Páginas vistas en total

viernes, 5 de junio de 2009

no cuesta mucho identificar la provación de violencia en Perú. lamentable brote de sangre con decenas de muertos. la información es todavía incompleta


La protesta que realizan desde hace dos meses indígenas amazónicos en Perú quedó teñida de sangre. Al menos 29 personas, entre ellas siete policías, murieron en medio de un violento desalojo de manifestantes que bloqueaban una ruta en la localidad de Bagua. 

Según relataron testigos, las muertes se produjeron en medio de un ataque de helicópteros artillados contra los manifestantes, que mantenían cortado el camino desde hace diez días. 

El Gobierno peruano reconoció la muerte de los siete efectivos. Y responsabilizó de lo sucedido al líder indígena Alberto Pizango, quien se encuentra al frente de los reclamos. Al respecto, el presidente Alan García acusó al dirigente de asumir"actitudes delincuenciales" y de "responder a intereses internacionales que buscan que Perú no salga del subdesarrollo". 

Pizango, a su turno, acusó a las autoridades de cometer un "genocidio" y negó que los indígenas estuvieran armados. Al mismo tiempo, deslizó que la muerte de los policías podría ser resultado de fuego propio. 

Mientras tanto, manifestantes quemaron edificios públicos en la localidad de Bagua, como repudio a lo sucedido en el corte de ruta. Entre los edificios atacados se encuentran la Gobernación local y la sede regional del oficialista Partido Aprista. Esta tarde, el Gobierno anunció el toque de queda en toda la zona. 

Los indígenas amazónicos exigen que se deroguen varios decretos que consideran contrarios a sus derechos sobre la tierra. Los intentos de diálogo no han prosperado y la búsqueda de soluciones aparece estancada. La huelga, que lleva casi dos meses, está focalizada en los departamentos Amazonas, Cusco, Loreto, San Martín y Ucayali. 
Publicar un comentario en la entrada