Páginas vistas en total

viernes, 6 de julio de 2012

seguridad por encima de todo es la norma de la empresa canadiense que desde hace 20 años explora en el norte de Potosí. Entre Wara-Wara y La Limosna existen yacimientos de oro, de plata de indio y otros minerales aunque sin desarrollar y potencialmente grandes. comunarios de Karikari y Kalachaca se oponen y quieren nacionalizar. las concesiones son legales y están plenamente vigentes. ANF


South American Silver  paralizó todas sus actividades en el cerro Mallku Khota, porque lo fundamental es garantizar la seguridad de las operaciones, de los empleados tanto de la filial boliviana como de sus contratistas, aseguran en la empresa.
“Nuestra primera prioridad es la seguridad y el resguardo de nuestros empleados, de contratistas y de todos aquellos en las comunidades locales”, asegura el presidente de South American Silver, Greg Johnson, en un comunicado difundido en Vancouver.
En tanto que en la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia lamentan la toma de la mina, insistiendo que no es el único avasallamiento, pues, “hemos visto en distintos sectores que hay confrontación entre hermanos de clase”, señalaron.
“Estamos trabajando estrechamente con las autoridades del gobierno provincial de Potosí y los organismos nacionales de Bolivia para resolver de manera constructiva la situación y buscar un enfoque de desarrollo que incluya a todas las comunidades de la zona del proyecto, incluyendo el pequeño número que se han opuesto al proyecto”, agrega el comunicado de la multinacional.
RIQUEZA NATURAL
Mallku Khota es uno de los yacimientos de plata e indio sin desarrollar más grande del mundo, así lo descubrió la minera después de varios años de exploración.  Además de haber descubierto un sistema de venas de oro.
La nacionalización de esta riqueza exigen los comunarios de Karikari y Kalachaca, demandando la “estatización” del yacimiento que está explorando por varios años la minera canadiense.  Para hacerse escuchar ya tomaron varios rehenes, los recientes son cinco, que aún no fueron liberados.
El yacimiento Mallku Khota está ubicado entre los cantones de Sacaca en la provincia Alonso de Ibáñez y Toracari y San Pedro de Buena Vista de la provincia Charcas del departamento de Potosí. A 98 kilómetros de la ciudad de Oruro y a 85 de Cochabamba.
Otro informe de la minera canadiense asegura que “ha trabajado en Bolivia desde hace casi 20 años y estamos seguros y comprometidos a seguir trabajando con todos los residentes locales, incluyendo los pocos que se han opuesto al proyecto”.
Desde el 2003, la canadiense fue adquiriendo los yacimientos de distintos concesionarios, las primeras áreas fueron Cobra y Daniel, completando las 5.475 hectáreas en abril del 2008.
Las diez áreas que integran la concesión son: Norma, Cobra, Daniel, Takhaua, Alkasi, Jalsuri, Takhuani, Silluta, Antacuna y Viento, de acuerdo con el plan de acción  elaborado por South American Silver en mayo del 2011.
La plata y el indio “comienza en la superficie y permanece abierto a una mayor expansión lateralmente y en profundidad”. Las perforaciones realizadas por la filial boliviana “han identificado” un sistema “de vetas de oro y plata e indio” en el yacimiento potosino.
“Este nuevo descubrimiento se encuentra en un área que ha sido previamente clasificada como no mineralizada debido a la falta de perforación en la zona. La nueva zona de mineralización de mayor grado está comprendida entre las dos áreas previamente identificadas Wara-Wara y la Limosna”, indica otro informe de la canadiense. 
La nacionalización de esta riqueza exigen los comunarios de Karikari y Kalachaca, demandando la “estatización” del yacimiento que está explorando por varios años la minera canadiense.  Para hacerse escuchar ya tomaron varios rehenes, los recientes son cinco, que aún no fueron liberados. //JTI//

Publicar un comentario en la entrada