Páginas vistas en total

martes, 21 de junio de 2011

de nuevo la basura. la producción aumenta en detrimento de la buena salud. no existe capacidad de procesar los desechos. Gustavo Navia

Si hoy predicamos que la tecnología de la información y las comunicaciones junto al internet son el eje central de toda actividad del ser humano, muy probablemente existirá consenso de que a futuro lo serán las fuentes energéticas. A la vez, otro de los desafíos importantes que se debe tomar en materia de políticas públicas y gestión es la reducción de los desechos que actualmente genera nuestra forma de producir y consumir. Este es el gran problema que atraviesa actualmente la ciudad de Cochabamba y esto tal vez no implique ganar mucho dinero en el corto plazo, pero los desastres recientes nos han dejado claro que se pierde mucho más cuando sólo se piensa en ganar. Lo mismo debemos aplicar de nuestra relación con el medio ambiente, pensando siempre a largo plazo y esto es no pensar en este problema cuando aprobamos como gobierno aceptar el ingreso al país de toda la basura automotriz que existe de los desechos de otros países y lo recibimos como un gran logro. Esto es una falacia y debemos aprender a practicar lo que se predica.

¿Cuáles son las cosas que hay que hacer y quién se va a responsabilizar por cada una de las acciones y para cuándo? Bolivia necesita encaminarse a los cambios para el bien del país, manejando naturalmente ideas creativas y valederas en el manejo de la economía. La creatividad tiene que ver tanto con el talento como con la productividad y el poder compartir las ideas para desarrollarlas, así como liderar un grupo de gente para materializar la idea. 

Las ideas no faltan en el país, lo importante es ejecutarlas para beneficio general y no sólo de algunos sectores sociales. Todos tenemos los mismos objetivos, estamos en el mismo barco y tenemos la misma dirección y buscamos la genialidad de las acciones para hacerlas.

Edison nos dijo que la genialidad es el 1 por ciento de inspiración y el 99 por ciento de perseverancia. Esto nos falta en Bolivia y sin duda, nuestro país será mucho mejor si aprendiéramos a ejecutar nuestras ideas. Las ideas actuales en el país se concentran en generar exportaciones ¿Cuán importantes son las exportaciones para generar más empleos?

Cada año que pasa se confirma la vocación de que Bolivia no debe exportar materias primas, sino productos con valor agregado pero sabemos que no lo podemos lograr a corto plazo. Bolivia tiene vocación exportadora de minerales e hidrocarburos que alcanzan en la actualidad al 78 por ciento del total de las exportaciones (productos tradicionales manejados por el Estado) y en mínima proporción productos con valor agregado que sólo alcanzan el 22 por ciento (productos no tradicionales manejados por la empresa privada). Las exportaciones son vitales para el país ya que la venta genera dinero y eleva los ahorros de los bolivianos, pero si no diversificamos nuestra oferta, no habrá futuro y la dependencia continuará y no se sabe hasta cuándo. Por el momento, la balanza comercial es positiva pero existen señales de que esta situación pueda cambiar debido al aumento de las importaciones que tienden a aumentar considerablemente porque no estamos produciendo alimentos en su debida cantidad y esto será un perjuicio a futuro en el país. Nos falta practicar de mejor manera nuestras ideas para movernos mejor. Lo importante no es dónde estamos, sino en qué dirección nos movemos.
Publicar un comentario