y la foto de la cancillería de Santiago

El Ministro interino de Relaciones Exteriores de Chile, Edgardo Riveros, acompañado de las principales autoridades regionales, participó este mediodíadel lunes, en la ceremonia de entrega de dos nuevas locomotoras para transporte de carga que operarán el servicio del Ferrocarril Arica-La Paz.



Este es un paso importante para la recuperación total de esta vía férrea, que resultó gravemente dañada tras el terremoto que afectó a Arica y sus alrededores en marzo del presente año.

Durante su intervención, el Canciller (s) señaló que esta acción se inscribe "en el compromiso de la administración de la Presidenta Michelle Bachelet con el plan especial de desarrollo para Arica y Parinacota, que ella anunció en el mes de junio pasado".

Recordó además que mediante el Tratado de Paz y Amistad de 1904, Chile se comprometió a construir el ferrocarril de Arica al Alto de La Paz y a transferir, posteriormente, la propiedad de la sección boliviana a ese país. "Junto a ello hemos realizado los esfuerzos necesarios para mantener la sección chilena del ferrocarril en funcionamiento, de ahí la inversión en las reparaciones de la línea y en estas nuevas locomotoras", destacó.


Agregó que la reparación y renovación de esta vía férrea "busca complementar las facilidades que entrega el Régimen de Libre Tránsito establecido a favor de Bolivia por territorios y puertos chilenos, garantizando el acceso de este país al mar".
Actualmente Bolivia realiza el 40% del comercio que se origina o está destinado a países no vecinos a través de este puerto, siendo el Ferrocarril Arica - La Paz una herramienta importante para este comercio que, en los últimos cinco años, aumentó en 132% su movimiento de carga por puertos chilenos.
Al término de la ceremonia, las autoridades efectuaron un recorrido en el tren hacia el sitio arqueológico Colcas de Huaylacan.
Las locomotoras, de motores diésel de 1.850 hp, cuentan con tecnología de punta como un microprocesador que entregará al conductor información en línea respecto al funcionamiento de la máquina. Asimismo, incorporan frenos electrónicos que aumentarán la confiabilidad en la operación, características que, en conjunto, mejorarán el desempeño y reducción de los costos de operación del servicio.

sábado, 8 de noviembre de 2014

el yaraví es aquel "canto triste que resuena en lo más hondo del alma..." apelación de Estremadoiro para referirse a los caballos importados por 15 millones de dólares por Evo Morales, claro que Winston ni siquiera lo nombra, pero todos saben que se está refiriendo al comprador de la caballada..."y perder hace la calma a quién óyelo una vez", el yaraví la protesta por el malgasto, la iniquidad

Así hubiera el Gobierno publicado minúsculos desmentidos, me regodeé en una noticia curiosa. El presidente perpetuo habría gastado $15 millones de dólares en comprar caballos argentinos para los nueve regimientos de caballería del Ejército. No me enteré de la respectiva licitación pública requerida por ley, ni sabía que había tantos regimientos a caballo, escribí.  
Un amigo se acordó de su padre "burrero" en tiempo de haciendas e hipódromo cochabambinos, donde los pudientes exhibían y hacían correr sus cuadrúpedos. La sociedad por acciones del hipódromo puso lama con mezcla de cascajo en la pista y se enfermaron los caballos. El papá de mi amigo tenía más de seis equinos importados de Brasil; entonces un conocido piola que había comprado en Chile una tropilla a precio de gallina muerta le convenció de comprarse uno: tenía anemia infecciosa equina, enfermedad mortal de fácil contagio. Murieron sus caballos y se esparció la enfermedad. Resultado de tal epidemia, "en los predios del hipódromo están enterrados media centena de caballos", me dijo mi amigo. Pensé que tal vez sería mejor destino, al que la donación de Patiño acabe como propiedad de pocos, que ya han vendido pedazos a un supermercado, a una clínica, construido una lujosa sede social "privada" y alojan a unos cuantos "sunichos".
Metiendo la cuchara en el desaguisado del Club Hípico y la Octava División de Santa Cruz de la Sierra, con respecto al alojamiento de tamaña tropilla, cavilé que son muchos 1.500 equinos en cuatro hectáreas, que comen heno quizá también de pampas argentinas; orinan y cagan, aparte de que hay que bañar y cepillar antes que las garrapatas los desangren. Tantos rijosos potros parados hocico con cola en cuatro manzanas urbanas: ojalá que no hayan yeguas, pobrecitas, en el tropel. ¿Y qué si salen a galopar por el vecindario? Como en las paradas militares, no faltaría uno que depositase bosta en la calle, que no es inodora caca de ángel, por si acaso. Con razón vecinos de la zona plantean un parque de arboledas y banquetas, a los que ahora se adhieren "movimientos sociales". Apuesto que ni un regimiento de policías militares podrá impedirlo. Ni Club Hípico "fufurufo" ni Escuela Militar obsoleta, me adhiero.
Me acordé de la invasión de Polonia por Alemania en 1939, que empezó la II Guerra Mundial. La caballería mecanizada de tanques Panzer nazis despanzurró a la caballería polaca, en lo que fuera postrer embate de la romántica forma de guerra de siglos pasados. Después recordé a los soviéticos: aguantaron la arremetida de la Blitzkrieg, entrenando perros cargados de explosivos para correr y morir despedazados debajo de los tanques nazis. ¿No sería acaso más heroico a que los degüellen los Ponchos Rojos en Achacachi?      
Mi suspicacia con gastos a dedo, más aun si son de todopoderosos aplacando a los dueños de los fierros, me impulsó a mayores averiguaciones. Me dijeron que un pura sangre argentino se conseguía por cinco mil dólares. ¿Para qué está la internet? Miré precios, con foto, certificaciones de raza, vacunas y todo, en España y Argentina. En la una, los pura sangre variaban entre $us 765 y algo más de $us 4.463 dólares; en la otra, los ofrecían a partir de mil dólares hasta poco más de $us 3.500. Después me enteré que ni siquiera de requerían pura sangre. Bastaba y sobraba con caballos Fina Sangre, que además son más baratos. Nada parecido a diez mil dólares por caballo, tal vez con premio y todo, para la futura Escuela de Caballería Marceliano Montero, a ubicarse en la mancha urbana de la pujante Santa Cruz de la Sierra.
¿Cuántos hospitales se equiparían con quince millones de dólares?, pregunté a un amigo médico. Bueno, tres de segundo nivel para poblaciones intermedias. Uno de tercer nivel como el Viedma, listo para ocuparse, construcción y equipamiento incluidos, costaría unos doce millones de dólares; por $us 15 millones se le pondría una división completa de diagnóstico por tomografía. Más aún, "por 15 millones de dólares se podría construir y equipar un hospital de cuarto nivel, es decir con todas las especialidades de la medicina, una bomba de cobalto y los equipos de tratamiento contra el cáncer incluidos, que alivien un atestado hospital Oncológico donde cuesta un montón de dinero someterse a un tratamiento de radiación", me dijo.
Me refugié en Jenny Cárdenas, cantante y musicóloga, no por deleitarme en su música o conocerle personalmente, sino por un artículo suyo vinculando el yaraví andino y el bolero de caballería, ambos ramas de nuestro variopinto ancestro criollo y mestizo. El uno llamado también "triste" y el otro con la cadencia solemne de despedir a quienes partían a defender la patria. Son versión musical boliviana del heroísmo sin sentido de tropas de caballería de siglos pasados. Pensé en la desastrosa carga de la caballería inglesa en la batalla de Balaclava en 1854, de la que su poeta Tennyson escribió no sé si glorificándola o lamentando la triste futilidad de la guerra: "¿Cómo podría palidecer su gloria? ¡Oh, la salvaje carga que hicieron!".
Se me vino a la cabeza la imagen de obsoletos tanques austriacos y unas centenas de caballos argentinos del Ejército boliviano, enfrentando a tanques Leopard alemanes en una imaginaria invasión chilena en el altiplano. Aunque triste y asqueado, definitivamente prefiero parques a caballos, talleres a satélites, hospitales a mentirosas casas del pueblo.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Adela Jordán, hermana del ex-presidente René Barrientos es propietaria (su familia) de 150 hectáreas de terreno por el que pasará la carretera Santa Bárbara Quiquibey. la Administración de Caminos le ofrece UN BOLIVIANO por metro cuadrado, ella asegura que una hectárea vale 30 mi dólares en Coroico. la quieren echar del lugar y tomarse la propiedad, como acostumbran con el Derecho Propietario.

