Páginas vistas en total

lunes, 27 de julio de 2015

Gastón Cornejo suma su patriótica voz, al restode preclaros cochabambinos que se pronuncian en contra del mastodóntico proyecto evista llamado "El Batán" en cuya ejecución está empeñado Evo. es que las razones, son, de tal peso que Gastón "sin pelos en la lengua recoge en pocas líneas para que la opinión pública lo entienda y se pronuncie.

El diseño ganador del famoso estadio “Batán” proyectado para 60.000 espectadores, se construiría sobre un terreno de 17 hectáreas; tendría unos 75 metros de altura y contaría con 3 niveles subterráneos para un parqueo reducido. Se habla de un costo superior a 400 millones de dólares. Se aprobó la Ley No. 668 para “expropiar los terrenos del “Club Hípico”, un club sin fines de lucro que actualmente presta servicios multidisciplinarios a la juventud deportista y crea un microclima urbano, pudiendo ser naturalmente mejorado: El Gran Parque Metropolitano Forestal deCochabamba.

¡No puede ir este proyecto! 1.- Porque no responde a ninguna planificación, a ningún Plan Integral Director de Desarrollo Urbano y hay necesidades mucho más urgentes: agua, salud, alcantarillado, red de agua potable, basura, mercado, terminal de buses, transporte pesado, río Rocha, laguna Alalay, Coña-Coña, cota del parque Tunari, acuíferos, inseguridad alimentaria. 2.- No tiene diseño final, no hay estudio de suelo, no existe la ficha ambiental. 3.- Solo serviría para jugar fútbol; no contempla pista atlética. 4.- Los ingenieros plantean la ampliación del “Félix Capriles” para unos 10.000 espectadores adicionales con un costo mucho más reducido. 5.- La expropiación de los terrenos del Hípico es inconstitucional, inaceptable y debe detenerse. El dinero que se pretende utilizar, saldrá del POA del Municipio de Cochabamba. Tendríamos que aportar con nuestros impuestos regionales y el resto financiaría el Estado con el respaldo de otros impuestos. La propiedad del mega proyecto quedará en manos del Ejecutivo y no del Municipio cochabambino. El mantenimiento costaría 400 mil dólares anuales. 6.- Nos estamos llenando de estadios de fútbol para miles de personas: “Félix Capriles”, con una capacidad para 35.000 espectadores; “Villa Pagador” para 20.000; “Villa Tunari” para 15.000; “Tiquipaya” para 10.000; “Colcapirhua”, “Quillacollo”, “Sacaba”. Estadios que quedarán cerrados gran parte del año y terminarán convertidos en espacios para cárceles, depósitos de autos. 7.- El “Batán”, monstruoso “Armatoste” incrustado entre cuatro avenidas causará un enorme caos y congestionamiento vehicular, considerando además el distribuidor de la avenida Beijing y el paso a desnivel de la Melchor Pérez. 8.- Siendo Cochabamba una de las ciudades más contaminadas del mundo, el “Batán”, como monumento al cemento, al afectar 17 hectáreas verdes en el centro de la ciudad, aumentará la contaminación atmosférica, creará toneladas de basura y durante los 3 años de construcción, causará un movimiento de tierra que aumentará el nivel de partículas en la zona, afectando aún más la salud de los cochabambinos incrementará enfermedades cancerígenas y pulmonares. 

Yo vivo en Sarco, odio la polución y me adhiero a la voz de los profesionales de CIDECO, Ciudadanos en Defensa de Cochabamba, que enarbolan la bandera de la dignidad de nuestro departamento en ausencia de quienes deberían salir por los fueros del departamento y callan, los comités cívicos, la Federación de Profesionales, los colegios, las universidades. El H. nuevo Alcalde aún no se dio cuenta del gol que significa el proyecto y los enfermos de Los Olivos le odiarán por no objetar tremendo sinsentido que será un urdido bumerán. Es posible lograr una ciudad más saludable y próspera; lo que falta es la anuencia de voluntades cívicas para ofrecer la voz de apoyo a la nueva gestión municipal.
Publicar un comentario en la entrada