Páginas vistas en total

martes, 1 de julio de 2014

los misioneros suecos de la Iglesia Pentecostal, lucharon en la década de los 70 y 80 para instalar una planta de leche modelo. MILKA surgió como una realidad en Ivirgarzama y los productores lecheros sumaron dos mil. los suecos desarrollaron educación para inducir al consumo de la leche, tema que aborda OPINION editorialmente.

Bolivia es uno de los países de la región donde el consumo de leche resulta uno de los más bajos. Los motivos tienen que ver con hábitos en la alimentación, pero al mismo tiempo, con precios considerados elevados en el mercado interno. Esta realidad, de la que se ha hablado de manera permanente, desde hace muchos años, no ha logrado ser cambiada, aunque se han dado algunos avances, pero considerados modestos en la perspectiva de un consumo masivo del producto. 

El Gobierno, de acuerdo a lo que se ha informado, tiene el firme propósito de duplicar el consumo de leche en los próximo seis años. Es decir incrementar de 55.3 por persona que actualmente se consume al año, a más de 100 litros hasta el 2020. Para alcanzar estos objetivos, se tiene que desarrollar un serie de políticas estatales y campañas que pueden lograr beneficios positivos, principalmente, pensando en la salud y en la nutrición de un amplio segmento de niños y jóvenes.

Un convenio que ha firmado el Gobierno con la empresa PIL Andina, tiene precisamente estos objetivos, empezando con la presentación de seis productos de leche en polvo. Se destaca la rebaja del precio del leche entera en polvo instantánea de 1 kilo que se venderá a solo Bs 33 cuando un producto de solo 760 gramos cuesta en en este momento Bs 46. Se trata de un rebaja de casi el 40 por ciento en el precio, por lo que se prevé que tendrá una gran aceptación. 

Es un paso concreto e importante en el propósito de incentivar el consumo de este producto básico en la alimentación y lo que hay que destacar es la cooperación de la industria lechera, porque en este acuerdo estratégico no se ha comprendido ninguna subvención de parte del Estado. Es una campaña donde todos deberían participar.

El consumo masivo de leche a partir de los hogares, de las escuelas, en los centros laborales y en la población en general está relacionado no solo con buenos hábitos alimenticios, sino también con la posibilidad de generar condiciones para ir eliminando los índices de pobreza, de tal modo, que el acceso de este producto por sectores poblacionales, que actualmente no lo tienen por limitaciones económicas, resulta un buen paso en los propósitos anunciados.

Las políticas que permitan abaratar el precio del producto son importantes y allanan una gran parte del camino para incrementar el consumo de la leche, pero también se tienen que desarrollar campañas para concienciar a la gente sobre los beneficios de la leche en la vida de las personas. Hacer entender, por ejemplo que la leche es un producto de enormes condiciones nutricionales y metabólicas, que tiene efectos directos en las condiciones dietéticas, por sus componentes como el calcio, que es también importante, como señalan los especialistas para lograr cambios dietéticos en pacientes con sobrepeso, obesidad y enfermedad cardiovascular.

Lo que hay que lograr son las metas que se han establecido en el incremento porcentual en el consumo de leche en la población infantil y juvenil, con programas que puedan incentivar el hábito por beber leche. Es interesante que se venda en las puertas de los colegios bolsitas de leche en polvo, con un vaso mezclador, para que pueda ser ingerida de manera rápida e higiénica, además con un precio que no excederá de Bs 1.20.
Publicar un comentario en la entrada