Páginas vistas en total

jueves, 20 de febrero de 2014

Los Tiempos no hace referencia al "negociado de las barcazas chinas" en que Evo entregó 25 millones de dólares a cuenta de...y que no se ha recuperado hasta hoy ni a las barcazas se le ha visto el forro...por lo demás tiene toda razón porque "alegremente se firman contratos y luego...?

Una serie de noticias publicadas durante los últimos tiempos dan cuenta de la manera como las más importantes obras públicas de nuestra ciudad y de nuestro país están siendo adjudicadas. Nos referimos a la agilidad con que se suscriben millonarios contratos vía la adjudicación, tras invitación directa y a la creciente frecuencia con que las beneficiadas son empresas chinas.
Sobre el primer aspecto del asunto ya nos hemos ocupado en estas páginas en más de una oportunidad refiriéndonos a lo peligrosa que es esa manera de actuar elevada últimamente a la condición de política oficial del Estado, por las obvias dudas a las que da lugar en cuanto a las condiciones contractuales, precios y calidad de obras y servicios contratados. Es un tema sobre el que sin duda habrá que insistir.
El segundo aspecto, el relativo a la frecuencia con que son empresas de origen chino –estatales, privadas o mixtas– las que se benefician con esas adjudicaciones, por lo novedoso que es en nuestro medio, es algo que resulta difícil abordar.
En lo que a Cochabamba se refiere, basta ver las más recientes noticias provenientes del gobiernos municipales y departamental para constatar que la ola de empresas chinas que desde hace ya algunos años ha llegado con fuerza de tsunami a toda Latinoamérica ya está entre nosotros.
Si eso es bueno o no, es algo que habrá que ver a medida que se vean los primeros resultados. Mientras tanto, no está demás insistir en la necesidad y conveniencia de que las decisiones se tomen con un máximo de transparencia.
Publicar un comentario en la entrada