Páginas vistas en total

martes, 31 de marzo de 2009

gonzáles scott hace historia en nuestra columna de proyectos, porqué a futuro EVO quedará como los pongos de la colonia, hoy está sometido

La palabra pongo caracteriza a un trabajador campesino, que estaba incluido como parte de la propiedad agrícola en la cual vivía, debiendo su origen al período histórico después que Bolivia conquistó su libertad. Los mestizos con nombres españoles conquistaron el poder y el país fue sujeto a varios golpes militares.
El pongaje representa la esclavitud post colonial que encontró una nueva forma para conservar perpetuamente a sus campesinos analfabetos, al habilitarles parte de sus necesidades y obligarlos a seguir trabajando por no poder pagar sus deudas. La nueva élite criolla designaba a las autoridades y se instituyó como un poder detrás del trono.
Este sistema fue basado en un triangulo conformado por un patrón que era el intocable propietario, un campesino llamado capataz, que para adular al patrón, maltrataba a sus parientes campesinos y el pongo que se describe en un capitulo anterior. En ese periodo se acostumbraba ver en periódicos las ofertas de venta de una finca que incorporaba a los animales y los pongos.
Sin entrar en mayores detalles sociales y culturales, vemos que este sistema se repite y se ha modernizado al imponerse también a nivel internacional, siendo especialmente utilizado por los políticos bolivarianos. Las nuevas excusas para la explotación política de las almas y cuerpos de sus pueblos, se basan en nuevas ideas autoritarias, que se esconden detrás de la palabra “Cambio”.
Hay que enfatizar que el pongaje cambió y ahora se presenta con las políticas de los lideres de un fascismo disfrazado de socialismo, quienes para obtener sus objetivos, están usando los métodos del así llamado capitalismo destructivo con sus propios pueblos y se juntan internacionalmente bajo la dirección de un dictador genocida. Sus métodos criminales, la prostitución de la justicia, los encarcelamientos de opositores y su violencia, no difieren de las atrocidades cometidas por los genocidas dictadores del siglo pasado.
El la cima de este nuevo pongaje político está Fidel Castro, quien en más de medio siglo como dictador, creó la nueva imagen de su propio socialismo castrista en su país. Sin embrago su fracaso fue rotundo, ya que Cuba debe ingentes sumas de dinero a varios países que nunca pagó y está en la ruina económica, demostrada por los millones de cubanos que escaparon o tratan de escapar de este paraíso terrestre, arriesgando sus vidas en el mar, en cámaras de camiones.
La caída del imperio de Stalín le ha quitado el apoyo de 10 millones de dólares de ayuda soviética que recibía diariamente, la producción más importante de la isla era el azúcar que se redujo al 10% de la original y si bien el bloqueo de los Estados Unidos no fue efectivo, le cortó los créditos de los que vivía y la factura la está pagando su pueblo.
El ahora moribundo Fidel, tuvo la suerte de conseguir a un pongo político millonario, que mantiene las finanzas de su país y lo considera el gran maestro del nuevo socialismo. Este pongo es Hugo Chávez Frías, un ex golpista, ególatra y paranoico, que quiere seguir su ejemplo de gobernar de por vida y malgasta los petrodólares de Venezuela.
Siguiendo las órdenes de su jefe cubano, este dictador ha destrozado la economía de su país y ha malgastado miles de millones de dólares en compras de armas y para desestabilizar a otros países propicios a sus ideas y fáciles de penetrar. La diferencia es que más que ganarlos con ideas políticas, los compró y por el espíritu corrupto de los países escogidos, este sistema le resultó a la perfección.
Empezando por su propia área, sus prebendas en dinero, tractores, usinas eléctricas y apoyo directo con infiltrados políticos disfrazados de profesionales, ha convencido a varios presidente centroamericanos, pero el terrorista Ortega de Nicaragua fue el primero en declarase su partidario. Sin embargo el país en el que invirtió casi 3.000 millones de dólares por su importancia geopolítica continental fue Bolivia.
