Páginas vistas en total

sábado, 8 de octubre de 2011

notable bienvenida de los de Caranavi a los indígenas del TIPNIS. les brindaron pan, techo y abrigo. curaron sus heridas y les brindaron protección como el buen samaritano. bien hecho Caranavi

El pueblo de Caranavi da otro hermoso ejemplo de solidaridad popular recibiendo con flores y fiesta a los hermanos indígenas marchistas.
¡Ahora es imparable la marcha!
Lea la crónica de más abajo. Caranavi echó por tierra una de las últimas mentiras del MAS que todavía muchos podrían creer. La de que los campesinos pobres “interculturales” estaban contra los indígenas. Hace pocos días dijimos que los pueblos de San Borja y Rurrenabaque escribieron una página de gloria en la historia de luchas del pueblo boliviano, al liberar a los indígenas y expulsar a la policía. Ahora decimos, el pueblo de Caranavi escribió otra página de gloria al recibir a los indígenas como hermanos queridos. Desde La Protesta saludamos emocionados al pueblo de Caranavi por este hermoso y valiente gesto, y a nuestros hermanos indígenas porque esto es también obra de ellos, de su valentía y constancia, por haber continuado la marcha pese a la dura represión. Esto permitió ese encuentro maravilloso en Caranavi.
Y tuvieron también la sabiduría de rechazar el sábado 8 de octubre otra maniobra tramposa del MAS que pretendía hacer una ley “consensuada” para “suspender” la carretera hasta una “consulta” o “referéndum”. ¡Basta de trampas! Ya fue resuelto por los indígenas en su asamblea de Corregidores hace meses: ¡La carretera no pasa por el Tipnis!
Más vale señor presidente Evo Morales, más vale señores parlamentarios levantamanos, que reflexionen antes de que sea tarde. Ya han comprobado ustedes la enorme valentía de este pueblo, lo vieron en San Borja, en Rurrenabaque, ahora en Caranavi, lo vieron en centenares de miles de trabajadores huelguistas en todo el país, en marchas y vigilias, como antes mil veces en la historia. Si la marcha indígena llega a La Paz ¡Tiemblen! ¡Seremos decenas de miles junto a ellos e iremos a pedirles cuentas.
Sólo tienen un camino por los indígenas y todo el pueblo: ¡la carretera no pasa por el Tipnis, ley que lo diga claramente! ¡Castigo a todos los represores, incluyendo en primer lugar a los que dieron las ordenes!
Y si no cumplen la exigencia del pueblo, como dijeron en Caranavi, más vale que alisten el avión junto a todos los viejos políticos que han querido muchas veces amordazar a este pueblo heroico y jamás han podido.
La Protesta
Publicar un comentario en la entrada