Páginas vistas en total

lunes, 3 de enero de 2011

los amigos de antes ahora enfrentados. véase la carta abierta de Olivera a García Linera y a Evo llena de reproches por la traición a su lucha


Carta pública a Evo Morales y Álvaro García, contra el Gasolinazo y por el autogobierno de nuestro pueblo

Primero está la gente, no los números, ni las cifras

Por Oscar Olivera Foronda, Marcelo Rojas, Abraham Grandydier, Aniceto Hinojosa Vasquez, Carlos Oropeza
Bolivia

30 de diciembre 2010

Cochabamba, (La Llajta) diciembre 30 del 2010

Sres.
Evo Morales Ayma y
Alvaro García Linera
La Paz.-

Nos dirigimos a ustedes, con esta carta pública aunque probablemente no va a ser leída porque no saben de ella o porque no les interesa. Sin embargo, aunque la ignoren, aunque no exista, queremos decirles cómo muchos y muchas en este pueblo nos sentimos hoy. Les decimos señores, porque hace años que dejaron de ser nuestros hermanos y compañeros, porque se alejaron del pueblo, no saben lo que pasa aquí abajo. Sus defectos—y no así sus virtudes—las cuales conocemos, se han multiplicado por 10 de manera preocupante, indignante y triste.

Todavía recordamos cuando marchamos, junto a ti Evo, por nuestro pueblo, cuando hacíamos campaña para que tu Álvaro salieras de la cárcel; cuando el vetusto edificio fabril, en Cochabamba, se convirtió en nuestro cuartel general para conspirar contra los malos gobiernos, a los que hoy se parece mucho el de ustedes:MAL GOBIERNO.

Se olvidaron pronto que los enviamos al gobierno no para que lo administren, sino para que lo transformen y cambien la vida de la gente. Hoy los vemos transformados a todos ustedes y la vida del pueblo ha cambiado, pero de mala manera, de mal en peor.

Desde aquel 22 de diciembre del 2005 hasta hoy, cuando lloraste, Evo, Álvaro, sólo se han ocupado de hacer política, tradicional, prebendal, subordinando y cooptando a los dirigentes sociales y sindicales, militares y policías, con dinero, con puestos, descalificando y estigmatizando todo lo que sea crítico, todo lo que decíamos para poder corregir. Algunos nos dimos el lujo de rechazar tus ofertas y nos convertiste en tus enemigos o simplemente dejamos de existir. Les pedimos:hagan economía, preocúpense de la gente no tanto de sus enemigos políticos, creen empleos, industria, trabajo, construyan solidaridad, hermandad, generosidad.

¿Dónde está tu “mandar obedeciendo” que es propiedad de los zapatistas? ¿El pueblo te mandó a pactar con la derecha en la Asamblea Constituyente? ¿El pueblo te mandó a componer tu gabinete ministerial con neoliberales, oportunistas, incapaces y asesores de la organismos de cooperación internacional a los cuales jamás los vimos en las luchas del pueblo, en las calles, los caminos, las comunidades, en las huelgas de hambre, en las fábricas? ¿Dónde estaba la mayoría de los miembros de tu gabinete el 2000, el 2001, 2002, 2003, 2005? ¿El pueblo te mandó a invitar a tus alcaldes, tus gobernadores, “misses” y técnicos neoliberales? ¿Quiénes deciden en este gobierno? ¿el pueblo? ¿O los llunk’us (Palabra en quechua para lacayo o adulador) que te rodean por no perder los privilegios que les da el poder?

¿Quiénes siguen controlando la economía de nuestro país? ¿los indígenas y “movimientos sociales”? ¿o las transnacionales petroleras, mineras y los grandes banqueros, quienes hoy han ganado mas plata que en cualquier otro gobierno anterior al de ustedes y a los cuales tu cariñosamente llamas “socios”? Ellos son socios de las condiciones de angustia y ”mal vivir” a los que nos han sumido en estos casi 5 años. ¿Dónde están los miles de millones de dólares de reservas fiscales que constantemente dices que existe?

¿Qué de las nacionalizaciones que han sido un engaño a la población, indemnizando a las transnacionales saqueadoras con dinero del pueblo? Estas empresas están siendo administradas por la vieja burocracia rosquera, neoliberal y corrupta.

¿Dónde está la industrialización del gas del país? ¿la nueva base económica basada en el respeto a la Madre Tierra y el equilibrio y relación armónica con la Pachamama que tanto pregonas? ¿Acaso no estás entregando miles de hectáreas a las transnacionales petroleras y mineras para que sigan explotando a la Madre Tierra? ¿Has tocado con la NCPE (Nueva Constitución Política del Estado) a los latifundistas del Oriente?

El modelo económico sigue siendo extractivista, neoliberal, capitalista, todo lo contrario a tu discurso.

¿Fue el pueblo quien les mandó a comprar un avión privado en 40 millones cuando millones de “su gente” no tiene vivienda ni servicios básicos? ¿El pueblo los mandó a tolerar el narcotráfico que como nunca está en su auge y que a corto o largo plazo convertirá a nuestro pueblo, en una Ciudad Juárez o una Medellin? Quizás la misma hoja de coca que te impulsó para que seas presidente, sea la misma hoja que te quite ese privilegio.

