Páginas vistas en total

jueves, 8 de noviembre de 2012

resulta que Misicuni en lugar de ser una realidad después de tantos años sigue siendo "una esperanza indefinida" porque alguien se está tragando los millones


Quién se tragó Misicuni?

Mauricio Aira


Es que Misicuni tiene una importancia vital para el futuro de nuestra llajta. Es agua, es riego, es desarrollo humano y es progreso. Por todo ello Misicuni nos preocupa y la inmensa cantidad de dólares que se traga y que nadie puede explicar con exactitud. Eso sí, el consorcio a cargo compuesto por empresas colombianas, argentinas, venezolanas es buena para seguir pidiendo más dinero.
Misicuni está pidiendo 12 millones adicionales. Sus ejecutivos Ramiro Saniz y Leonardo Anaya Presidente y Gerente demandan esta suma al margen de los 84 millones de dólares que aparecen en el Contrato, por lo que Marco Carrillo de la Asamblea departamental preguntó para qué quieren ese monto? Es que el presupuesto fijado ha variado en tal volumen? A qué se debe el aumento?
Los de la empresa dicen que tienen todos los respaldos para justificar el aumento, aunque las organizaciones cochabambinas ya están soportando demasiado tiempo, demasiadas historias, pretextos buenos o malos que provocan otra demora de una obra que es parte del futuro inmediato, del sueño que forjaron lideres como Carlos Cosio Montano, Gaby de la Reza y los fundadores de la Junta de la Comunidad como Hugo Bilbao la Vieja, René Olmedo, José de la Reza, Javier Rodríguez.
“No tenemos liquidez” aduce Anaya, “las 12 volquetas están en mal estado y el cemento tiene que ser importado de Perú”, lo que resulta extraño porque sin duda la Cooperativa COBOCE podría proveer a menor precio y en mejores condiciones. Vicepresidente García y los ministros del área y el Gobernador Novillo conocen las dificultades por las que atraviesa la obra en plena ejecución, pero las soluciones no llegan. Dónde van a parar los dólares, quién se los engulle sin freno?
La represa forma parte del proyecto múltiple de agua potable, electricidad y riego es el más grande del departamento, aparte de los proyectos hidrocarburíferos de El Chapare, las obras avanzan muy lentamente y desde que nació la idea han pasado casi 40 años, 10 años de ejecución. Al parecer no se están cumpliendo los plazos ni el avance de obras según se había planeado. Los trabajadores están preocupados por sus salarios y por el pago del aguinaldo, tampoco se estaría cumpliendo con las obligaciones de seguridad social y beneficios sociales.
Se olvida por momentos la importanciai del agua potable para el consumo de la población siempre en aumento de Cochabamba y su entorno y del agua de riego que proveerá Misicuni para El Paso, Kaluyo, Lriuni, Bella Vista, Chocaya, Okosruru, Molle Molles y Jove Rancho. Desde este vocero popular reclamamos soluciones al tema de Misicuni como fuente de agua para el cuerpo humano y para el riego de tan extensas regiones.
Publicar un comentario en la entrada