Páginas vistas en total

jueves, 7 de agosto de 2008

de aquí hasta el domingo seguimos con asuntos vinculados al referendum

"el anochecer de un día agitado" de centa reck, cuenta el triste periplo de un presidente en busca de una proclamación...simplemente el pueblo no lo dejó aterrizar...

El periplo que realizó este miércoles el presidente Evo Morales en el país no deja lugar a la imaginación. Es el itinerario de un candidato recandidateado por su propia voluntad y con la intención de tomar el país tratando de realizar un desempate que hasta el momento no parece muy probable porque le sigue resultando catastrófico.
Pese a que los prefectos aceptaron el referéndum revocatorio, excepto el cochabambino Manfred Reyes Villa. Pese a que todavía no existe una explicación coherente de porqué se desechó ir por el camino del fallo que dio la magistrada del Tribunal Constitucional, decretando la suspención de la consulta en respuesta a dos recursos incidentales interpuestos. Pese a que sorpresivamente unos y otros actores implicados, fueron salteando los obstáculos que se interpusieron en el camino de la consulta nacida fuera de la constitución, con reglas desproporcionales y fuera de la ley, y que sorpresivamente salvaron hasta el momento el proyecto planteado por el Ejecutivo y viabilizado por el partido de oposición Podemos. Pese a que todos estos incidentes fueron superados y a pocos días de su realización, el revocatorio tiene prácticamente incendiado al país que se muestra alarmantemente convulsionado.
El 6 de agosto, fecha patria, fue un día particularmente ajetreado en el país. En la jornada del miércoles, Evo Morales fue rechazado en Tarija, en donde la población no le permitió realizar un encuentro con Chávez y Cristina Kishner, a estos hechos sobrevino luego el suceso de violencia en Caihuasi-Oruro, en en el que dos personas perdieron la vida y dejó el saldo de una treintena de heridos. En la misma jornada del miércoles el Presidente se vio obligado a suspender su visita a Sucre, por la negativa de la población de recibir al Presidente, lo cual llevó a que este cancele sus planes a último momento.
Pero esto no fue todo, porque el día de la festividad patria fue también una jornada marcada por el rechazo al Presidente que lo obligó a que en reiteradas ocasiones anduviera de un lado para otro, tratando de entrar en algún departamento de Bolivia, sin que consiguiera cumplir su objetivo.
El "anochecer de un día agitado", como podría bautizarse este largo día, encontró a Evo Morales, García Linera y algunos de sus ministros, yendo y viniendo de un lugar a otro, sin que su aeronave pudiera aterrizar.
En Santa Cruz un grupo de jóvenes le impidió salir del aeropuerto cuando intentaba inaugurar un campeonato de fútbol, situación que lo obligó a volver a despegar después de 50 minutos de infructuosa espera. Luego, el inquieto y temperamental mandatario se dirigió a la ciudad de Trinidad en el Beni, donde existen también piquetes de huelguistas tal como en Santa Cruz, Tarija y Pando. En el Beni, corrió la misma suerte y obtuvo el mismo recibimiento por grupos de protesta que le impidieron concretar el aterrizaje.
Resultó bastante curioso escuchar las declaraciones de las personas que lo esperaban en el estadio de Santa Cruz y que vieron frustrada la visita, las mismas que declaraban en forma burlesca que el presidente era un mentiroso que no cumplió con su promesa, nos dejó esperándolo como opas, decían otros, así siempre nos deja acotaba otro joven con una sonrisa de ironía, va a llegar cuando sean las finales, decía una señora también en tono bromista cuando se encontraba embarcada en un autobús que se retiraba atestado de personas que habían sido transportadas al encuentro.
Los manifestantes cruceños expresaron a su vez que esta había sido la última oportunidad en la que el avión del Presidente había logrado aterrizar en suelo cruceño, en alusión al hecho de que no le dejaron entrar a la ciudad.
El clima del país se ha convulsionado y esto es una muestra de que el pueblo rechaza el revocatorio impuesto por el presidente, por la oposición y aceptado por los prefectos. El pueblo ha encontrado en estas acciones una manera de manifestar su protesta hacia lo que no considera un acto democrático y en el que además distingue un riesgo y un ataque a los derechos y libertades democráticas.
Evo Morales tuvo realmente un día negro y agitado, después del episodio de luto en Caihuasi. Sería oportuno que estos sucesos le sirvieran al mandatario para reflexionar sobre lo inconveniente y peligroso que resulta aplicar al pueblo medidas y acciones impuestas.
Los Beatles decían en su emblemática canción, A hard day´s night, que puede ser traducida como: Anochecer de un día agitado: "Es el anochecer de un día agitado, y estuve trabajando como un perro. Es el anochecer de un día agitado y debería estar durmiendo como un tronco", claro que lo de dormir como un tronco, después de un día agitado, es un privilegio al que sólo pueden acceder aquellos que tienen la conciencia tranquila y el alma en paz.
Publicar un comentario