Páginas vistas en total

jueves, 18 de octubre de 2012

la palabra empeñada de Evo, de su Vice, de la ministra Achacollo de nada valen. sacan una Ley e imponen el control de la producción y el control de la exportación. total faltan a su palabra quién puede creer en el MAS?

Los dirigentes del sector agropecuario deben estar desconcertados con la promulgación de la Ley de la Madre Tierra que les asesta uno de los más duros golpes a los productores de Santa Cruz. De nada sirvieron las reuniones, las promesas, las lisonjas mutuas, los cocteles y palmaditas en la espalda. Nadie lo puede creer después de que las máximas autoridades se comprometieron impulsar las exportaciones, mejorar las condiciones para la producción y reducir la inseguridad jurídica, indispensables para sembrar más y eliminar los riesgos de escasez de alimentos. Qué hace que el vicepresidente les dijo en Expocruz que apuesten y que inviertan más en el campo, puesto que el Gobierno iba a garantizarles la expansión de la frontera agropecuaria. Todas esas conversaciones han vuelto a fojas cero después de la aprobación de una norma que amenaza la producción empresarial, que impide la modernización del agro y que establece límites que rayan en la discriminación y la xenofobia. Tan desconcertados están los dirigentes del agro, que se han quedado prácticamente mudos, sin habla, después de que estuvieron bastante conversadores con el régimen que nunca ha dejado de atacar al sector agropecuario del oriente.
Publicar un comentario en la entrada