Páginas vistas en total

lunes, 12 de mayo de 2008

un proyecto que no es para Cochabamba sino para todo el país

La Paz, 11 may (ABI).- Tras años de indecisiones y trabas regionales, el gobierno boliviano asumió la decisión de introducir a Bolivia en la era de la industrialización del litio desembolsando para ese fin un aporte inicial de $us 6 millones de dólares. El pasado sábado en la localidad de Llipi en la provincia Nor Lípez del departamento de Potosí, el presidente Evo Morales inauguró el proyecto, asegurando que el estado boliviano impulsará el proyecto hasta que se haga realidad la intención de exportar litio boliviano al mundo. Ante una población que ve con grandes esperanzas el proyecto, el Jefe de Estado explicó que la explotación industrial de recursos como el litio y otros no metálicos que existen en el salar de Uyuni, abre a Bolivia a la nueva era de la industrialización del litio a partir de un emprendimiento plenamente estatal. El salar de Uyuni es el mayor desierto de sal del mundo con 12.000 kilómetros cuadrados, ubicado a 3.650 metros sobre el nivel del mar y con una cantidad de litio que la ubica como la mayor reserva del mineral a nivel mundial. El Gobierno, a través de un decreto supremo, autorizó a la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) destinar 5 millones 700 mil dólares para crear una instancia que se encargue de la industrialización de los recursos evaporíticos del Salar de Uyuni. Como consecuencia de ese decreto el Poder Ejecutivo decidió instalar esta planta piloto en el Salar de Uyuni en el plazo de 18 meses y así aprovechar los recursos del litio, para el desarrollo productivo, económico y social del departamento de Potosí. Este proyecto piloto da inicio de lo que posteriormente será una planta industrial de los recursos del salar. Los recursos económicos para la planta piloto se distribuirán de la siguiente manera: Infraestructura 1.181.569 dólares, 1.500.000 dólares la planta química, 543.728 dólares equipamiento e infraestructura, 1.660.000 dólares planta de bombeo, 255.748 dólares capital de operaciones y 18.500 dólares para organización interna. Se calcula su instalación estará lista en 18 meses y cuando comience a funcionar se estima que la planta generará 300 mil dólares mensuales. El Mandatario boliviano dijo que el Gobierno tiene el propósito de generar en esa región un polo de desarrollo sobre la base de la nueva energía y cuidando el medio ambiente no sólo para Bolivia, sino para todo el mundo. Al subrayar que la Madre Tierra sigue proporcionando a Bolivia más recursos naturales, dijo que Bolivia debe aprovechar la importancia que está cobrando el litio sobre todo en el desarrollo de vehículos que serán propulsados por nuevas formas de energía. Ahora el Estado cuenta con información suficiente sobre la importancia del litio en los próximos años. "Sabemos que un un vehículo se puede mover con litio, no con gas, ni con gasolina o diesel", explicó. "Por las informaciones técnicas que me proporcionaron Bolivia tuviera la reserva más grande del mundo en litio, por ello, los gobiernos neoliberales y las transnacionales tenían la intención de adueñarse de estos recursos naturales", manifestó. Recordó que el 2007 mediante un decreto se recuperó todas las reservas donde no había ninguna inversión, reservas que retornaron a manos del Estado boliviano en la que está incluido el Salar de Uyuni. A más de dos años de gestión, dijo que su Gobierno está cumpliendo con las demandas de los potosinos, por esa razón los técnicos desde el 2007 elaboraron el proyecto para instalar la planta piloto. El Jefe de Estado anunció al departamento de Potosí que con la cooperación del Japón concluyó el estudio del proyecto sobre la geotérmica en laguna Colorada que impulsará el desarrollo de nuevas energías. Para generar energía geotérmica, el Gobierno nacional está gestionando un crédito de 300 millones de dólares.Gca/Pta ABI
Publicar un comentario