Páginas vistas en total

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Evo Morales no puede por razones electoralistas hacer uso de la prerrogativa de "la invitación directa" en el tema del teleférico. tiene que correrse el trámite de la Ley Safco, porque EM no puede apostar "su cabeza" por semejante obra, necesaria, pero no urgente. unos meses puede esperar.


La ciudadanía paceña -y la alteña- saben que la urbe necesita soluciones que resuelvan el problema del transporte público, que redunda en la disminución en su calidad de vida.
Las alternativas para una eventual solución estructural a dicha problemática datan de mediana data y han pasado por proyectos tales como el “busducto” (McLean), el teleférico, parte I (Mclean), el “trencito” (Mantilla), el tren aéreo (campaña Jorge Torres, MIR, 1997), los buses de transporte masivo (Revilla), el metro andino elevado (campaña Elizabeth Salguero, MAS, 2010) y el teleférico, parte II (Gobierno del MAS). Algunos, complementarios entre sí.
Tanta es la insatisfacción de los usuarios con la mala calidad del servicio de transporte público  que, sin grandes reparos, han recibido con beneplácito el anuncio, primero, y la firma del contrato, después, para la instalación del sistema de teleféricos promovido por el Gobierno.
Las observaciones, todas tímidas, han abordado su descomunal costo (234 millones 680 mil dólares), la carencia de base legal contractual (invitación directa) y el uso electoralista que el régimen ya ha comenzado a hacer de su construcción. Ahora, una vez conocidos los detalles del proyecto, se añade que las 427 cabinas colgadas por cables durante 17 horas al día suponen una contaminación visual y paisajista de grandes proporciones. El criterio común parece ser que mientras se hagan obras, poco importa “lo demás”.
Pero, ¿qué ocurrió para que el MAS, que “vendió” con entusiasmo a los paceños el proyecto del tren elevado (“metro andino elevado”) optara por rescatar el proyecto de Ronald Mclean -un “neoliberal de cuerpo entero”, según partidarios del “proceso de cambio”? ¿qué aconteció en medio para cambiar un proyecto de 90 millones de dólares por otro de 235?
A manera de refrescar la memoria, El Montículo reproduce parte de la oferta electoral de la derrotada candidata masista Elizabeth Salguero en vísperas de los comicios municipales de 2010:
“Guillermo Mendoza, candidato al Concejo Municipal por el MAS, aseveró que cuenta con un proyecto real para el transporte, el mismo que consiste en un tren elevado que está inmerso en toda la ciudadanía. “Este proyecto materializable del tren, lo plasmará la candidata a la alcaldía, Elizabeth Salguero, para contar con mejor calidad de servicio a la población”. (El Diario – 2010)
“El presidente Evo Morales garantizó ayer el financiamiento para el proyecto de Metro Andino Suspendido de su candidata a alcaldesa de la ciudad de La Paz, Elizabeth Salguero. Dos analistas descalificaron esta acción: uno la tildó de “falta de ética” y el otro dijo que el Mandatario “no puede hacer eso”. (La Prensa- 2010)
La Paz merece una explicación.
Publicar un comentario en la entrada