Páginas vistas en total

martes, 26 de julio de 2011

policías temerosos de perder un bono de 400 bolivianos para cada uno de los 37 mil efectivos bajo el nombre de "bono de seguridad ciudadana". en voz baja se rumorea resistencia a la sustracción masista


Un grupo de policías de alto rango denunció que, ahora, el Gobierno pretende retirar a los 37.000 efectivos de la entidad el bono de Seguridad Ciudadana que asciende a 400 bolivianos mensuales.
Malestar general. “Tenemos información de muy primera mano y de fuentes confiables del Ministerio de Gobierno en sentido de que nos quitarán nuestro bono de Seguridad Ciudadana”. De esa manera, un oficial reveló su preocupación.
Consultados si se trata sólo de un rumor, aseguraron que no.
Un sondeo de este medio hecho en diferentes unidades policiales de la ciudad de La Paz verificó que la mayoría de los consultados saben que se estudia la anulación de ese beneficio.
El nuevo director de la Asociación de Sargentos, Clases, Suboficiales y Policías (Ansclasspol), suboficial Édgar Ramos, evitó hablar del tema, pues dijo que fue posesionado hace pocos días.
Mientras tanto, los denunciantes, que se mantienen en el anonimato por temor a sanciones y procesos internos, indicaron que la decisión de retirarles el beneficio sería “bajo pretexto” de que las recaudaciones del Servicio General de Identificación Personal (SEGIP), administración que le fue quitada a la Policía el 27 de junio, serán reducidas para la institución del orden.
El malestar de los uniformados, aunque el alto mando policial dijo en pasadas semanas que no existía ese sentimiento, viene desde que el servicio de cédulas y licencias pasó a manos civiles.
“Nuestros sueldos, desde ya, son magros, y no es posible que ahora nos quieran quitar el bono que es de gran ayuda para nosotros, porque una mayoría de los policías debe pagar préstamos a la Mutual de Seguros de la Policía para viviendas, y con los descuentos en nuestros sueldos resultamos con muy poco dinero”. Un efectivo de bajo rango dejaba escuchar así su queja.
 ¿febrero negro? La Prensa se contactó con el Ministerio de Gobierno para conocer la contraparte de la denuncia y preocupación de policías, pero hasta anoche no hubo una respuesta.
Inclusive, muchos efectivos sondeados, entre varones y mujeres, señalaron que de perder los 400 bolivianos podría repetirse el “febrero negro”.
En aquel mes de 2003, el entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada había decretado un impuesto a los sueldos y salarios de los trabajadores bolivianos, y el descontento popular se extendió incluso a la institución policial, cuyos miembros afectados se amotinaron y protagonizaron un enfrentamiento con los militares, que salieron en defensa del Palacio de Gobierno.
400 bolivianos es el Bono de Seguridad que reciben 37.000 policías de todo el país  desde 2008. 

El domingo, un grupo de funcionarios del Comando General de la institución del orden se trasladó a una unidad policial donde están guardadas las armas de guerra para retirarlas con el pretexto de hacer un inventario, pero los policías denunciantes dijeron que pretenden desarmarlos por temor a que se repita un “febrero negro” después de que les despojen de su bono de Seguridad Ciudadana.
Publicar un comentario en la entrada