Páginas vistas en total

sábado, 14 de julio de 2012

la trampa estuvo en cambiar la razón social. la figura hizo que los precios ya pactados se elevaran. además la escasa experiencia de los negociadores. Tarija Potosí por los 300 millones de dólares


El expresidente del Servicio Nacional de Caminos (SNC ahora ABC), José María Bákovic, denunció que el gobierno de Evo Morales paga más de 300 millones de dólares por la construcción de la carretera Tarija-Potosí cuando en su gestión se fijó el costo del tramo, con la empresa Queiroz Galvão (2003), en 180 millones de dólares.

“Eran 180 millones (de dólares) precio fijo, no podía incrementarse en nada de acuerdo al contrato con la Queiroz Galvão, pero con la OAS (actual empresa que ejecuta la obra) ya vamos por lo menos en casi 300 millones de dólares”, sostuvo.

El exfuncionario señaló que los problemas llegan a la institución de caminos cuando ésta cambia de razón social a Administradora Boliviana de Carreteras (ABC). “Con la ABC todos los proyectos empezaron a caer”, dijo.

“Cuando se destruye la institucionalización del SNC y entra la ABC con Patricia Ballivián, el proyecto empieza a decaer, a tener problemas serios, y empiezan a decir que había 165 kilómetros de fisuras en la carretera (Tarija-Potosí en mi gestión)”, aseveró.

Negociado con la OAS

“Cuando el 2007 se me toma preso por segunda vez, de manera ilegal en Tarija para encubrir el negociado con OAS, advertimos que iban a adicionar el costo en por lo menos 100 millones de dólares”, reveló.

De todo este proceso, de cambiar una empresa (Queiroz) por otra (OAS) en la construcción de la vía, “las únicas beneficiadas resultaron la Queiroz Galvao, que se fue del país indemnizada, y la nueva empresa que entraba (OAS)”.

Aclaró que la vía Tarija-Potosí tuvo un avance superior al programado, durante su gestión, y no existía ningún problema con la empresa contratada.
“Era un buen contrato que habíamos logrado, porque habíamos rebajado el precio y habíamos mejorado la calidad del pavimento, de flexible a rígido, que dura tres veces más y habíamos logrado 80 kilómetros adicionales”, apuntó.

Luego de transcurrido más de siete años de la firma del contrato inicial, la construcción de la vía, Tarija-Potosí de 410 kilómetros, aún no se concluye y el gobierno dio un plazo fatal a la constructora OAS para que termine la carretera hasta diciembre de este año, caso contrario se aplicarán sanciones y la posible rescisión del contrato.
Publicar un comentario en la entrada