Adela Jordán, miembro de la familia a la cual los campesinos de Coroico quieren expulsar por supuestamente entorpecer la construcción de un camino, aseveró que la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) le quiere pagar Bs1 por cada metro cuadrado que necesita de su propiedad para concluir la carretera Santa Bárbara-Quiquibey.
“¿Sabe cuánto nos están pagando el metro cuadrado de línea de camino? 1 boliviano y a los campesinos también 1 boliviano. Y ¿Sabe cuánto está una hectárea en Coroico? 30 mil dólares”, afirmó Jordán en entrevista con la Red ERBOL.
Ayer, el ejecutivo de la Central Agraria de Trabajadores Campesinos de Coroico, Guido Aduviri, informó que su organización determinó expulsar a dicha familia porque pidió una suma alta de indemnización por su terreno.
La dueña del predio precisó que la empresa estatal le solicitó 80 metros de su propiedad para la carretera.
Añadió que ayer tuvo una reunión con el ministro Vladimir Sánchez y los campesinos donde le propusieron firmar un acuerdo al que su familia se negó. En cuanto, a la suma de dinero exigida como indemnización, Jordán señaló que está dispuesta a negociar.
Pagan Bs581 de impuestos
Adela indicó que su familia tiene un terreno de 150 hectáreas por el cual pagan un impuesto anual de 581 bolivianos. Ella misma calificó de “ridícula” esa cifra.

sábado, 1 de noviembre de 2014

El Deber se muestra optimista, el Mutún puede ser una realidad con la plata de China y su préstamo de 405 millones de dólares (a qué rango de interés?) no lo dice, y la formación de personal en la China. no compartimos tal grado de optimismo, porque si no marchó con Jindal, fue por falta de combustible, porqué entonces habrá combustible ahora y no antes?

La industrialización del Mutún ha vuelto a ser noticia después del anuncio de la aprobación de un crédito para ese fin, por parte de China Popular. En este contexto, todo hace prever que el Estado se hará cargo, de la manera más directa posible, de la producción industrializada de hierro, con otros objetivos, otros instrumentos institucionales y con menos fanfarria político partidista. Este proceder se ha visto como una obligada nueva forma ante el decepcionante proyecto con la empresa india Jindal. Sin duda, ambas partes han cometido errores y faltas al contrato, pero más la nacional, quizás por ello el arbitraje internacional ha favorecido a la Jindal en primera instancia.

Por lo visto, recién se ha tenido que asumir que la industrialización debe considerar, al menos en el corto y mediano plazo, la prioridad que merece la satisfacción de la demanda interna antes que la externa. Un sereno análisis del proceso ha puesto en evidencia que pasar por alto este criterio ha sido el inicio de una serie de problemas y confrontaciones técnico financieras entre la Empresa Siderúrgica del Mutún y la Jindal. En tal sentido, impresiona como alentadora la iniciativa de instalar en una primera fase, una miniacería en el Mutún, con apoyo de socios estratégicos confiables que hagan realidad, de una vez por todas, un anhelo regional que ya lleva décadas esperando.

Sin duda, la inicial producción de ciento cincuenta mil toneladas anuales de acero que se anuncia desde las esferas oficiales, requiere de la inyección financiera que China Popular ha accedido a otorgar. Con el crédito de cuatrocientos cinco millones de dólares para Bolivia, se pretende construir, instalar y poner en marcha el proyecto siderúrgico en el Mutún. Resulta sugerente también, que exista un plan para los recursos humanos. Al menos los profesionales que van a tener a su cargo el proyecto con China serán beneficiados con la correspondiente especialización en sus áreas respectivas. Esto significa que quizás la carencia de especialistas haya contribuido al fracaso anterior.

