Páginas vistas en total

miércoles, 14 de octubre de 2015


persisten las dudas

Los Tiempos reclama mayor transparencia

proyecto del Tran Eléctrico

La coincidencia de dos hechos nos obliga a que, una vez más, tengamos que referirnos al caso JOCA y nuestra labor informativa. Uno, el informe que el Ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda (Mopsv) ha presentado a la Asamblea Legislativa Departamental (ALD); el otro, una carta al Director escrita por la jefa de la Unidad de Comunicación de ese despacho, acompañada de un boletín sin fecha. El informe es ampliamente reseñado en la sección Local de esta edición, así como el boletín. La carta de la funcionaria se publica en esta misma sección.
De principio, rechazamos todas las insinuaciones de mala fe que se vierten sobre Los Tiempos. Nuestra tradición y profesionalismo son ampliamente reconocidos por nuestros lectores, hombres y mujeres, y nos guían sólidos principios profesionales y éticos.
En cuanto al caso JOCA, toda la información que hemos difundido desde el pasado 14 de septiembre al respecto está respaldada documentalmente y todas las dudas que hemos planteado han sido expuestas con total claridad. Asimismo, hemos recurrido tanto al Ministro de Obras Públicas mediante una carta solicitando información, sin recibir ninguna respuesta, como a los representantes nacionales de la empresa JOCA que visitaron nuestras instalaciones y no pudieron absolver ninguna pregunta. Además, incumplieron el compromiso de organizar una entrevista con los ejecutivos españoles de la empresa
Asimismo, hemos estado presentes en todos los actos informativos que dicho Ministerio o la Gobernación  han organizado, donde, cuando se nos ha permitido, hemos hecho preguntas que en muy pocas oportunidades han sido respondidas con claridad, como puede apreciarse en las notas publicadas en este periodo. Igualmente, hemos consultado la opinión de expertos y sus apreciaciones también han sido difundidas.
Lo que nos motiva a realizar este sistemático seguimiento es que en Cochabamba hemos sufrido demasiadas frustraciones por la mala o inconclusa ejecución de proyectos millonarios por insuficiente respaldo técnico y económico. El proyecto paradigmático es, sin duda, Misicuni. De ahí que una inversión de la dimensión que exige la construcción del tren metropolitano debe cumplir con absoluta transparencia todos los procedimientos que garanticen  que no será un nuevo “elefante blanco”, en desmedro de los intereses de la población.
Hasta ahora, las informaciones publicadas demuestran que el proyecto aún no reúne las condiciones básicas para garantizar su ejecución. No está claro su financiamiento (hay por ejemplo alrededor de 33 millones de dólares para “imprevistos”) y de a poco se ha ido informando de cambios de ruta sin la explicación correspondiente, que habrá una sola vía y se construirán rotondas para el cruce de vagones y un largo etc. de aspectos que lamentablemente provocan desconfianza y susceptibilidades.
El tema se complica aún más, cuando la presidenta de la ALD sostiene que el Ministro prestó un informe a esa instancia (sin permitir preguntas de los asambleístas) por buena voluntad y que en Cochabamba no se podrá fiscalizar el proceso porque se trata de un proyecto nacional.
Por lo dicho, sólo nos resta ratificar que nuestro interés es que una obra tan necesaria como el tren metropolitano sea ejecutada en forma transparente, garantizando que no sea motivo de una nueva frustración para Cochabamba.
Publicar un comentario en la entrada