Páginas vistas en total

sábado, 18 de diciembre de 2010

Viceministro de Autonomía Sr. Aro comete errores garrafales por su servilismo al MAS y su ceguera en no mirar la verdad de la milanesa

El actual Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, acaba de tener un garrafal tropiezo de conocimiento al sostener que la democracia boliviana es una “seudodemocracia payasa”; además de este grueso (des)calificativo, reivindicó la “democracia liberal” como la mejor forma de gobierno.

Vargas Llosa en varias ocasiones afirmó que es enemigo del autoritarismo, demócrata liberal.

Una de las cosas que se desprende de su declaración es que no necesariamente el mucho conocimiento, más aún cuando éste se halla anclado en la consabida verdad universalista —por el que se entiende que en el mundo existe un modelo de democracia o una forma de pensamiento anclada en la verdad universal—, es bueno. En verdad es una lacra, puesto que produce sujetos acríticos que terminan en una arrogancia conservadora y hasta racista que consiste en escudarse en sus supuestos conocimientos literarios universales para descalificar lo que no se puede controlar con sus principios racionalistas e individualistas mezquinos.

Criticar la existencia de pseudomocracias como la boliviana que además es "payasa" no puede ser una lacra. es una bendición que alguno como el escritor laureado que no tiene nada de arrogante, sea capaz de decir la verdad en la cara de Evo y su Vice, que están buenos para insultar pero que no tienen la nobleza de aceptar ninguna crítica, porque ellos sí, como usted son arrogantes y pagados de sí mismos.

No estoy diciendo que perversamente el Premio Nobel esté haciendo uso de la información imperfecta que su saber condena a la democracia boliviana de “seudodemocracia payasa”, sino estoy sugiriendo que la colonialidad del saber y poder produce barreras inconscientes aún en personas brillantes y honestas como el mismo señor Vargas Llosa.

Para no quedarse chico usted incurre en el mismo error de llamar ignorante a un sabio reconocido mundialmente y que conoce la historia de Bolivia mejor que muchísimos de los bolivianos.

La actual democracia boliviana no forma parte de la democracia (neo) liberal, mucho menos se encuentra en el modelo clásico dicotómico de derecha o izquierda, sino más bien se trata de una democracia propia, emerge desde las profundidades de los pueblos, comunidades, ayllus, suyus, tentas originarios, campesinos ninguneados a lo largo de la historia colonial y por la democracia republicana liberal.

Estas sus expresiones son risibles. Es que le pagan por escribir? y qué pena que un diario como La Razón le de cabida...no sea estúpido. No hay tal democracia propia. Si no se ha enterado la Democracia es una sólo donde se respeta el voto y donde mayorías y minorías tienen respeto mutuo. De qué pamplinas está hablando, que la colonia, la colonia terminó hace 200 años, no se había usted enterado?

Esta democracia es rechazada, desconocida o invalidada bajo la excusa de que no está sujeta a las reglas del racionalismo, el individualismo y el pactismo consabido, o a la teoría política occidental de Nicolás Maquiavelo, Thomas Hobbes o Jean-Jaques Rousseau. Bolivia, con todas sus imperfecciones, vive una democracia gestada en la experiencia social, histórica, emerge desde el actuar político de los pueblos racializados a nombre de la democracia (neo) liberal. No se debe olvidar que la democracia también se produce en espacios no académicos, de las instituciones de los partidos políticos o parecidos.

Qué es para usted la experiencia social? La agitación con asalariados al estilo de los piqueteros de Argentina que tanto gustan a Evo, y que llama "sus movimientos..." que sirvieron para inquietar a los bolivianos durante los 10 años en que éste individuo se movía con los petrodólares y el apoyo de los KK de Argentina que ahora están cosechando lo sembrado por los evistas...a esto le llama usted pueblos racializados? Es un absurdo mayúsculo por más que llame a los pensadores a su favor.

El reciente Premio Nobel de Literatura debería estar informado sobre que en la democracia liberal pesa el racismo político, miles de vidas humanas, sobre todo de los pueblos originarios y campesinos.

La democracia que se vive en el actual Estado Plurinacional no tiene antecedentes ni en Grecia ni en Roma, menos en las reglas de juego de la democracia antinómica occidental. La actual democracia boliviana se desprende de la matriz cultural, social y política del Tawantinsuyu, el Qullasuyu, de las culturas organizativas y de la política de la “casa grande” de las tierras bajas, nace de la compleja diversidad intercultural de la sociedad boliviana. (No me haga reír, ja, ja, ja!)

El gobierno de Evo Morales actualiza la otra democracia que vivimos las bolivianas, los bolivianos, sobre todo los pueblos originario campesinos. Conviene aclararle al Sr. Premio Nobel que la democracia liberal se encuentra montada sobre la matriz colonial o neocolonial, sobre la idea de raza. (Y pretenden con eso no ser racistas? si usted lo está diciendo esa es su idea motriz...el racismo, la raza superior, fascistas o nazistas, da lo mismo)

En síntesis, Vargas Llosa no puede ver lo que no puede explicar, debido a que su saber democrático es aún incompleto, en realidad refleja su propia miseria, es decir la miseria de la democracia (neo) liberal. Se entiende su razonamiento porque está pensando como un pensador colonialista, bajo el ropaje de literato universal. (Finalmente. El pez muere por boca. Ha dicho usted, la democracia es una miseria por ello su régimen la atropella, la pisa, la encarcela y la mata (caso de la masacre de SC, CB, SU)

Gregorio Aro
es viceministro de Organización Territorial, Ministerio de Autonomía.


Publicar un comentario