Esta nueva experiencia con China impresiona como alentadora, al menos desde el punto de vista de los logros, entre los cuales corresponde destacar el satélite boliviano de telecomunicaciones Túpac Katari. Conviene dar paso a la esperanza y augurar que el nuevo proyecto ponga en marcha la industria siderúrgica en el país. Si se considera que el Mutún y su explotación constituye una esperanza de fuentes de trabajo en la región, convendría que se inicie un proceso de formación y capacitación de recursos humanos nacionales no solo en obra de mano calificada, sino en todas las áreas, de modo que los pobladores se vean  beneficiados con la fuente de ingresos que mejore su nivel de vida.

Se hace preciso insistir en que la explotación del Mutún deviene no solo en un preciado anhelo regional que ya es hora sea hecho realidad, sino en una incontestable responsabilidad del Estado para hacer acto de presencia en las fronteras, su resguardo y protección. Una simple reflexión sobre este aspecto muestra cuánta falta hace. La creación de un foco de desarrollo en el Mutún tiene que cambiar, por la fuerza de las circunstancias, un panorama que hasta ahora ha resultado desalentador para los propios habitantes del lugar y el país. Ante tantos deplorables antecedentes, se espera que el apoyo de China al Mutún haga posible la ansiada industrialización del hierro boliviano.
La creación de un foco de desarrollo en el Mutún tiene que cambiar, por la fuerza de las circunstancias, un panorama social y económico que hasta ha resultado desalentador para los propios habitantes del lugar y para el país.

domingo, 26 de octubre de 2014

Henry Paredes ha sido un vigía permanente de la ciudadanía dentro de Misicuni. LT ofrece una crónica, bien elaborada del escabroso camino que el proyecto ha recorrido hasta comprobarse que 23 millones de dólares faltan en la Caja. robo escandaloso con la complicidad de personeros de la Gobernación que hasta ahora no están identificados, y que deberían ser nombrados, para quitarles el apoyo y conducirlos a la Justicia en demanda de recuperar, así sea parte del patrimonio del Tesoro.

Aunque la Contraloría General del Estado acaba de emitir el informe que detectó la conformación de una “sociedad ficticia” para adjudicarse la construcción de la represa del Proyecto Múltiple Misicuni (II) bajo el rótulo de Consorcio Hidroeléctrico Misicuni (CHM) aún hay muchas preguntas sin responder para determinar: cómo fue posible que un grupo de constructoras escapara al control estatal y provocara un daño económico de 23,2 millones de dólares.

Los documentos secretos (I)
La Contraloría General del Estado reveló que el CHM elaboró dos contradocumentos sobre la asociación que conformó para adjudicarse las obras del millonario Proyecto Misicuni. Los papeles definieron la participación, responsabilidad y distribución de utilidades del contrato.
Por un lado, CHM se presentó a la Licitación Internacional 02/07 con seis empresas y le otorgó a la italiana Grandi Lavori la participación mayoritaria y liderazgo técnico. Sin embargo, la asociación suscribió un primer contradocumento para aclarar el porcentaje de participación en las utilidades. En el mismo, la italiana tiene el cero por ciento de utilidades. En tanto, que “CCI” Comercio Construcción e Industria de Bolivia que entró al negocio de 84 millones de dólares con un capital de 10.000 bolivianos recibiría el 30 por ciento de la ganancia, el mayor porcentaje del grupo.
El contradocumento, hoy conocido como el Anexo 16 dentro de la demanda que el seguro Credinform Internacional inició contra CHM, precisa que Grandi Lavori “no tendrá participación en la Asociación Accidental (…) y como prestación recibirá de CCI y Vialpa, Change Consulting Group y Obresca la suma equivalente al 4,5 por ciento del monto del contrato”. A cambio, la empresa italiana “se compromete a otorgar el currículum y toda la documentación requerida en el pliego de especificaciones de la licitación señalada”.
Antes de la firma del contrato con el Estado boliviano, el CHM firmó un segundo documento interno llamado contrato de colaboración empresarial en el cual se remarcó que el objetivo de “CCI y el Grupo”, que aparentemente deja de lado a Grandi Lavori, es obtener el máximo lucro.

Las implicaciones (II)
A once meses de la resolución del contrato entre la Empresa Misicuni y el CHM, la Contraloría General mencionó en el informe No LX-EP10/A14-F2 la existencia de dos reportes legales sobre el contradocumento (Anexo 16) y el convenio de colaboración empresarial del CHM que llegaron a ser de conocimiento de la Empresa Misicuni.
En su informe la Contraloría señaló que por la correspondencia cursada entre la Empresa Misicuni, el CHM y Grandi Lavori Fincosit se establece que los ejecutivos de la primera conocían los acuerdos internos del consorcio. Sin embargo, por el momento no se ha mencionado la responsabilidad que tendría el expresidente de la Empresa Misicuni, Ramiro Saníz, que hasta 2013 avaló la permanencia del CHM e incluso llegó a aseverar que la salida de la constructora italiana no afectaba al proyecto.
El gobernador Edmundo Novillo que ahora pide ampliar la investigación sobre el daño económico responsabilizó el pasado 15 de julio, durante la firma de contrato para el reinicio de obras con la empresa Camce, a los italianos por los problemas. “Para mí el problema de fondo se origina en que este proyecto estaba condicionado a que se ejecute por una empresa italiana”, dijo.
A pesar de las conclusiones del informe de la Contraloría aún hay temas pendientes como examinar el proceso de calificación, la calidad de la obra y el trabajo de la supervisión.
El asambleísta de oposición, Henry Paredes manifestó que el informe del contralor, Gabriel Herbas, “está bien, pero, deja un sabor amargo”. Pues, se deberían realizar al menos dos auditorías más: a la Empresa Misicuni y a la supervisión.

