Páginas vistas en total

jueves, 1 de mayo de 2014

este caso, pasará a la historia como otros en que nada sucedió. la indignación de Espíndola será calmada con un cheque de Percy, con una disculpa a medias, con la intervención "política" porque de eso se trata, de la policía, la inteligencia del Ministerio o la amenaza. Espíndola no sabe que detrás de Percy está "todo el poder de Evo"de modo que NADA HA DE PASAR, por desgracias. así funciona la impunidad del MAS. todo les está permitido. podría apostar100 dólares, ya!

Mario Antonio Espíndola, esposo de la periodista de la red UNO que fue agredida sexualmente por el alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Percy Fernández, exigió que éste se disculpe públicamente de su cónyuge y de su familia por el daño provocado el miércoles en la Villa Primero de Mayo, en un acto público.



Espíndola y su esposa son reconocidos periodistas en la ciudad de Santa Cruz. Trabajan en diferentes medios. Mario Antonio conduce un programa de radio y otro de televisión, mientras que su cónyuge es parte de la redacción de la red Uno en Santa Cruz, además de presentadora de noticias

“Estoy respirando hondo, contando hasta donde más posible sea, para no explotar con lo que le hizo el hdp de Percy Fernandez a mi esposa, pero él tiene máximo hasta mañana para que se disculpe públicamente con mi esposa y mi familia”, escribió Espíndola en su cuenta en Facebook, donde recibió el apoyo de sus colegas y de muchas otras personas indignadas por el nuevo ataque del alcalde Fernández, quien se ha hecho famoso por sus excesos impunes

En un acto realizado en la Villa Primero de Mayo, el alcalde cruceño besa de manera inapropiada a la periodista de la red Uno; luego toma con fuerza la pierna derecha cuando ella se sienta en una silla y se aprestaba a entrevistarle por las obras que la Municipalidad había ejecutada a favor del populoso barrio

En el caso de que Fernández no se disculpe, “no sabe con quién se metió, voy a demostrarle que el dinero y el poder coyuntural político es nada a la hora de hacerse respetar”, escribe el esposo

Después de que la periodista no dejó que la sigan tocando, Fernández –en medio de las carcajadas de su entorno– llamó a la joven “tacaña, ¿tacañera es eso no?”

Una vez que la reportera salió en directo con su despacho, consultó a la autoridad sobre la obra más grande que tenía previsto entregar a la Villa por su aniversario y Fernández respondió entre risas: “ésta”, en clara insinuación a alguna parte de su cuerpo

La periodista insistió con la consulta y el Alcalde siguió mofándose: “usted me dijo cuál es la más grande y yo dije ésta”.

Publicar un comentario en la entrada