En Bolivia, por contar con una población mestiza y una mayoría campesina iletrada que llevaba todavía el pongaje es su estructura genética, no tuvo problemas en conseguir la sumisión absoluta de su presidente. El capataz es un dirigente cocalero, que además de sus despreciables características, ha descubierto la fuente de dinero que produce el narcotráfico y trata infructuosamente de obtener la calificación de “sagrada” para su hoja de coca. Ahora la INTERPOL, está investigando una mafia local que emplea el Internet para ofrecer y distribuir la cocaína a compradores internacionales.
Evo Morales lleva en la sangre el odio y el rencor contra los mestizos blancoides y ha decidido exterminarlos. Su sistema fue comprar al ejército, la policía y porque no decirlo, a los prefectos autonómicos que se dejaron “convencer”. Trata de eliminar la producción y en consecuencia el poder de la clase media y encarcelar a los opositores. Para estos atropellos utilizó encapuchados como en el tiempo de la inquisición en España.
El penal de San Pedro que es su cuna política en La Paz se llenó, la policía propone construir otro en la misma ciudad, o con seguridad rehabilitará un campo de concentración como el de Curahuara de Carangas. Por de pronto, está confinando a varios opositares en el mencionado panóptico y el ultimo levantamiento de los reclusos, abre la sospecha de que quisieron aprovechar de esta insurrección, para suicidar a Leopoldo Fernández y a su corrupto Santos Ramírez, por miedo a lo que este pueda revelar sobre sus cómplices.
Como chivo expiatorio y repitiendo la política de sus maestros caribeños, se estrelló en forma abusiva y vulgar contra los Estados Unidos y lo hace continuamente contra los K´aras o los más blancos en 5 departamentos. Por los fracasos de sus indebidas nacionalizaciones, apropiaciones e invasiones a las propiedades privadas, está en dificultades económicas y perdió a mucho de sus aduladores. Sigue con una permanente campaña basada en fraudulentos referéndum y hasta la fecha gastó el apoyo monetario de Chávez, pretendiendo también terminar con las reservas internacionales del país.
Su payaso vicepresidente haciendo de juez supremo, sentenció la “muerte institucional” de la Corte Suprema de Justicia, después de que el presidente del Poder Judicial, participó de un mitin llevado a cabo en Sucre, en apoyo a la institucionalidad de la justicia, junto a prefectos de la oposición. Este terrorista prontuariado con 5 años de cárcel, complementa su equipo con un ministro contrabandista, otro que organizó varias masacres de gente civil y tenia como apoyo político a su segundo hombre de importancia Santos Ramírez, que es el autor de la más grande corrupción descubierta hasta ahora, en los tres años de gobierno “honesto y transparente” de Evo Morales.
Sus peores problemas son las comprobadas corrupciones y los movimientos sociales que reclaman sus derechos avasallados por el gobierno y frustrados por sus promesas incumplidas. La incapacidad de gobernar el país, como sus desacertadas acciones internacionales, se deben también a su gabinete abusivo y a su círculo de terroristas hambrientos de dinero mal habido y de sangre.
Quizás la interpretación más fidedigna del triangulo mencionado anteriormente es el de Bolivia Los patrones son Fidel Castro de Cuba y Hugo Morales de Venezuela, los que encontraron al capataz perfecto de Evo Morales, que atropella a sus opositores democráticos y al mismo pueblo, para satisfacer a sus jefes y pagarle a Chávez por su ayuda o prestamos.
Como nota humorística, en el altercado producido por los nuevos insultos de Evo Morales al presidente peruano Alan García, el canciller Choquehuanca, disimuló su incapacidad y como Melgarejo, quien perdonó a la reina de Inglaterra, decidió perdonar al presidente peruano, declarando superado este incidente.
Publicar un comentario en la entrada