Las irregularidades (III)
Si bien los contradocumentos que revelan irregularidades en la constitución del Consorcio Hidroeléctrico Misicuni, la empresa a cargo de encaminar la ejecución del proyecto tuvo señales de las anomalías desde un principio, como cuando se conformó una comisión calificadora para una licitación internacional con funcionarios intermedios y se hizo un mal uso del anticipo. Pero, quizá la advertencia más seria que los ejecutivos y el Directorio de Misicuni recibieron y pasaron por alto ocurrió en 2011.
La Empresa Misicuni fue alertada a través del informe CM.GG.0111/2011 por el exgerente Carlos Reyes de que el consorcio se encontraba en una “total iliquidez”. Además incumplía con la incorporación de equipos y la provisión de materiales, baja productividad, cuando debía facturar más de 2 millones de dólares, sus planillas no pasaban de 700 mil dólares.

Cuestionan a supervisión

El presidente de la Asociación de Ingenieros Eméritos de Cochabamba (Aiseme), Gonzalo Maldonado, cuestionó el informe de la Contraloría General del Estado que no estableció indicios de responsabilidad civil, penal, administrativa y ejecutiva por el daño económico ocasionado por el consorcio.
Maldonado preguntó: por qué la comisión calificadora, el directorio o bien el presidente aprobaron al consorcio. Expresó que la comisión calificadora debería haber revisado y verificado la veracidad de la información presentada. La misma instancia debía haber revisado que las empresas cuenten con el equipo mínimo requerido, así como el personal ofertado.
El representante también cuestionó el rol de la empresa supervisora Engevix Caen que comenzó a trabajar un año antes a la firma del contrato y que contaba con un encargado de la administración del contrato.
APUNTES

Líos de empresas

Las sospechas sobre la idoneidad de las empresas comenzaron desde el momento en que las constructoras colombianas y una venezolana consignaron un mismo domicilio legal en Bogotá. Sin embargo, las alertas sobre los problemas que afrontaban las empresas del Consorcio continuaron. En 2010, Vialpa fue denunciada en Venezuela por incumplir con las obras de civiles del proyecto Bus-Caracas y con los aportes laborales de 109 obreros. En Colombia, la empresa Grandi Lavori se retiró en 2011 de un millonario proyecto caminero. El periódico El Tiempo de Colombia dijo que se realizaron fuertes reclamos a la Embajada de Italia por el incumplimiento de Grandi Lavori porque el “contrato le quedó grande”. En todos los casos los portales digitales de las empresas se encontraban fuera de servicio desde 2012.

Uso del anticipo

Los cuestionamientos al Correcto Uso del Anticipo de 18 millones de dólares que recibió el consorcio no son recientes ni se limitan al informe que emitió la Contraloría General del Estado, el pasado lunes 20 de octubre, al establecer que al menos 5 millones de dólares se usaron para comprar maquinaria que se suponía que las empresas ya tenían.
En 2010, la supervisora Engevix Caem, informó en un documento a la Asamblea Legislativa Departamental que sólo el 82 por ciento de los recursos del anticipo tenían algún tipo de respaldo. Luego, en 2011, la gerencia de Misicuni advirtió al presidente de entonces, Ramiro Saníz, y a los representantes del directorio que el consorcio tenía una “total iliquidez” y recomendó analizar la continuidad de las constructoras en el megaproyecto, destinado a reducir el déficit de agua.

El directorio

El asambleísta de oposición Henry Paredes manifestó que los representantes de la Gobernación y de los municipios en el directorio de Misicuni son corresponsables del daño de 23,2 millones de dólares ocasionado al proyecto.
La Empresa Misicuni debía ser una de las más fiscalizadas al contar con 24 representantes de instituciones y organizaciones en el directorio.
Hasta 2011, cuando surgieron más señales de las irregularidades, el directorio estaba presidido por Ramiro Saníz y el ministro de Medio Ambiente, Edwin Laruta. En 2009, cuando se firmó el contrato con el Consorcio Hidroeléctrico Misicuni se encontraba como ministro del área, René Orellana. La Gobernación tenía como delegado a Freddy San Millán. La Alcaldía de Cercado a Hernán Ayala y el Comité Cívico a Gonzalo Maldonado.

El consorcio

Los Tiempos intentó conocer la versión del Consorcio Hidroeléctrico Misicuni sobre la determinación de la Contraloría General del Estado de procesar a los representantes del grupo por los presuntos delitos de conformación de sociedades ficticias, uso de instrumento falsificado, falsedad ideológica e incumplimiento de contrato.
Sin embargo, el único contacto del consorcio y hermano del representante, Pablo Rovira, dijo que se pronunciarán posteriormente. Añadió que se defenderán en las instancias que correspondan y dijo brevemente en un contacto telefónico que la empresa italiana Grandi Lavori sí era parte de CHM. Lo último que se sabe es que el consorcio le ha enviado una carta al presidente Evo Morales dando a conocer su versión sobre el manejo del Proyecto Múltiple Misicuni.

martes, 21 de octubre de 2014

el adagio popular "sale el burro y tranca la puerta", vale para Misicuni. el Contralor es quién debería ir a la cárcel, porque ha dejado pasar tanto tiempo y los 23 millones de dólares están irremisiblemente perdidos. si bien puede meter a la cárcel a un par de pinches, los principales están fuera y jamás les alcanzará el brazo de la Justicia. verguenza por un Contralor Herbas, maestro de la inoperancia y retardación.

La Contraloría General del Estado presentó ayer el informe legal sobre la investigación al proceso de contratación del Consorcio Hidroeléctrico Misicuni (CHM) en el que se identificó que 5 exejecutivos son responsables de un daño económico al Estado de al menos 23.2 millones de dólares.

La adjudicación de las obras de la represa de Misucini al Consorcio se realizó en 2009.



El contralor general del Estado, Gabriel Herbas, señaló que tras haber revisado “cajas y cajas” se encontró un contradocumento por el que la empresa italiana Grandi Lavori presta su currículum al Consorcio a cambio de un 4.5 por ciento que le sería pagado en diferentes oportunidades.

