Páginas vistas en total

martes, 14 de octubre de 2014

"comerse su reloj" ha sido la promesa de Tuto si acaso 6 de cada 10 electores apoyaban a Evo en las recientes elecciones. la cifra del 60% anunciaba por las encuestadoras (ambas pagadas por el Gobierno) todavía no ha sido confirmada por el Supremo Electoral que no ha concluído el recuento de votos a nivel nacional. ABC de Madrid

El exmandatario boliviano Jorge Quiroga (2001-2002), candidato presidencial por el Partido Demócrata Cristiano en los comicios del 12 de octubre, reiteró hoy que mantiene su promesa de comerse su reloj si el presidente Evo Morales gana las elecciones con un 60 % de los votos. Los datos oficiales de escrutinio al 57,4 % dan a Morales la victoria con casi el 55 % de apoyo, seguido por el empresario conservador Samuel Doria Medina (28,6 %) y por Quiroga, que habría logrado un 11,16 %.

"Veremos, todavía habrá tiempo, pero primero los resultados", dijo en rueda de prensa el candidato opositor, quien aseguró que tiene suficiente salsa de tomate y también llajua (una salsa picante típicamente boliviana) para cumplir su promesa.
Frente a los datos oficiales difundidos hasta ahora, los sondeos a pie de urna publicados la noche electoral daban a Morales la victoria con casi un 60 %.
En septiembre pasado, Quiroga ya había anunciado, tras conocerse los primeros sondeos sobre las elecciones, que si seis de cada diez personas votaban por Morales se comería su reloj. Ahora que parece que los pronósticos se cumplirán, numerosos bolivianos le reclaman con sorna a través de las redes sociales que cumpla su promesa. "Por eso Evo Morales está queriendo el 60 %, para verme comer mi reloj", ironizó el exmandatario.
Esta es la segunda vez que Quiroga es derrotado por Morales en unas elecciones, ya que ambos líderes se enfrentaron también en los comicios de 2005 en los que el actual gobernante se convirtió en el primer presidente indígena de Bolivia
Publicar un comentario en la entrada