Páginas vistas en total

jueves, 20 de agosto de 2015


Macacha conoce el secreto para no sucumbir ante la crisis del gas, del oro, del petróleo

Paulovich con su inigualable estilo se refiere a la crisis de la que "Bolivia está blindada" y su colaboradora mediática, bien metida en los meandros presidenciales "escucha la palabra secreta" que no la revela, ni siquiera a Paulo su maestro inveterado...pero le deja "adivinar..."

Como gran parte de nuestros paisanos, suelo angustiarme a la hora de meter la mano en el bolsillo derecho de mis pantalones y no encontrar más que migas de pan, lo que me obliga a exclamar: “¡Dios mío qué fregados con “j” estamos los bolivianos ...
Creo, junto a muchas personas, que las cholas son las economistas más sabias, pues ellas nunca pierden en materia de negocios, aunque ninguna de ellas estudió en London School of Economics ni han pasado jamás por las escuelas económicas de Chicago ni de Harvard. Por esa y otras razones, toda duda en tal materia, la trato con la chola que tengo a la mano y que no es otra que la cholita cochabambina Macacha que hoy temporalmente comparte su sabiduría con su perspicacia periodística.
Como gran parte de nuestros paisanos, suelo angustiarme a la hora de meter la mano en el bolsillo derecho de mis pantalones y no encontrar más que migas de pan, lo que me obliga a exclamar: “¡Dios mío qué fregados con “j” estamos los bolivianos al haber bajado tanto el precio del petróleo, del oro y del estaño!”.  Entonces, alzo mis ojos y encuentro a mi economista propia, la cochabambina Macacha, quien me ayudará a evaluar la presente crisis, que parece no preocupar mucho a nuestro Presidente Vitalicio ni a sus colaboradores más cercanos.
Plenamente convencido de su sabiduría financiera, pregunté a mi Pariente Espiritual si ella aceptaría la Cartera de Economía y Finanzas en caso de que el señor Evo Morales pusiera sus ojos en ella para salvar a nuestro país de la catastrófica crisis actual, respondiendo: “Ni me brindo ni me excuso aunque sé el secreto para lograrlo, algo que también conocen nuestros actuales gobernantes aunque se hacen a los “cheke-chekes”.
Perplejo ante su enigmática respuesta, rogué a la misteriosa cochabambina que me dijera qué desconocido recurso podría salvar a Bolivia de esta crisis y lograr que Bolivia tuviese mayor crecimiento que Japón y algunos países “pichiruchis” de América Latina. Mi comadritay se negó a revelarme cuál es el arma secreta que salvará a Bolivia de esta crisis debida a la caída de precios del petróleo y otras riquezas extractivas, explicándome que esa riqueza innombrable es un secreto de Estado que ella lo había captado furtivamente en una oficina palaciega, cuando uno de los colaboradores del Presidente Vitalicio dijo a otro de sus colegas: “No debemos revelar a nadie la cantidad de coca que precisa nuestro país para el “acullico tradicional” porque eso reduciría la superficie de los cultivos de coca destinada al narcotráfico…”.
Macacha calló y solamente me dijo en la oreja: “Entonces, ya sabe usted compadre nuestra arma secreta está en el Chapare aunque ahora se produce en muchas zonas de nuestro territorio”.
Moraleja: La cholita lo sabe todo.
Publicar un comentario en la entrada