El hallazgo de este contradocumento permitió determinar la responsabilidad del CHM en el daño económico de 18.9 millones de dólares por la resolución del contrato, ocurrido en noviembre de 2013, las ampliaciones y el incremento de precios, fundamentalmente. 

A esto se suma los más de 5 millones de dólares por el anticipo otorgado, mismo que no fue invertido en la ejecución de la obra sino en el equipamiento que supuestamente tenían al adjudicarse los trabajos. 

“Cuando se les entrega el anticipo lo que hacen es comprar maquinaria de segunda mano en Estados Unidos haciendo un mal uso del anticipo”, precisó Herbas. 

Esta situación derivó en que el Consorcio no tenga los recursos necesarios para gestionar el proyecto, que haya incumplido el contrato y, consecuentemente, que genere un daño económico al Estado por los dineros transferidos a la Empresa Misicuni. 

En este proceso, inicialmente se encontraron a cinco responsables que deberán responder ante la justicia por cinco delitos.

Martín Francisco Rovira Rada, en su calidad de representante legal del CHM, deberá afrontar los delitos de sociedades o asociaciones ficticias, asociación delictuosa, falsedad ideológica, uso de instrumento falsificado e incumplimiento de contratos. 

Eduardo Gómez Vásquez, en la representación legal de la empresa venezolana Vialpa S.A. (parte del CHM), Raúl Nemtala Caballero, representante legal de la empresa Construcciones Comercio e Industria (CCI Bolivia) y Julio Hernán Espinel Martín, representante de la empresa venezolana de Obras Especiales (Obresca C.A.) son acusados por los cargos de sociedades o asociaciones ficticias, asociación delictuosa y falsedad ideológica. 

Mientras que Francesco Senis, en su calidad de representante de la empresa Constructora Grandy Lavori incosit (Spa), es acusado por el delito de sociedades o asociaciones ficticias. 

“La pena por este tipo de delitos va de 2 a 8 años de privación de libertad”, informó el subcontralor general del Estado, Henry Ara.

Aclaró que entre hoy y mañana se presentará la denuncia ante el Ministerio Público, donde la Empresa Misicuni debe constituirse en parte querellante y la Contraloría realizará el seguimiento respectivo.

El total del daño es de 83.4 millones de dólares y no 23.4 

Gonzalo Maldonado 
Presidente Ingenieros Eméritos
Los ingenieros eméritos hicimos conocer nuestra opinión, tanto a la Contraloria como a la Empresa Misicuni, con relacion a la mala calificación que realizo la Comision responsable del proceso de contratación, porque no solo podian estar comprometidos los ejecutivos del Consorcio, sino las autoridades de la Empresa Misicuni.

Respecto al daño económico, la supervisión no debió aceptar la compra de maquinaria de segunda mano, por lo que calculamos un daño de 6 millones de dólares.

Asimismo, por la iliquidez financiera se tuvo que ampliar el plazo, sus efectos fueron que la Supervisión tuvo que ser contratada por 2.9 millones de dólares para continuar dirigiendo la obra. Pero, además, el daño económico se amplía a la pérdida por día que no funcionó la planta hidroeléctrica, que tenía que generar 135 mil dólares diarios, y en los 11 meses de retraso sumarían los 44.5 millones de dólares. 

Para reanudar la obra, los nuevos precios de la construcción requieren un incremento de 30 millones. Por tanto el monto total de daño económico es de 83.4 millones de dólares. 

jueves, 16 de octubre de 2014

duro revés al concepto de Evo Morales sobre "la ilegalidad" que los juristas deben convertir en "legal". concepto errado que sin embargo EM lo tiene metido en su cerebro y que le hace atropellar todas la leyes con tal de salir "adelante con sus propósitos" Los Tiempos reclama por el cumplimiento estricto de las normas por la transparencia en el manejo del asunto público

En una mala pedagogía cívica, una vez más el Presidente del Estado ha recomendado que si la ley vigente obstaculiza una propuesta que el círculo privilegiado del poder considera necesaria para el país, pues hay que incumplir la norma y, para salvar responsabilidades, hay que utilizar a los abogados para que legalicen lo ilegal pues, de acuerdo al criterio presidencial, para eso existen.
Se trata de una visión errada. La norma no está hecha para perjudicar, sino para hacer que el manejo de los recursos del Estado –que no son de quienes circunstancialmente ocupan el Palacio Quemado– sean correctamente administrados.  Por ejemplo, en el caso de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), que el Gobierno quiere consolidar en el imaginario popular como “la” empresa estatal por excelencia, se manejan elevadas sumas de dinero y si se aconseja no cumplir las normas que pueden dificultar la ejecución de proyectos, no es difícil caer en tentación... El Primer Mandatario debería recordar cuántos presidentes y gerentes de YPFB ha tenido que cambiar porque han cometido delitos.
En consecuencia, lo que correspondería, en un marco moral de comportamiento, es modificar las normas que innecesariamente retrasan la ejecución de obras o están formuladas para facilitar la corrupción, pero no aquellas dirigidas a hacer que el uso de recursos sea transparente. De hecho, habría que comenzar eligiendo de una buena vez a un presidente de YPFB. Hasta ahora este cargo es ejercido en forma interina, con todas las limitaciones que esto implica y la única explicación posible es porque por la forma en que está nominado su mantención depende sólo de la voluntad presidencial.

Post scriptum. Se hace necesario que el Colegio de Abogados se pronuncie, que los magistrados digan lo suyo y que los "masistas" que están por la legalidad y la transparencia también digan lo suyo. el silencio cómplice del Organo Judicial, hará pensar que todo este conglomerado de instituciones y funcionarios piensan como Evo Morales, lo que sería un craso error de consecuencias catastróficas para la Justicia, para la Democracia, para la construcción nacional.

martes, 14 de octubre de 2014

"comerse su reloj" ha sido la promesa de Tuto si acaso 6 de cada 10 electores apoyaban a Evo en las recientes elecciones. la cifra del 60% anunciaba por las encuestadoras (ambas pagadas por el Gobierno) todavía no ha sido confirmada por el Supremo Electoral que no ha concluído el recuento de votos a nivel nacional. ABC de Madrid

El exmandatario boliviano Jorge Quiroga (2001-2002), candidato presidencial por el Partido Demócrata Cristiano en los comicios del 12 de octubre, reiteró hoy que mantiene su promesa de comerse su reloj si el presidente Evo Morales gana las elecciones con un 60 % de los votos. Los datos oficiales de escrutinio al 57,4 % dan a Morales la victoria con casi el 55 % de apoyo, seguido por el empresario conservador Samuel Doria Medina (28,6 %) y por Quiroga, que habría logrado un 11,16 %.

