Páginas vistas en total

martes, 2 de agosto de 2011

Evo quiere que Tarija pague los 50 mil dólares del costo de "su parada" del 7 de agosto. Tarija dijo no. Evo insiste olvidando que si tiene un gobernador no quiere gobierno. los munícipes esperan el ahorro.



Las paradas del presidente están en peligro. Después de hablar con Sebastián Piñera, en Lima, su parada estaba muy disminuida.
Ahora, ha decidido que la parada militar del 7 de agosto de este año sea en Tarija. Pero ha surgido un problema que pone en riesgo la demostración de sincronización y disciplina que hacen los militares bolivianos una vez por año, durante unos minutos.

La asamblea departamental de Tarija no quiere que los 50.000 dólares necesarios para financiar toda la logística que supone trasladar la parafernalia militar a una capital que no está en la “troncal” salgan de los recursos del departamento.

El presidente había ordenado que el “gobernador” de Tarija puesto por su partido después de derrocar a Mario Cossío cubra todo el gasto del espectáculo militar. Quizá porque viaja mucho no está enterado de que la asamblea tarijeña está controlada por la oposición.

Es que no le informan bien sus colaboradores. Tiene un ministro de Comunicación que al justificar el viaje del presidente a Jujuy, para ver el partido Bolivia-Costa Rica, dijo que quienes que se oponen al viaje “quedrán que gane Costa Rica”.

Para sorpresa del presidente y de muchos bolivianos que se informan por los medios oficiales, ocurre que los asambleístas indígenas de Tarija decidieron aliarse con la oposición y dejar al MAS en calidad de menos.

Quizá estos indígenas no saben que el presidente Morales es el líder planetario de los pueblos originarios. Y, por esa ignorancia, le están dando la espalda. Lo mismo les ocurre a los indígenas de Santa Cruz que también dejaron al MAS en calidad de menos en la asamblea.

Habría que explicarles que el gobierno del presidente Morales ha dado a los pueblos originarios el derecho a la consulta para cada obra que afecte el medio ambiente donde ellos viven.

Y habría que decirles que si alguna vez ese derecho a la consulta es pasado por alto sólo se debe a que hay motivos de fuerza mayor, como ser el permiso para que opere la petrolera venezolana PDVSA o de una carretera que comunique al Chapare con Brasil.

En todo lo demás, el respeto es total.
Publicar un comentario en la entrada