Páginas vistas en total

jueves, 3 de enero de 2013

desecha la prudencia y el sentido común. antes de la actuación judicial que sería lo más cuerdo esperar resultados Evo se adelanta, craso error y ratifica a los ministros más comprometidos con el caso Ostreicher...reitera el cronista "terminarán por expulsarlo de Bolivia" con tal de enterrar el caso que huele tan mal. fétido a distancia


Mientras el presidente Evo Morales afirmó que en la gestión de la presidenta de la Cámara de Diputados, Rebeca Delgado, hubo “muchos problemas”, algunos oficialistas calificaron su mandato como positivo.
“Lamentablemente con la señora Rebeca Delgado ha habido muchos problemas (con las leyes en la Asamblea), eso va a ser evaluado oportunamente”, dijo Morales.
Delgado criticó públicamente el proyecto de ley de extinción de bienes, por lo que tuvo un problema con el ministro de Gobierno, Carlos Romero. Además, criticó que la investigación del caso extorsión se haya estancado en mandos medios.
Le dan su respaldo
No obstante, el jefe de la bancada del MAS de Cochabamba, Nelson Virreira, defendió a Delgado. “Es una gestión positiva con muchos avances, de eso no hay ninguna duda… Es una compañera comprometida, ha estado peleando junto a no- sotros defendiendo los intereses del pueblo boliviano, de la clase más explotada”.
 Su colega de La Paz, Donato Callisaya, calificó la gestión de Delgado como “una de las mejores”. Pero ambos parlamentarios indicaron que se analizará su relección. La dirigente del MAS Leonilda Zurita indicó a Radio Fides que “hizo una buena gestión”, pese a que hubo algunos problemas por sus declaraciones 
El presidente prefiere optar por la lealtad
Jorge Lazarte / POLITÓLOGO
El presidente está enfrentado a un problema del que cualquiera sea la salida él puede quedar perjudicado, es lo que se llama un dilema corneliano en la literatura universal, en la que apueste por una cosa o apueste por la otra él puede salir afectado y está entre la obligación del deber y el de la lealtad; entonces, el presidente por lo menos por ahora prefiere optar por la lealtad aunque no cumpla con su deber de hombre de Estado. 
 El optar por la lealtad probablemente tiene que ver con ministros que le han resultado muy útiles y cuya acción ha sido realizada con el visto bueno del presidente, es decir, que él no es ajeno a lo que está pasando. 
Además, son ministerios políticos clave en su Gobierno, dejarlos caer es como abandonarlos y no saber cómo remplazarlos, porque están muchos años con el presidente. Por otra parte, los ministros difícilmente pueden actuar durante tanto tiempo, con respecto a esto que se llama la red, sin que en las altas esferas de Gobierno nadie se hubiera dado cuenta, así sea por omisión. Este es un problema del que parece el Gobierno está perdiendo más el control y está socavando el poder desde dentro, que es lo peor que le puede pasar a cualquier poder. 
Como esta red ha afectado el corazón mismo del poder, puede afectar también al presidente, entonces las decisiones que está tomando son extremadamente complicadas y haga lo uno o haga lo otro va a terminar afectándole. 
Por eso, Evo Morales está arriesgando demasiado, se está exponiendo mucho, anteponiendo su lealtad antes que el deber con el país 
Publicar un comentario en la entrada