"Veremos, todavía habrá tiempo, pero primero los resultados", dijo en rueda de prensa el candidato opositor, quien aseguró que tiene suficiente salsa de tomate y también llajua (una salsa picante típicamente boliviana) para cumplir su promesa.
Frente a los datos oficiales difundidos hasta ahora, los sondeos a pie de urna publicados la noche electoral daban a Morales la victoria con casi un 60 %.
En septiembre pasado, Quiroga ya había anunciado, tras conocerse los primeros sondeos sobre las elecciones, que si seis de cada diez personas votaban por Morales se comería su reloj. Ahora que parece que los pronósticos se cumplirán, numerosos bolivianos le reclaman con sorna a través de las redes sociales que cumpla su promesa. "Por eso Evo Morales está queriendo el 60 %, para verme comer mi reloj", ironizó el exmandatario.
Esta es la segunda vez que Quiroga es derrotado por Morales en unas elecciones, ya que ambos líderes se enfrentaron también en los comicios de 2005 en los que el actual gobernante se convirtió en el primer presidente indígena de Bolivia

fragmento del texto de O.Navia publicado en OPINION. "Nada sucede porque sí", dedicado este primer párrafo a los amigos, a los buenos amigos de la llajta que persisten en el mundo maravilloso de "una amistad que no termina"...

El tiempo pasa. La vida vuela. Las distancias separan. Los hijos crecen. Los trabajos van y vienen. 

La pasión disminuye. Las personas no siempre son lo que se supone que deberían ser. El corazón se rompe. Los padres mueren. Los colegas olvidan los favores recibidos. Las carreras llegan a su fin, pero los amigos siempre están ahí, no importa cuánto tiempo haya pasado y cuánta distancia física nos separe. 

Un amigo nunca está lejos para llegar cuando lo necesitas y cuando tienes que caminar por un valle solitario y tengas que hacerlo por ti mismo, los amigos estarán alrededor de ti, alentándote, apoyándote, cooperándote, empujándote y esperando con los brazos abiertos al final del camino. 

sábado, 11 de octubre de 2014

quitémosle el poder, a los "matadores de José María Bakovic" cuando se cumple el Primer Aniversario de su Inmolación. hagamos de Tuto, el Presidente de los Bolivianos!

En la tragedia Macbeth, William Shakespeare describe los efectos, externos e internos, de la ambición desenfrenada por el poder. Los dos personajes centrales, Macbeth y su “digna” esposa, Lady Macbeth, personifican la capacidad que tiene el mal de dominarnos y enloquecernos, desde el momento que, cegados por la ambición, cedemos a sus métodos y acciones. A partir del asesinado de Duncan, el buen rey de Scotland, la sangre y las muertes no paran, tampoco encuentran descanso las almas de los asesinos, perseguidos por sus remordimientos y ofuscamientos. (texto de F.Zaratti. título del editor)

Una escena de gran efecto es la aparición del espectro de Banquo, el leal general degollado por orden de Macbeth, instigado a su vez por su esposa. Durante un convite, la sombra ensangrentada de Banco entra y se sienta en la silla de Macbeth quien, a partir de ese momento, vive entre alucinaciones y remordimientos hasta morir por la espada del noble Macduff.
En Bolivia carecemos no sólo de la gran novela minera, como anotaba Guillermo Lora, sino de la gran tragedia política, casi por los mismos motivos, aunque sobren hechos en qué inspirarse.
También en el reino de Cambioland vaga una sombra, la “sombra de Bako”, la de una víctima más de la acusación ligera e infundada, de la actitud cobarde que se ensaña con gente de bien, con el propósito de amedrentar o escarmentar a los adversarios. Se quiso matar en vida al hombre, dicen por tener un apellido croata, arrebatándole la honra y encerrándolo “preventivamente” en una cárcel durante tres semanas; a aquel que dejó una vida apacible en el exterior para volver al país gracias a un consenso inédito del Congreso para que limpiara la institución madre de todas las corrupciones.
No conformes con aquello, usando el puñal de la justicia y la fiscalía, arremetieron contra su salud y su patrimonio instaurándole 23 juicios en diferentes ciudades del país hasta acabar con su vida, cuando fue obligado a asistir a una audiencia en La Paz, en contra de la orden médica.
Una vez escuché a un jerarca del reino, padrino de la (in)justicia, quejarse de la “insensibilidad’ de la justicia boliviana. ¿Acaso hubo sensibilidad y humanidad en las acusaciones, en las presiones, en las persecuciones y en los silencios cómplices, incluso de los ahora “librepensantes”?
La “sombra de Bako” persigue a sus verdugos y no se disipa con lágrimas de cocodrilo, ni con echar la culpa a los sicarios. Sólo se le devuelve la paz en este mundo mediante la rehabilitación pública y el pedido de perdón por parte de los condes Macbeth y sus ladies de ese reino.
Una pieza sublime de la tragedia shakespeariana es el monólogo de Macbeth al conocer la muerte de su esposa (Acto V, Escena V):
“…La vida no es sino una sombra ambulante, un pobre actor que se pavonea y apura su hora sobre el escenario y luego nunca más es escuchado. Es un cuento contado por un idiota, lleno de ruido y furia, que no significa nada…”.
Cambien “La vida” con “El poder” y tendrán retratada la tragedia que culminó con la muerte de José María Bakovic, un 12 de octubre del 2013.
Rolando Morales, hermano de otra ilustre víctima de esa indignante para-justicia, en una valiente columna de hace un año en Página Siete, ha propuesto declarar al 12 de octubre “Día de la Víctima Política y Judicial”. Siendo imposible que ese día sea instituido oficialmente, ¿por qué no declararlo virtualmente, en las redes sociales, en nuestras casas y en nuestros corazones?
Lo haremos en honor a un mártir de la justicia, un hombre de bien, una víctima insigne de esa “sombra pasajera” que es el poder insaciable e insensible, en memoria de José María Bakovic















jueves, 9 de octubre de 2014

Kanata existe para buscar y asumir soluciones como el del medio ambiente tan ligado a la basura y su tratamiento. Cochabamba es un mal ejemplo de soluciones que no se asumen y dejan para después...y después...



