Páginas vistas en total

martes, 25 de agosto de 2009

Lo que trata Evo con Chile es un misterio. sostiene Carlos Mesa Ex-presidente en gira por el Continente. Proceder de cara al pueblo es la receta


Las negociaciones que lleva adelante el gobierno de Evo Morales con Chile son también un “misterio” para los bolivianos y no existe una visión clara de en qué consiste, afirmó hoy el ex presidente del país altiplánico, Carlos Mesa.

El ex mandatario boliviano lamentó la forma en que el actual gobierno viene llevando adelante la relación con Perú, que cada día se vuelve más tensa.

“La relación entre Bolivia y Chile también para los bolivianos es una misterio. No hay una visión clara de lo que está desarrollando la negociación bilateral entre el presidente Morales y la presidenta (Michelle) Bachelet”, dijo.

En ese sentido, sostuvo que una solución a la reivindicación marítima de su país sólo puede lograrse a partir de una reunión simultánea entre Bolivia, Chile y Perú.

Consideramos que lo más aceptable es “una negociación simultánea y no por partes fragmentadas”, declaró en CPN Radio.

Tras señalar que la relación entre Perú y Bolivia transita por uno de los peores momentos, Mesa advirtió que su país debe estar muy atento frente a eventuales propuestas que plantee Chile.

“No estoy (de acuerdo) ni comparto la forma como el presidente (Morales) lleva adelante su relación con Chile, creo que no es lo suficientemente clara para la opinión publica boliviana, y mi impresión es que Chile está en la lógica de los espejitos de colores con Bolivia”, manifestó.

Al respecto, el ex presidente boliviano destacó que existe el “gran riesgo” de que por la “ingenuidad boliviana” se quiera comprar esos espejitos de colores, es decir, “comprar” una oferta de acceso al mar sin soberanía.

Mencionó que la oferta original planteada por el ex mandatario chileno, Ricardo Lagos, al boliviano, Jorge Quiroga, y que estuvo a punto de cerrarse, fue una zona económica especial en un territorio que aparentemente fue peruano.

Dijo que esta oferta abría la posibilidad de levantar una planta de transformación de gas, que pudiera darle gas a Chile y exportarlo al pacifico, además de dotar un puerto boliviano, con características de autonomía.

“Esta podría ser la oferta que se podría estar replanteando. No veo un camino distinto ni un camino que pudiera pensarse que hable de soberanía, no vemos tampoco (…) un enclave por soberanía que pase por un territorio antiguamente boliviano”, puntualizó.


Publicar un comentario en la entrada