Páginas vistas en total

domingo, 20 de febrero de 2011

inhumano resulta la promiscuidad y hacinamiento en las cárceles de Bolivia. no cabe un alfiler. cientos sin un lugarcito donde poder dormir


Hay casos en los que el número de reclusos triplica la capacidad de los penales

La población penitenciaria en Cochabamba se incrementó y el hacinamiento en los diferentes centros penitenciarios provocó que los internos se declaren en emergencia. Según el representante del Defensor del Pueblo en el Valle, Edwin Claros, “el año pasado no pasaban de 1.500 reclusos y en lo que va del año se han incrementado en más de 600”.

Aunque aún son datos parciales, dijo que esta situación es preocupante. “Se está más allá del tope, estamos sobrepasando la capacidad, en algunos casos ésta hasta se ha triplicado”.

Claros explicó que “en el penal San Sebastián-mujeres no debería haber más de 120 personas, pero ahora llegan a 200, en San Sebastián-varones la capacidad es para 150 y la población está por encima de las 500, en El Abra hay más de 400 reclusos cuando la capacidad es de 350, en San Antonio se deberían tener sólo 150 pero hay cerca de 400”.

En provincias están en las mismas condiciones, casas improvisadas como penitenciarías encierran a más de 200 internos. En Sacaba están recluidos hombres y mujeres en el mismo penal y en Quillacollo son separados en centros sin condiciones.

La retardación de justicia es una de las causas para el hacinamiento, el 70 % de los reclusos no tiene sentencia ejecutoriada, “La mayoría está con detención preventiva. Es una cantidad preocupante de personas”, aseveró Juan de la Cruz Vásquez, presidente de la Corte Superior de Distrito Judicial. Explicó sin embargo que el problema central son las acefalías en el sistema judicial.

Publicar un comentario