La solución es una planta de incineración

Mauricio Aira



Con aplomo Los Tiempos ha vuelto a recordar que la basura continúa siendo el problema número uno de la ciudad de Cochabamba. Ha recordado que hace por lo menos 15 años que continúa el pugilato entre autoridades municipales y los vecinos de K’ara K’ara que han convertido en una rutina sus planteamientos para cerrar el depositario de los desechos sólidos y siempre terminan cediendo a la incapacidad del municipio que termina pidiendo un nuevo plazo para satisfacer al vecindario.

Técnicos de organismos internacionales y estudiosos de la San Simón, están de acuerdo en un planteamiento coincidente de construir una planta de incineración de ciertas características que justifiquen su costo y la urgencia de acometer la empresa, que sin embargo del ofrecimiento de países interesados en vender su producto y transferir la tecnología para su funcionamiento, no ha sido asumida por la Municipalidad, ni siquiera por la Mancomunidad Kanata que tiene el potencial necesario para asumir su financiamiento.

Necesarias son unas frases para explicar la contundencia de esta solución. Preguntado acerca del asunto que me interesaría estudiar respondí de inmediato. Soluciones al tema de la Basura en Cochabamba, para lo que recibí el soporte indispensable para el estudio teórico primero y luego sendas visitas a varios países incluyendo México, Dinamarca, Suecia y Bolivia para analizar “in situ”  las maneras de resolución del problema común. La administración de los desechos sólidos domiciliares. El resultado fue presentar un boceto del estudio de las Alcaldías de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz en 1995 cuando ninguna de ellas reunía la primera condición, producir basura arriba de las 600 toneladas/dia que justificase la adquisición de una planta de tamaño mediano que rayaba en los 25 millones de dólares. La Paz sin El Alto tenía la mayor producción, aunque uno de los munícipes me ofreció argumento brutal  ¿una planta? Para qué, ¡si tenemos al  Choqueyapu que es  ¡nuestro mejor barrendero!

Hoy en día las condiciones han cambiado para bien porque existe potencialmente la capacidad económica de hacer frente al gasto, por la mayor producción de desechos, para mal, porque dia que pasa, como lo advierte Los Tiempos por enésima vez, las consecuencias para el medio ambiente son desastrosas, próximas a ser dramáticas por su incidencia en la salud pública y la preservación del capital humano primera obligación de todo municipio.

Kanata tiene el potencial en sus manos para asumir una solución global que contemple el recojo de los desechos, su primera selección por los vecinos, el transporte, la deposición y finalmente el vaciado en los calderos de incineración que darán por resultado, la producción de energía en forma de fluido eléctrico y de piedrecillas que en otras partes se utilizan como ripiado en la construcción de carreteras. Si bien de alto precio inicial que se habrá elevado hasta los 50 o más millones de dólares, el costo de mantenimiento es ostensiblemente bajo. Una planta automatizada que funcione 24 horas durante 365 días, requiere de unos pocos técnicos para su operación, aunque en la tarea previa de recojo y transporte, tomando en cuenta el elevado volumen superior a un mil toneladas diarias, se incrementa la necesidad de personal.

La capacidad de pago de Kanata permitiría su financiamiento precedida por una convocatoria internacional primero a una Consultoría especializada, de amplia experiencia y mejor solvencia de modo que se eviten fiascos como el de Mutún o Misicuni y si se quiere Karachipampa, eso sí, no existe una empresa que pudiese pactar la entrega de la Planta “llave en mano” como ha ocurrido con el teleférico de La Paz, puesto que la empresa austriaca que asumió la operación del sistema durante el tiempo que tomará el retorno del capital invertido.


La pregunta obligada.  ¿A qué espera Kanata asumir la planificación del negocio más importante de la mancomunidad?  Se dirá que el tiempo propicio será después de la elección municipal prevista para marzo, de acuerdo, aún cuando la etapa de planificación y preparación podría arrancar en lo que resta del año salvo que “los duendes de la ciudad” estén moviéndose en las sombras para posponer una vez más una solución acorde al tamaño del problema.

miércoles, 8 de octubre de 2014

una planta de incineración que absorva toda la basura de Kanata y esté en condiciones se sumar su producción a la Red de Electricidad, ésta la gran solución al tema de la basura, todo lo demás es paja. cuándo lo entenderán?