¿Ustedes conocen lo que es hacer cola para inscribir a los hijos e hijas en la escuela, durmiendo noches antes o recibir pésima atención médica en los hospitales públicos? El pueblo no tiene seguro privado y privilegiado.

¿Ustedes saben lo que es subirse a un micro o a un taxi y escuchar el sentimiento de nuestro pueblo? ¿Alguna vez han ido a los mercados de abasto a regatear los precios de la canasta familiar que cada vez mas esta más lejos de ser llenada para calmar el hambre de nuestras familias?

¿El pueblo les ha mandado tener tantos privilegios, tantos guardaespaldas, asistentes, jefes y jefas de Gabinete, secretarias, tanto que se hace imposible hablar de manera directa con ustedes? ¿Quién les paga esto a ustedes? ¿Quién les paga su comida, su transporte, su seguro de salud, su seguridad, sus aviones, sus gastos? Nosotros: el pueblo del cual un día ustedes formaron parte.

¿El pueblo les mandó a imponer un “gasolinazo” (Alza en precio de 82 por ciento de la gasolina) tan brutal, irracional, soberbio, neoliberal, que va a empobrecer más a la gente que apenas sobrevive, si es que tiene la suerte de tener un puesto en el comercio o un empleo?

Ustedes siempre dijeron que el neoliberalismo ha fracasado. ¿Es acaso el gasolinazo una medida de corte revolucionario, popular? ¿No será que ha fracasado su modelo económico?

¿Por qué tienen que recurrir—como todos los gobiernos anteriores hasta ustedes lo han hecho—a descargar sus fracasos sobre las espaldas de la población, fundamentalmente sobre los asalariados y cuyo ingreso promedio es 50 veces menor al de ustedes y sus necesidades 100 veces mas que las suyas?

Que pena que ustedes que siempre decían que el poder está en el pueblo, que este es un gobierno indígena-popular, que pena que todo eso sea una mentira, una impostura ¡LLULLAS! (Fuerte palabra en quechua para “mentiroso”.)

Por suerte, gracias a las luchas, en varias de las cuales estuvimos juntos, aprendimos algo muy importante: aprendimos a pensar y actuar por nosotros mismos para que nadie más nos diga lo que debemos hacer, para que nadie más pueda engañarnos, para que el voto popular, la confianza y la esperanza que se ha dado en estos últimos tiempos desde los sectores más empobrecidos y dignos no se convierta en fiesta para los ricos, para los pudientes, para los neoliberales disfrazados de ovejas, para las “misses”. El proceso no es propaganda, el proceso no es discurso, el proceso no es marketing, el proceso es cambiar la vida de la gente. Y esto léanlo bien, porque no nos dejaremos engañar por nadie mas, así sean gente, que como ustedes, salieron del seno de nuestro pueblo.

Queremos terminar diciendo algo que un viejo amauta aymara dijo: Lo indígena no se define por los rasgos físicos, ni la lengua, ni el apellido, ni la cultura; lo indígena, viene de tener una actitud de generosidad, de respeto, de reciprocidad, de transparencia, de escuchar a los demás.

Les pregunto ¿ustedes tienen eso? Desde abajo y a la izquierda, como dicen los zapatistas, los vemos soberbios, arrogantes, que deciden todo, que no escuchan a nadie, que discriminan, que insultan, que descalifican, que calumnian ¿Y así quieren quedarse en el poder por muchos años?

El problema es que ustedes no comprenden la enorme responsabilidad que asumieron como parte importante de este proceso con la gente de nuestro pueblo y otros pueblos del mundo; de demostrar que es posible autogobernarnos, que es posible mandar obedeciendo, que es posible construir otro modelo de desarrollo, de “buen vivir”, que es posible otro mundo. Este era un proceso que se entregó a ustedes con esperanza y alegría. EL legítimo dueño de este proceso es el pueblo boliviano, los niños y niñas, hombres y mujeres, jóvenes, ancianos y ancianas, del campo y la ciudad, cuyo esfuerzo no puede ser manoseado, desvirtuado, usurpado, expropiado, traicionado, subordinado por nadie, menos por ustedes y los que hoy deciden, equivocadamente, por nosotros.

No nos importan los gobiernos, nos importan los pueblos y este proceso está perdiendo la base social que nos costó tanto construir. Para que retorne la derecha a la cual combatimos y combatiremos.

Para hacerles saber que existimos debemos movilizarnos y eso haremos, no lo olviden.

Pero no nos movilizarnos para enfrentarnos entre hermanos y hermanas, a lo que ustedes han ido alimentando en estos años, por su incapacidad y a propósito, ahí esta Huanuni, Cochabamba, Pando, Yungas, Sucre… donde se odiaron y murieron tantos hermanos y hermanas, todos hijos de la Madre Tierra.

Álvaro, ya te dijimos, primero está la gente, luego los números y las cifras

No nos confronten, no nos provoquen, no nos dividan ni ignoren. Existimos, somos dignos. Lucharemos contra todo aquello que nos afecta en nuestra vida cotidiana.

-Abrogación de su antipopular y nefasto Decreto 748

-Descolonización del Estado Plurinacional y

-Que Ningún partido político, ni de izquierda, centro o derecha se aproveche ni se entrometa en nuestras acciones y decisiones

-Como el 2000, como el 2003, Cochabamba y el Alto tumbarán las políticas antipopulares

Oscar Olivera Foronda

Marcelo Rojas

Publicar un comentario en la entrada