Tal como van las cosas, nadie deberá sorprenderse si Cochabamba pasa a encabezar la lista de las ciudades más polucionadas del mundo
Una vez más, y ya son tantas que resulta tarea imposible llevar la cuenta, los dirigentes de los vecinos de la zona de K’ara K’ara, donde está ubicado el botadero donde se depositan todos los días las 400 toneladas de basura que a diario se producen en Cochabamba, sentados en la mesa de negociaciones con las autoridades municipales han logrado un acuerdo para “solucionar” el conflicto que durante los últimos días tuvo a nuestra ciudad hundida en montañas de basura. Como si de un gran logro se tratara, las partes suscriptoras del convenio han anunciado el “feliz acuerdo” y  han fijado un nuevo plazo para cerrar ese botadero.
Así, se ha repetido exactamente la misma secuencia de hechos que desde hace más de 15 años mantiene a Cochabamba condenada a sufrir la carencia de un sistema moderno de recojo y procesamiento de basura.
El asunto, por lo inusitado que es, sólo es comparable con el caso del Proyecto Múltiple Misicuni que tiene muy similares características. Así, la falta de un sistema moderno de tratamiento de basura se suma a la carencia de agua potable y a la inexistencia de una red de alcantarillado acorde con los requerimientos metropolitanos para hacer de Cochabamba una de las ciudades más contaminadas del planeta, como lo indica un reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Según el referido informe de la OMS, la falta de una planta de tratamiento de basura es, después de los automóviles y las fábricas de ladrillos, la tercera mayor fuente de las partículas contaminantes. La suma de esos tres factores hace que Cochabamba tenga un promedio de 41 microgramos de partículas nocivas por metro cúbico de aire, cuatro veces más del nivel admisible que es de 10 microgramos.
Como en el caso de Misicuni y la falta de redes de distribución de agua y alcantarillado, lo que más sorprendente en el caso de la basura es la facilidad con que las autoridades postergan año tras año la toma de decisiones imprescindibles. Y como si ese incumplimiento de deberes no fuera suficiente, agravan la cuota de responsabilidad que les corresponde por la manera sistemática con que ocultan la información relativa a las decisiones erróneas que toman.
Así, siguen siendo todo un misterio las razones por las que una y otra vez se desecharon propuestas provenientes de empresas y países amigos para hacer en condiciones muy ventajosas para nuestra ciudad las grandes inversiones necesarias para dar solución definitiva al problema. Más recientemente, y sin que haya habido las explicaciones correspondientes, se ha rechazado una propuesta presentada por científicos y estudiantes de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) para tratar el 60 por ciento de la basura que se genera en Cochabamba.
Asimismo, llama la atención la indiferencia ciudadana que no reacciona para exigir –sin huelgas ni paros, pero sí con participación— que tan importante asunto se trate con visión moderna y de futuro.
Con todos esos antecedentes, sólo cabe esperar que de un modo u otro se ponga fin a tan inadmisible situación. De otro modo, nadie deberá sorprenderse si en el próximo informe anual de la OMS Cochabamba pasa a encabezar la lista de las ciudades más polucionadas del mundo.

sábado, 4 de octubre de 2014

mientras Bolivia no tenga Ley de Inversiones que expresamente designe árbitro a Cámaras de Comercio de reconocido prestigio, no vendrá la inversión, lo demás es cuento y es perder el tiempo. Caso Jindal un ejemplo que Bolivia perdió

Mientras en Bolivia se discute el proyecto de Ley de Arbitraje; profesionales, empresarios, jueces, funcionarios públicos y magistrados podrán interiorizarse sobre procesos conciliatorios y arbitrales, en  las 5tas Jornadas Internacionales de Arbitraje, los días 9 y 10 de octubre de 2014.

El Estado boliviano enfrenta en la actualidad ocho procesos arbitrales con empresas internacionales en sectores como hidrocarburos, minería y energía por un monto aproximado a los 1.800 millones de dólares.

El evento tiene el objetivo de difundir la práctica del arbitraje nacional e internacional desde un punto de vista académico con la participación de expositores internacionales de alto nivel con mucha experiencia en el tema conciliatorio. El Evento está organizado por la Sociedad Boliviana de Arbitraje (SBA)  y la Cámara Nacional de Comercio (CNC).

Ambas entidades firmaron el pasado 26 de septiembre un convenio marco con el fin de comprometerse y ejecutar acciones para las 5tas. Jornadas Internacionales de Arbitraje que se desarrollarán en la ciudad de La Paz.

Los temas que se desarrollarán son: La sede del arbitraje; Tribunal arbitral: facultades, límites, recusación y responsabilidad; El Estado como parte en arbitrajes comerciales; Fundamentos y límites de la extensión de la cláusula arbitral a terceros no signatarios; Particularidades del arbitraje en materia de hidrocarburos; Particularidades del arbitraje en materia de minería; Ejecución de laudos extranjeros: Tensiones actuales.

EXPOSITORES
Fernando Aguirre (Bufete Aguirre Soc. Civ.) Bolivia; Horacio Andaluz (Horacio Andaluz Vegacenteno Abogados) Bolivia; Xavier Andrade (Andrade Veloz Abogados) El Salvador; Paul Arrighi (Estudio Arrighi) Uruguay; Héctor Arce (Procurador General del Estado) Bolivia; Rafael Bernal (Cámara de Comercio de Bogotá) Colombia; Fernando Cantuarias (Universidad del Pacífico) Perú; Francesco Campora (Phillipi Irarrázaval Pullido & Brunner Lda.) Chile; Diana Droulers (Cámara de Comercio de Caracas) Venezuela; Gonzalo Fernández (Carey) Chile; Francisco González de Cossío (González de Cossío Abogados) Mexico; Diego Gosis (Gomm & Smith) Estados Unidos; Jorge Inchauste (Guevara & Gutiérrez S.C.) Bolivia; Werner Jahnel (Lalive) Suiza; Carlos Lepervanche (Tinoco, Travieso, Planchart & Núñez Abogados) Venezuela; Alejandro López Ortiz (Mayer Brown ) España; José Martínez de Hoz (Pérez Alati, Grondona, Benites, Arntsen & Martínez de Hoz (h) Argentina; Ronald Martin (Salazar, Salazar & Asociados Soc. Civ.) Bolivia; David Orta (Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan LLP) Estados Unidos; Estefanía Ponce (Gómez-Pinzón Zuleta Abogados) Colombia; Humberto Sáenz (Sáenz & Asociados) Nicaragua; Iván Salame (Abogados Asociados S.C.) Bolivia; Margarita Sánchez (Disan LLP) Estados Unidos; Verónica Sandler (Universidad Argentina de la Empresa) Argentina; Quinn Smith (Gomm & Smith) Estados Unidos; Iver von Borries (Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía) Bolivia; Igor Vucsanovich (Cámara Nacional de Comercio) Bolivia; Bernardo Wayar Caballero (Wayar & von Borries Abogados S.C.) Bolivia.